miércoles, 6 de septiembre de 2017

¿Qué te contaría si pudiera hablar?

De vuelta al cole, la editorial Anaya nos ha hecho un regalo genial para empezar a leer este curso con nuestros peques en el marco del Programa Perros y Letras R.E.A.D. España en La Rioja. Es más que recomendable para toda familia que decide incorporar un perro al hogar e ilustra de forma divertida y amena todas las situaciones que si o si, forman parte de la convivencia y que os ayudarán a entender a ese pequeño de cuatro patas que acaba de aterrizar en vuestras vidas. A la venta el próximo 7 de Septiembre.

¿Has tenido alguna vez un ser vivo a tu lado que te chupara la cara, destrozara los muebles o se comiera tus calcetines? ¿Aun así lo querías? Si es así, NECESITAS leer este libro....



"No sé obedecer
ni al '¡Busca!' ni al '¡Quieto!' ...
Pero eso no importa,
porque yo te quiero".


martes, 5 de septiembre de 2017

Los habitantes invisibles de la ciudad

El fin de semana me llegaban las imágenes que ilustran el post. Puede parecer un gato más de los, más que probablemente, cientos de gatos y gatitos que habitan calles, callejas, jardines, solares abandonados y/o en construcción, huertas cercanas… etc. de nuestra ciudad.

Son los otros habitantes de la ciudad, los invisibles, los que por mucho que algunos se empeñen en negarlos, están y no van a desaparecer así por así porque, una zona abandonada, es un territorio donde encuentran un hábitat propicio para refugiarse, alimento en muchas ocasiones (roedores y otras pequeñas alimañas que abundan en esos entornos) y un grupo de personas de buena voluntad empeñadas en no dejarlos abandonados a su suerte aunque sea a costa de muchos sacrificios.

Y ahí radica la cuestión. Teniendo los elementos, sería el momento de ordenarlos y darles forma para habilitar zonas controladas donde los gatos puedan vivir en unas condiciones de salubridad óptimas, sin reproducirse indiscriminadamente (mediante campañas de esterilización) y dando facilidades a los cuidadores que ya están ahí, para llevar a cabo su labor de forma digna, pública y sin temor a represalias.

Porque gatos ha habido siempre y habrá. Quitarlos no es solución porque vendrán otros en su lugar (por abandonos o por cuestiones naturales de reproducción de los ejemplares que sobrevivan). Establecer un control de población es un primer paso para evitar asistir a gatos enfermos, y disponer de entornos donde poder disfrutar de su presencia, como ya ocurre en otras ciudades, mientras ellos disfrutan de unas condiciones de vida adecuadas a su especie.

Diferentes entidades y asociaciones vienen solicitando esto mismo desde 2012, que se presentó el primer proyecto escrito en el Registro Municipal del Ayuntamiento de Logroño sin que hasta ahora, por unas u otras cuestiones, se hayan podido sentar unas bases mínimas para acometer este proyecto que cada vez parece más necesario y urgente, pues no hace falta fijarse mucho para descubrir lugares donde hay colonias de gatos, y cuidadores, también “invisibles”, luchando cada día por ellos.

Volviendo al gato del post, aprovecho para pedir difusión y un poco de esperanza para él. Me contaban que busca el afecto de sus cuidadores y personas afines (característica que se repite en otros gatos de otras colonias, que crean un vínculo especial con su cuidador o cuidadora). Se ha difundido en redes sociales sin mucho éxito hasta ahora, pero no pierdo la confianza en que encuentre a ese ser especial dispuesto a darle una oportunidad. Por privado puedo dar más datos.

En nada, iniciamos nuevo curso escolar y, en el caso de protección animal, sigue habiendo demasiadas “asignaturas pendientes” de año en año. Esperemos que este sea el curso donde aprobar, con nota, todas las que quedan.






lunes, 10 de julio de 2017

Cosas de gatos y dos proyectos buscando hogar

Cada gato es único y, cuando decidimos incorporar uno a la familia, debemos tener claro que, detrás de lo que vemos, hay un mundo por descubrir en cuanto a carácter, afinidades, gustos….


Disfrutar de tu gato es fácil si sabes respetar su naturaleza pero, no debes perder de vista, que tu vida cambiará por completo durante mucho tiempo (toda la vida del gato) y eso supone un compromiso a largo plazo, que no todo el mundo está dispuesto a realizar.


El éxito en esta relación depende, en gran medida, de que nuestras expectativas sean realistas (no existe el gato perfecto igual que no existe la persona perfecta) y que sepamos apreciar a nuestro gato por lo que es y no por aquello que nos habíamos imaginado.


El gato es un gran comunicador y es capaz de expresar sus emociones claramente, mediante gestos, actitudes y vocalizaciones, haciendo alarde de un gran repertorio de maullidos para que atendamos cada una de sus demandas. Para una buena convivencia, es necesaria la comunicación y, por tanto la interacción entre persona y animal.


Y todo este esfuerzo merece la pena porque recibirás muchísimo a cambio y descubrirás todo lo que tu gato te puede ofrecer si estás dispuesto a asumir el reto.


Hoy os dejamos algunas cuestiones a tener en cuenta antes de incorporar un gatito o gato a nuestras vidas con Max y Hansel (dos enanos en busca de hogar) como protagonistas de nuestro post de hoy.






jueves, 6 de julio de 2017

Perros y sus necesidades emocionales

Los perros aun siendo diferentes a los seres humanos son capaces de sentir miedo, alegría y otras emociones como respuesta a aquello que le rodea. Al igual que nosotros, su cerebro también dispone de un sistema límbico, asociado a la supervivencia y a las respuestas fisiológicas ante estímulos emocionales. Este sistema, formado por varias estructuras, está relacionado con la memoria, la atención, los instintos sexuales, las emociones (por ejemplo placer, miedo, agresividad) y la conducta.

Un perro que pasa demasiadas horas solo, o que no está integrado en la familia, no es feliz. El cariño se puede demostrar de mil formas y no únicamente a través de comida o chucherías. Una caricia, una palabra, un gesto o incluso una simple mirada pueden ser una muestra de afecto para nuestro perro si hemos creado el entorno para que pueda reconocerla y valorarla.


Dedicar un momento amable al perro por algo bien hecho, es un gesto de respeto y un excelente modo de estrechar el vínculo con él. Conviene aprender a sacar partido de los momentos cotidianos con nuestro perro: Las cosas buenas se pueden celebrar de forma diferente con una tarde de juegos, un paseo relajado, un merecido descanso viendo el paisaje…