jueves, 22 de abril de 2010

La historia de la gata salvada de un árbol

De Zaragatos me llega la historia de Sabina. Me ha impresionado la fuerza que tienen las fotos, donde se ve una gata tranquila de ojos grandes y confiados que tan solo piden cariño. Esta es la historia de una gata salvada, gracias a la colaboración de personas que no quisieron mirar hacia otro lado y, decidieron aunar sus fuerzas por ella.

Sabíamos de Sabina desde hace un tiempo. Pilar, colaboradora activa donde las haya, no paraba de recordarnos su situación. Vivía por unos jardines de unos bloques de viviendas, cerca de los bomberos; era alimentada por los padres de Pilar y otras vecinas, que se sentían preocupados por el empeoramiento de la salud de esta gatita. Además por allí paseaban perros sueltos y cerca estaba una avenida transitada por muchos coches.

Había parido varias camadas, la última, de tres cachorros preciosos, la había escondido en el hueco dejado en el tronco un árbol antiguo, nadie podía acercarse a los cachorros.

El estado de salud de Sabina era alarmante, tenía un prolapso rectal tremendo, doloroso, sangrante. El empeño de Pilar, su verdadera salvadora, hizo que fuera recogida y operada de urgencia. Con ayuda de los bomberos rescatamos a dos de sus cachorros: Bombi (ya adoptada, ahora Mitxina) y Timoteo (Timi) con el que vive actualmente. La suerte hizo que el otro fuera recogido días antes por una señora.

Sabina se ha recuperado de la intervención. Progresa en lo que respecta a la convivencia con humanos, este tema requiere paciencia por su adoptante, pero se verá recompensado con creces. En ningún momento ha sacado la patita para arañar ó ha mordido. Solamente evita tu cercanía o se queda parada temerosa. Como he dicho, en poco tiempo ha habido avances significativos, es más ya no se esconde y recorre todo el espacio a su aire.




Está desparasitada, esterilizada y con analítica de leucemia e inmunodeficiencia negativa.
CONTACTO: zaragatos@gmail.com 634 510 500

No hay comentarios:

Publicar un comentario