miércoles, 16 de marzo de 2011

Un cachorro dentro de un contenedor

Pensaba que estas cosas no sucedían en la capital pero la realidad me vuelve a dar otra lección de escarmiento. Merlín está vivo de puro milagro. El viernes día 4, una ciudadana de Logroño, al tirar la basura en un contenedor de la calle Madre de Dios, se encontró con una sorpresa. Al fondo había un animalito asustado y temeroso pero vivo, encogido de puro terror se dejó coger. Una vez fuera descubrieron un precioso cachorro de unos tres meses de edad, de raza grande.

Estaba sucio y antes de abandonarlo, le habían amputado parte de las orejas y el rabo.

Esta persona se puso en contacto con la Asociación Protectora de Animales de La Rioja  que muy pronto encontró una familia dispuesta a adoptar a este pequeño. Aún se está acostumbrando al radical cambio que ha dado su vida en tan solo unos días. Ha pasado de ser maltratado y mutilado a ser querido y tratado como un pequeño rey. Aún se siente temeroso ante los ruidos fuertes o los movimientos bruscos pero poco a poco sus preciosos ojos recuperan la luz. 

La foto de Merlín que ilustra el post, es cortesía de la familia adoptante, a la que quiero enviar mi sincera gratitud por darle esta oportunidad a este pequeño, al igual que agradezco a la persona que dio el aviso a la Protectora, que también forma parte de este final feliz. 

Desde la Asociación solicitan la colaboración ciudadana para facilitar cualquier dato que permita identificar al autor de estos hechos. Puedes contactar a través de los teléfonos 941.233.500 o 679.06.46.46




No hay comentarios:

Publicar un comentario