jueves, 3 de marzo de 2011

Yo ya he apadrinado ¿Y tú?

Hace unos días apadriné a una perrita de la Asociación Protectora de Animales de La Rioja . Fue verla en la foto, conocer su historia  y sentir que tenía que hacer algo. Se llama Trevi y es una podenquita rescatada por la Asociación Protectora de Animales de La Rioja al borde de una cuneta, víctima de un atropello que le ha dejado lesionada la L7. El sábado pasado la visité por primera vez y lo que más me sorprendió es lo pequeñita y frágil que parece. De hecho había comprado un collar de tamaño mediano y una correa para ella y habrá que esperar a que crezca un poco para que pueda estrenarlos. Es aún muy chiquitita. De momento no puede salir al patio porque hay que evitar que se mueva demasiado para que no empeore la lesión. Aún no entiendo cómo se puede dejar a un ser así abandonada a su suerte en una cuneta. Le noté dolor, aunque sé que ya se está tratando e irá a mejor.

Me da rabia no tener hueco para ella y no poderla ver más a menudo entre semana porque la verdad es que me cautivó. Sé que está bien cuidada en el refugio aunque el mejor lugar para ella sería una casa. En cuanto entré en su cubil, se me acercó pidiendo mimos y estuvo todo el rato con la cabecita apoyada en mis piernas mientras me miraba. Ahora mismo es todo orejitas y te mira con sus ojitos pidiendo más. Espero que siga mejorando día a día y seguir disfrutando de ella en tanto encuentra su hogar definitivo o un hogar de acogida que le permita recuperarse antes. 

Cuando se quedó tranquila dentro de la caseta, aproveché para pasear a alguno de los compis que estaban deseando salir a disfrutar de la buena mañana que hacía. Se lo recomiendo a todos aquellos que no saben qué hacer con los fines de semana porque hay un gran ambiente gracias al personal y los voluntarios que se entregan en cuerpo y alma en la labor. Conoces gente nueva y coincides con gente con tus mismos intereses y que comparten el amor y respeto por los animales, intercambias consejos, ideas,….. Aprovechas para hacer ejercicio mientras paseas a los perros y de paso te llevas una gran sensación de bienestar cuando vuelves a casa, porque sabes que has estado empleando tu tiempo en algo bueno. ¿Qué más se le puede pedir a una mañana de fin de semana? 

Y para aquellas familias que tienen hijos y están planteando incorporar un amigo peludo, yo les recomendaría que valoraran el apadrinamiento como una forma de acercarse a la tenencia responsable de un animal. Les permite conocer el carácter del perro, las obligaciones que implica (sacarlo a pasear, limpiar) y, si finalmente deciden adoptarlo, estarán ayudando a dos animales. Al que adoptan y al que ocupa su lugar en el refugio mientras espera su oportunidad.

Si quieres informarte de cómo apadrinar, contacta con la  Asociación en el 941.233.500 o en el 679.06.46.46 






No hay comentarios:

Publicar un comentario