martes, 31 de enero de 2012

Cuando nacen sin oficio ni beneficio

Hace miles de años, los perros y gatos, se unieron al hombre aprovechando el beneficio mutuo que conllevaba esa relación. El animal conseguía cobijo y comida y, a cambio, el hombre sacaba provecho de las cualidades innatas de cada especie. Algunos se encargaban de cazar alimañas protegiendo las cosechas; Otros servían para rastrear la caza y dar muerte a la presa; Otros pastoreaban rebaños; Otros defendían el hogar…. Etc. Cada uno tenía una labor específica que perpetuaba la relación. Los hombres han buscado perfeccionar la utilidad de las diferentes razas a través de la selección. Entonces solo se buscaban buenos perros cazadores, guardianes……

Ahora, la inmensa mayoría tienen como única función la de acompañarnos. No hace falta que cacen, ni que guíen ganado, ni que persigan presas, ni que amenacen a extraños…. Pero, de forma innata, llevan esa información en sus genes y, de vez en cuando, sale a la luz.

No es raro encontrar perros domésticos ladradores o que, en el paseo, se tiran a todo lo que se mueve, o que van con el hocico en el suelo arrastrando al propietario tras de si…. Años y años de selección genética no se pueden borrar en una sola generación.

Casi todos los perros son capaces de acostumbrarse a un nuevo entorno pero hay que conocer las características del animal que decides incorporar a tu familia. En La Rioja, comunidad con gran tradición para la caza, no es raro encontrar cruces de perros cazadores y rastreadores en las casas. La mayoría provienen de camadas desechadas o abandonadas en la perrera (o en sitios peores). Conocer las características, necesidades y requerimientos de estos perros, es el primer paso para una buena relación sin sorpresas.

En Octubre pasado, una familia recogió 5 cachorros de un contenedor de basura. Salían ruidos de un saco de comida para hurones. Sacaron la bolsa, y allí, entre desperdicios de perro, había 3 cachorros vivos y 2 muertos. Esta familia se los llevó a casa, y han conseguido sacarlos adelante con mucho amor y muchas atenciones. Una de las perritas ya ha encontrado hogar con esta familia, pero como ya tienen más animales, no pueden quedarse con todos. Así que dan en adopción a las otras 2 hermanitas.

Se llaman SURI y PEQUE. Son alegres, cariñosas y juguetonas. Asociación Protectora de Animales de La Rioja: 679064646 www.aparioja.org

Ref: cachorras contenedor

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario