miércoles, 25 de abril de 2012

Bolas de pelo y un gato astur

Uno de los problemas más habituales para nuestros gatos, en esta época del año, es la ingestión excesiva de pelo, al lamerse. Si la cantidad ingerida es muy alta, puede acumularse en forma de bolas en el intestino, llegando a provocar malestar y obstrucciones graves.

Para prevenir esta situación, podemos proporcionarle a nuestro felino, además de un cepillado frecuente, algunos productos que le ayudarán a expulsar las bolas de pelo y purgarse, como la malta y la hierba para gatos.

En el mercado podemos encontrar preparados de malta especiales para gatos. Este preparado viene envasado en un tubo y se trata de una pasta de textura pegajosa que se adhiere al pelo acumulado en el intestino, favoreciendo su tránsito y previniendo su acumulación.

Algunos gatos les gusta mucho, pero otros la rechazan y cuesta encontrar la que le se adapte al gusto de nuestro felino. En este caso, podemos engañarles poniendo una pequeña cantidad de malta en la pata delantera del gato. Él se encargará de lamerla para limpiarse.

A los gatos de pelo corto es recomendable darles malta al menos una vez por semana, aumentando la dosis en el caso de los gatos de pelo largo. Es aconsejable adoptar la costumbre de cepillar al gato cada día y darle un pequeña dosis de malta después del cepillado. Así evitaremos la formación de tricobezoares que es el nombre técnico de las bolas de pelo. Es importante no abusar de la malta ya que un exceso podría provocar diarreas.

El protagonista de hoy es Wesson, un rubiales de tres años, guapo a más no poder. Fue recogido con 10 días de vida del motor de un coche. Es un gato con un carácter increíble, es muy bueno, sociable y cariñosísimo.

Contacto para adoptar: secretariaa@adoptastur.org

Puedes dejar tus comentarios pinchando aquí





No hay comentarios:

Publicar un comentario