lunes, 23 de abril de 2012

Cuando te acicalan

Todos los amantes de los gatos, sabemos el tiempo que nuestro gato pasa lamiéndose y arreglándose. Es un ritual que siempre sigue la misma pauta. Si nos fijamos bien, siempre empiezan por el mismo lado y siguen el mismo recorrido por todo su cuerpo de forma estudiada para no dejar un pelo fuera de sitio.

Si un gato te lame las manos, la cara o el cabello, tómalo como un gran cumplido: está acicalándote como a uno de los “suyos”

Julieta nació en Abril de 2011 y es una gata menuda y preciosa de increíbles y expresivos ojos. Si quieres adoptarla, contacta con animalesrioja@gmail.com 

www.animalesrioja.es

Puedes dejar tus comentarios pinchando aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario