viernes, 20 de abril de 2012

No dejan de sorprenderme.

Mis gatos no dejarán de sorprenderme nunca. Cada uno de ellos es único y especial, con sus virtudes y sus defectos aunque, para mí, siempre ganan las primeras. Los quiero a todos ellos y alguna vez he hablado de Lady, Gordo o Bufy pero, hoy le toca a ella.

Mi pequeña Gordita, es mi ayudante para todo. Por las tardes, cuando me pongo a repasar cualquier tema, se viene a mis rodillas a estudiar conmigo y hacerme compañía. Da la sensación de que aprendemos juntas. Con su inmensa paciencia y su saber estar, lo mismo le da acompañarme a un taller de los míos y dejarse hacer, que a un encuentro con chavales donde todos quieren tocarla o cogerla en brazos.

Gordo sigue ayudando mucho con las nuevas incorporaciones, acogidas temporales y visitantes de paso (ya sean caninos o felinos) pero, sus doce añazos ya empiezan a pesarle y se ha ganado su merecida jubilación. El relevo natural ha sido Gordita por su carácter afable y sosegado. Esta semana me ha vuelto a dar otra lección de tolerancia y amor  con Bat.

Bat es una preciosa podenca que busca hogar definitivo a través de Galgos 112 y, para la que nos pidieron que testáramos su reacción con gatos por si alguna familia que ya tuviera felinos, estuviera  interesada en ella. Bat ha estado con mis gatos, miércoles y jueves, para comprobar las reacciones. La experiencia no ha podido ser más positiva pues todos los encuentros han sido tranquilos y controlados, en gran medida, por la tranquilidad con la que, los anfitriones, afrontan a los recién llegados. Todo discurre de forma natural y controlada. Todos tranquilos. Ni un bufido, ni un ladrido y yo en un rincón atónita mirando la escena muy familiar de perros y gatos juntos.

La pregunta que siempre me hago en estos casos siempre es la misma: Por qué ellos siendo de diferentes especies y teniendo sistemas de comunicación diferentes son capaces de entenderse y tolerarse, incluso de convivir felices y, nosotros los humanos, aun siendo de la misma especie carecemos muchas veces de la necesaria empatía para entendernos entre nosotros?

Si alguien conoce la respuesta, estaré encantada de escucharla.

Puedes dejar tus comentarios pinchando aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario