jueves, 28 de junio de 2012

Consejos para un mejor paseo

Con las temperaturas que venimos sufriendo, debemos extremar las precauciones durante los paseos. En la medida de lo posible, limitad el paseo por asfalto ya que acumula el calor y puede dañar las almohadillas del perro. Tanto si paseáis por ciudad, bosque, campo o playa recordar llevar agua para vosotros y vuestro perro.

Los perros no pueden regular su temperatura mediante el sudor pues carecen de glándulas sudoríparas extendidas por el cuerpo -como en el caso de los humanos-. Ellos sólo pueden regular su temperatura mediante los jadeos y el sudor que eliminan por las almohadillas de sus patas. En los días de mucho calor o en los traslados en coche, esta regulación puede no ser suficiente y se presenta el temido golpe de calor, que puede resultar mortal, pues acaba con las reservas de azúcar y sales del cuerpo del perro. En perros braquicéfalos (perros con nariz muy chata, como el Bulldog inglés, el francés, carlino o pequineses), en canes obesos, con problemas cardiacos o ejemplares con mucho pelo, al tener dificultades en la respiración unos y dificultades en perder calor otros, el riesgo es mucho mayor, sobre todo por ejercicio en días calurosos.

Es preciso adaptarnos al ritmo de nuestro perro y realizar cuantas paradas sean necesarias. Procurar aprovechar las zonas de sombra, haced pausas para refrescaros. Con calor, mejor paseos cortos entre 30 o 45 minutos y, en la medida de lo posible, cuando no haya sol o esté muy bajo si es por la mañana.

ADOPTA UN ABUELO: Este peque lleva más de un año en acogida buscando su hogar. Por favor difusión, merece el calor de una familia y tiene mucho que aportar, es muy buen perro.

APA Rioja: 679064646.

www.aparioja.org



Futbol, celebración y animales

Aún a riesgo de parecer impopular y, a pesar de la extraordinaria labor de La Roja en La Eurocopa, he de confesar que no me atrae el futbol. O quizá no sea el futbol lo que no me termina de gustar, sino todo lo que lo rodea cada vez que se gana un partido. Y es que, a los humanos, nos encanta el ruido y nos fascina hacernos notar.

Parece obligado salir a la calle a lanzar petardos y a informar a toda la ciudad del resultado con bocinazos desde los coches.

Y mientras, en casa, los peludos, no saben que hacer con su alma. Ellos no entienden de fútbol y como si se tratara de la fiesta de Fin de Año, se refugian bajo la cama a la espera de que pase el temporal de estruendos. Eso, si a alguno de vosotros no os tocó en la calle con el perro y tuvisteis que recoger a toda prisa.

Lo peor de todo fue cuando, rozando la medianoche, que ya parecía haber pasado todo, algún gracioso decidió rematar la faena, lanzando un petardo justo debajo de mi ventana provocando el correspondiente sobresalto gatuno y varias carreras despavoridas por toda la casa.

No sé a vosotros pero a mí no me termina de convencer la necesidad humana de celebrar todo a lo grande y con bien de ruido.

La protagonista de hoy es Sara, una preciosa gatita recogida hace unos días en la carretera de Burgos. Si quieres adoptarla, contacta con el 628 836 967

miércoles, 27 de junio de 2012

La importancia de la llamada

Me gustan los perros educados. Para mí, un perro educado es aquel que está pendiente de su dueño. Se nota la complicidad y el vínculo. Atiende a la llamada y sabe comportarse durante el paseo y en sociedad.

Lo diré una y mil veces que, personalmente, pienso que la orden más importante en la vida de un perro, es la llamada. Una llamada perfecta puede ahorrarnos mil y un disgustos a los propietarios y más de un susto o accidente a nuestro perro.

Es imprescindible que el perro tenga totalmente interiorizada esta instrucción y la ejecute inmediatamente, tanto por la seguridad de otros, como por la suya propia.

Durante el paseo, el perro puede llegar a afrontar situaciones de cierto riesgo como, por ejemplo, las carreteras, perros o personas poco amistosas o que sienten miedo ante los animales, zonas de basura donde puede acercarse con intención de comer algo que, con toda probabilidad no estará en buen estado…

Otro de los mayores riesgos es que se pueda perder de nuestro lado por estar jugando distraídamente o por seguir un rastro, si estamos en el campo o el monte.

Lo deseable es comenzar desde pequeños para que aprenda como si se tratara de un juego. Es cierto que algunas razas tardan más que otras en aprender, pero independientemente de la edad o la raza, todos los perros consiguen aprender si nos esforzamos e invertimos el tiempo necesario para esta tarea.

Para lograr el objetivo recomiendo una serie de pasos.
  • Practicar la mirada antes de empezar a practicar la llamada. Me encuentro con muchos perros que ni miran a sus propietarios. Difícilmente van a entender que les estamos pidiendo si ni siquiera nos miran a la cara cuando les hablamos..
  • Escoger el comando de llamada. Yo suelo utilizar la palabra “aquí” unido al nombre del perro. Hay muchas personas que utilizan “vamos” o “toma” pero si reflexionamos sobre el número de veces que usamos esas palabras a lo largo del día, nos daremos cuenta que nuestro perro está cansado de escucharlas.
  • Tener paciencia. Llamar y esperar, cueste lo que cueste, a que nuestro perro acuda a la llamada. Podemos ayudarnos en las primeras fases de una correa larga de campo que ofrece libertad al animal sin que dejemos de tenerlo controlado.
  • Ayudar al perro en todo lo posible. Cuando se trata de cachorros, solemos llamarlos acompañándonos del cuerpo, agitando los brazos, palmeando las rodillas o inclinándonos hacia delante. Es una forma de hacer más agradable el acercamiento y también podemos usarlo con perros adultos tímidos o que estén empezando a aprender.
Las sesiones de entrenamiento han de ser cortas y, preferiblemente, en el mismo lugar. Es recomendable comenzar a una distancia pequeña e irse alejando progresivamente.

También hay que tener en cuenta que, al principio, las golosinas son una buena herramienta para empezar pero, se deben ir retirando gradualmente. No todos los perros trabajan por comida y es necesario estar preparados. Hay perros cuyo mayor motivador es un momento de libertad y olisqueo en una zona segura..  Debemos utilizar reforzadores hasta que estemos seguros de que el hábito está totalmente instaurado.

Debemos centrarnos en conseguir una respuesta fiable y reforzarla constantemente. Para ello, los juegos, representan una alternativa de lo más atractiva. Hay muchos y de muchas clases. Al utilizar juegos para practicar la llamada le enseñamos que merece la pena acercarse, porque significa la promesa de cosas buenas. No le llamemos únicamente cuando nos vamos a casa porque, seguramente, dejará de acudir o lo hará remoloneando. Es importante llamarle de vez en cuando durante el paseo,  premiar con una caricia, una chuchería o un juguete y dejarlo ir de nuevo. Cada perro tiene sus propios reforzadores y es importante conocerlos. El juego de la llamada nos da pistas de qué es lo que realmente le gusta a nuestro perro. Además, favorecemos la relación con nuestro perro y obtendremos una respuesta a la llamada más segura y fiable. El objetivo es ser lo más interesante del parque para nuestro perro. Mejoraremos nuestra relación con nuestro perro y obtendremos una respuesta a la llamada más segura y fiable.

Un buen perro siempre estará pendiente de lo que hacemos o decimos. Pone todo su en establecer un buen canal de comunicación con nosotros para sentir que forma parte del equipo. Para ello es fundamental comunicarnos eficazmente con él, y el proceso de educación en general, y en la llamada en particular, será mucho más sencillo si aprendemos a entender su lenguaje como él entiende el nuestro.

martes, 26 de junio de 2012

Buen tiempo y golpe de calor

Ayer por la tarde hicimos un paseo más corto de lo habitual. Las temperaturas han aumentado de forma considerable en los dos últimos días y hay que extremar las precauciones a la hora de salir a la calle con nuestros perros. Vigilad la respiración y el estado general del animal durante la salida y descansad a la sombra todas las veces que sea preciso.

Ahora, con el buen tiempo, no sólo aumenta la tasa de abandonos; También aumenta el riesgo de muchos animales a sufrir el temido golpe de calor.

El golpe de calor es el primordial problema de perros y gatos en esta época, ya que son mucho más sensibles al calor que los humanos.

El golpe de calor es el nombre común de la hipertermia, una subida del calor corporal hasta tal punto que hay riesgo de daños y mal funcionamiento de los procesos fisiológicos. Sus efectos pueden ser temporales o irreversibles, pueden provocar la muerte, y dependen para cada animal del tiempo de exposición y de la temperatura.

En apenas 10 minutos, un perro o un gato pueden morir dentro de un coche. A veces, ni un rescate rápido consigue evitar los problemas vasculares, las hemorragias o el edema cerebral. Lo de "es cuestión de cinco minutos" se convierte en un drama al volver: El animal ha muerto.

Los perros regulan su temperatura corporal a través del jadeo, por las almohadillas de los pies y por las zonas de poco pelo como puede ser la barriga.

Los gatos mediante el lamido constante mantienen así su temperatura corporal, porque además de alisar el pelo, la saliva depositada se evapora progresivamente, evitando el calor.

Recordad llevar siempre agua para vuestros perros, no dejarlos dentro del coche y evitar hacer excesivo ejercicio durante las horas de mas calor.

Y, sobre todo, respetad sus tiempos de descanso y recuperación proporcionando siempre un sitio fresco y con sombra para ello.

Nana sigue buscando hogar. Si quieres saber más de ella contacta en el 628 836 967

domingo, 24 de junio de 2012

La segunda oportunidad de Golfo

La vida de Golfo cambió aquel día. Los que habían sido su familia desde que era un cachorro, decidieron dejarlo en una colonia silvestre, falsamente convencidos de que allí estaría bien. El gato había crecido y ya no era tan mono. Además, los gatos domésticos necesitan tiempo de juego con sus propietarios y ya nadie quería perder un minuto con él por lo que, Golfo, vivía estresado e infeliz.

Quizá pensaban que le hacían un favor al dejarlo allí; Quizá pensaban que todos los gatos son felices en la calle (cuán equivocados estaban); O quizá buscaban tan solo una excusa para acallar la conciencia culpable: “Total, allí alguien les pone de comer y de beber. Ya se harán cargo de él”.

Lo que no saben las personas que abandonan un gato en la calle, es que, en la mayoría de los casos, lo están condenando a muerte. La depresión es la primera causa de mortalidad entre los gatos caseros abandonados (superior incluso a la de los perros). Se abandonan y dejan de comer. En dos días, ya no hay marcha atrás y mueren de pura tristeza.

Pero el destino, tenía preparado algo diferente para Golfo. La fortuna, la suerte o la pura casualidad, quiso que pasáramos en el momento preciso en que la familia al completo (mamá, abuela y dos niños de corta edad) se preparaban a despedir a Golfo liberándolo en un mundo totalmente desconocido para él.

Les pedí que no lo hicieran. Yo me lo quedaba a cambio de que tuvieran claro el mal ejemplo que estaban dando a los niños. Un animal es una responsabilidad libremente elegida, que no se debe abandonar a la primera de cambio. Los mayores solo querían deshacerse de la obligación pero quiero creer que el mensaje llegó a los niños.

Así, Golfo llegó a mi casa con más hambre que cuerpo. Con el pelo raído por la desnutrición y con ganas de querer y hacerse querer. El gato que sobraba en una casa, supo hacerse hueco enseguida en la mía, con su gracejo y su forma de ser. Bueno con todo y todos, cariñoso, sociable y un granujilla al que perdonabas todas las trastadas que te hiciera por su forma especial de mirarte. En poco tiempo ganó algo de peso y de brillo, pero sus ojos cambiaron a los dos días de llegar a casa. Llegó evitando la mirada, huyendo de todo pero se soltó al poco tiempo y empezó a mirarnos con sus grandes y preciosos ojazos. Al fin había luz en ellos. Se sentía en casa, querido y respetado. Aún sigo pensando que los ojos de Golfo cuando llegó, son los que más me han impactado de la pura pena y tristeza que reflejaban. Me sentí feliz cuando cambió la mirada de Golfo y empezó a ver la vida desde otro prisma mucho más cálido y amable.

Entonces empezó la búsqueda de un hogar definitivo para Golfo. Casi estuvimos a punto de quedarnos con él pero, sabíamos que Golfo merecía un hogar que le dedicara todo el tiempo y cariño que merecía. Meses de difusión en vano. Nadie se fija en un gato delgadito blanco y negro. Nadie, salvo Eva que, un día, vio las fotos de Golfo y decidió que era el compañero ideal para su gato Pepe. Eva supo ver todo lo que encerraba Golfo. Se enamoró de él y yo casi me resistía a dejarlo ir. Demasiado lejos. Demasiado bueno para ser verdad. Demasiada pena por dejarlo ir.

Pero Golfo estaba destinado para Pepe y Eva. Quedamos a medio camino pues Golfo, se iba para Asturias y, desde entonces, no perdí un gato sino que gané una amiga.

Golfo adora a su nueva familia y su familia adora a Golfo ¿qué más se puede pedir???

Golfo  y Pepe tienen un blog que os recomiendo http://relatosdegatos.blogspot.com.es/ y, recientemente, Golfo ha estado ejerciendo de tío con dos gatitos acogidos por su nueva dueña. La locura felina se contagia.

Golfo es especial. Lo ha sido siempre y siempre lo será para las personas que lo conocemos. Ha sabido crear lazos invisibles a pesar de la distancia y sabe mantenerlos unidos. Él mismo se preocupa de darle temas a Eva para su blog y para que todos los que lo conocemos sepamos de sus últimas andanzas.

Un achuchón fuerte, mi querido Golfo.

jueves, 21 de junio de 2012

Noche de San Juan y ruidos

Se acerca la noche de San Juan y muchas personas me preguntan cómo reaccionar ante las conductas de sus animales de compañía. Son muchos, los  perros y gatos que se estresan ante los ruidos fuertes y presentan síntomas de ansiedad y hasta pánico. La noche de San Juan es un acontecimiento que, provoca disgustos en más de una ocasión a animales y propietarios.

Cada animal es único y por tanto responde de forma diferente ante los mismos estímulos. Hay factores como la actitud del propietario, la etapa de socialización, el contacto con otros perros miedosos así como el propio carácter y genética, que influyen en su comportamiento.

Si el animal se estresa con facilidad al oír petardos, puede que protagonice situaciones de pánico que le muevan, por ejemplo, a salir corriendo sin control. En este caso, al sacarlo de paseo, nos aseguraremos que el collar esté bien sujeto y que tenemos la correa bien cogida para evitar que el perro salga corriendo y se escape en caso de pánico.

También debemos tomar precauciones en caso que el perro esté en un patio o terraza ya que llegado el caso, puede saltar la valla con bastante facilidad. Un dato que demuestra que hay que tener en cuenta estas pautas, es que tras la noche de San Juan, las protectoras de animales, recogen muchos animales que se han escapado presos del miedo y que no han sabido regresar. En estos casos, la única forma de poder recuperar al animal perdido es, si éste lleva un microchip identificativo implantado.

Otros comportamientos pueden ser esconderse debajo de la cama, u orinar dentro de casa. También puede que tenga más sed de la normal, por ello es importante que siempre tenga agua, o que por el contrario disminuya su apetito. En todos estos casos la recomendación es ser comprensivos ya que, el “mal” comportamiento, se debe a los efectos del estrés que el animal no es capaz de controlar por si mismo. En definitiva, es importante ignorar su actitud lo máximo posible y no intentar calmarlo ni consolarlo para no reforzar ese comportamiento negativo.

En cuanto a las posibles soluciones que se pueden tomar frente a este problema, la más segura y recomendable en los casos más severos es la terapia para desensibilizar al animal de su miedo, en este caso, el ruido.  Esta terapia, siempre conducida por un profesional, expone al animal a sonidos de distinto volumen y frecuencia de manera que su asociación al pánico va disminuyendo. Al finalizar la terapia, el perro llega a asociar los ruidos (por ejemplo de petardos) a algo agradable y por lo tanto desaparece su temor y los comportamientos asociados a él.

Esta terapia requiere meses del trabajo de un etólogo/ educador con el animal y por lo tanto es aconsejable planificarla con suficiente tiempo de antelación.

Fuente: Fundación Affinity

El protagonista de hoy es Jordi un precioso cocker macho joven que busca adopción.
www.animalesrioja.es

Cómo socializar a nuestro cachorro

Hace un par de días comentaba la importancia de la socialización temprana en perros puesto que, a mi forma de entender,  es el periodo de desarrollo más importante y de él, depende en gran medida, el comportamiento social de nuestro perro cuando llegue a la edad adulta.

Me voy encontrando con muchos perros jóvenes y adultos con conductas de miedo, de evitación y de escape hacia todo lo que desconocen. Para nosotros pueden parecer situaciones normales (tráfico, personas, máquinas…) pero para el perro, suponen todo un reto al no estar familiarizado con ellas. Estos déficits de socialización se hacen más evidentes según madura el perro y aumentan los miedos hacia todo aquello que le es desconocido.

Un cachorro hasta las 12-16 semanas es un libro en blanco. No teme a nada y, al igual que con los niños, tenemos que velar por su seguridad porque se puede meter en problemas de pura valentía innata. Si invertimos en él el tiempo suficiente para que conozca la mayor cantidad de estímulos diferentes, estaremos sentando las bases para un adulto equilibrado y social. Cuando crezca, tendrá la habilidad de investigar nuevos estímulos sin ningún miedo y podrá soportar situaciones de estrés con mayor facilidad.

En algunos casos, los perros llegan a los hogares ya adultos (adopciones, acogidas…) y podemos encontrarnos con éste déficit de socialización por haber crecido en un ambiente pobre de estímulos. Con cariño, paciencia y, sobre todo, tiempo, podemos ayudarle a superar los miedos y hacerse un hueco en nuestra sociedad de ruidos, movimiento y gente.

A continuación, os dejo una lista de situaciones importantes para exponer a tu cachorro en el periodo de socialización:
  • OTROS ANIMALES: Gatos, pájaros, caballos, conejos, roedores, etc.
  • OTROS PERROS: De todos los tamaños, edades, colores y razas.
  • PODER TOCAR Y REVISAR AL PERRO. Para ello, siéntate regularmente con él y examina sus orejas, las cuatro patas, los dientes... También debes cepillarlo suavemente a menudo. Mientras estás examinándolo, dale premios y juega con él para que sea una experiencia positiva. Es importante que personas distintas practiquen este ejercicio con el cachorro, ya que así aprenderá a tolerar y disfrutar al ser tocado.
  • ADULTOS: personas desconocidas, amigos de visita en casa, personas mayores, con sombrero, bastón, etc.
  • NIÑOS: Para un perro, un niño es algo distinto a un humano por su físico, su olor, su forma de moverse y por los sonidos que emite... Es importante que el cachorro sea socializado con niños de todas las edades.
  • BICICLETAS, MOTOS Y COCHES para que no tema el ruido o no vaya detrás de ellos. También es importante que se acostumbre a montar en el coche.
  • OTRA CASA. Lo más importante es que el cachorro interprete de forma positiva todas y casa una de las experiencias. De lo contrario podríamos tener resultados opuestos. No hay que presionar a tu cachorro en ningún momento, déjalo siempre que experimente y se acerque a cosas nuevas. Para convertirlo en una experiencia aun mas positiva, lleva premios y juguetes.
  • TRUCO: Utiliza juegos de olisqueo cuando dos perros se conocen y no hables. Deja que ellos se conozcan y que utilicen su lenguaje (las señales de calma). Un perro tranquilo, es un perro feliz...
  • http://www.youtube.com/watch?v=MX5w3u22LaM


La protagonista de hoy es una cachorrita recogida en Daroca de Rioja que necesita un hogar donde crecer feliz. Está en la edad ideal para empezar a trabajar la socialización y convertirla en una adulta feliz. Infórmate de cómo adoptar en el 679.06.46.46

www.aparioja.org

miércoles, 20 de junio de 2012

Qué podemos hacer ante un perro miedoso

En primer lugar, un perro no nace con miedo. Lo adquiere con el tiempo. Puede que el perro está genéticamente predispuesto al temor en general aunque el motivo más común es la falta de socialización en los primeros meses de su vida.  Los cachorros tienen que estar expuestos a animales, personas y ambientes durante las primeras 12 semanas. De no ser así, pueden crecer temerosos de las personas, objetos o experiencias nuevas.

Puede que un perro miedoso haya sido maltratado físicamente o psicológicamente en algún momento de su vida, resultando un perro que se asusta de las cosas asociadas con el abuso.

Es posible que el perro recibiera un choque físico o emocional.  La reaparición de la causa directa del susto podría provocar una reacción de miedo.  Por ejemplo, si  tenemos un perro que se le cayó una escoba al lado, puede que evite acercarse a las escobas en el futuro.   También es posible que el choque cree una reacción de miedo por asociación: por ejemplo, si un perro tiene contacto con un estímulo negativo al mismo tiempo que suena el timbre, se puede asociar el timbre con el dolor y susto recibido y siempre muestra señales de miedo al oír un claxon.

La mayoría de los temores no desaparecen por si solos y, si no se tratan, suelen empeorar con el paso del tiempo. Otros pueden disminuir en intensidad o frecuencia pero no desaparecer completamente.   Pero si una persona ha decidido compartir la vida con un perro temeroso, debería trabajar con él.

Las razones del miedo son menos importantes que la forma de ayudar al perro a superarlo o aprender a reaccionar de la manera correcta.

En primer lugar es muy aconsejable descartar cualquier causa médica en el comportamiento temeroso del perro.  Es recomendable llevar a su perro al veterinario para una revisión y evaluación.

Después de haber descartado posibles causas medicas, el primer paso en el tratamiento de comportamiento temeroso del perro, es identificar lo que desencadena las señales de una reacción miedosa. Una vez localizado el origen del miedo, se procede a tratarlo. No obstante, hay que armarse con una gran dosis de paciencia porque, el proceso de rehabilitación, puede ser largo y, en algunos casos, sólo habrá mejoría.

Lo que no se debe hacer nunca es castigar el perro.  El miedo al castigo solamente le hará más temeroso. Tenemos que pensar que los miedos no son algo voluntarios y que el animal lo pasa realmente mal.

Información extraída de http://www.positivascan.com/

http://www.perrygatos.es/talleres/taller-perros-miedosos/

Este hermoso galgo está en la perrera de Logroño. Tiene miedo y espera una oportunidad de recuperarse. Si quieres ayudarlo, acogiendo o adoptando, contacta con

http://www.galgos112.com



lunes, 18 de junio de 2012

La Socialización es el periodo de desarrollo más importante de los perros.

Nunca me cansaré de decirlo puesto que una socialización insuficiente puede, crear miedos, fobias y ansiedad. Si el cachorro no ha sido socializado lo suficientemente con humanos, es posible que sea difícil de educar y puede llegar a presentar reacciones inapropiadas hacia niños y adultos.

Este periodo crucial se extiende de los 21 días hasta las 20 semanas, aunque el periodo crítico para socializar con humanos va desde las 5 a las 12-14 semanas.

Es en el tiempo de socialización que tenemos que habituar aun cachorro a muchas cosas, ya que en este periodo el perro es como un libro en blanco y tiene todo el potencial para aprender.

Los perros bien socializados siempre disfrutarán de la compañía de otros perros y de otras personas.

Lo mejor es presentar al cachorro al mayor número posible de experiencias distintas teniendo siempre cuidado de que sean POSITIVAS.

Especialmente importante anticipar aquellas situaciones que, preveamos para futuro. Este consejo es especialmente importante para personas que quieran tener hijos, que viajen a menudo con su mascota, etc.

En estos casos, se debería habituar al cachorro a bebés y niños de todas las edades así como acostumbrarlo a permanecer en su transportin durante los desplazamientos.

También es importante socializar al cachorro con cualquier tipo de personas:
  • En sillas de ruedas
  • Con casco
  • Personas mayores
  • Hombres altos con barba
  • Mujeres embarazadas
  • Otros animales como gatos o caballos
Un perro que correctamente socializado de pequeño, tendrá la habilidad de investigar en un futuro, un nuevo estímulo sin ningún miedo. Este perro podrá soportar situaciones de estrés con mayor facilidad.

Desde Perrygatos hemos comenzado ya las clases para cachorros. En grupos limitados y un ambiente controlado, el pequeño aprende a desenvolverse en sociedad y tiene la oportunidad de conocer todo tipo de estímulos. Consulta toda la información en http://www.perrygatos.es/perros/cachorros/ y pregunta por los horarios.



Esta pequeña está en la edad ideal para socializarla correctamente. Ya ha empezado el aprendizaje de la mano de su casa de acogida pero, puedes ayudarle adoptándola.

Si quieres adoptar o acoger escribe a:

animalesrioja@gmail.com

www.animalesrioja.es



domingo, 17 de junio de 2012

Qué hacer cuando me encuentro un animal y seguimos buscando a Sancho

De vez en cuando, alguien me pregunta qué debe hacer si se encuentra un animal abandonado.

En primer lugar, es preciso llevarlo al veterinario para comprobar si está identificado mediante microchip. Hay perros y gatos que se despistan por muchos motivos y sus propietarios están buscándolos sin descanso desde ese momento. Si tiene chip, el mismo veterinario se encargará de localizar a los dueños.

También conviene revisar la zona donde lo recoges, por si hay carteles buscándolo, y avisar a las Asociaciones Protectoras para dejar el aviso y comprobar si han recibido notificación de la pérdida del animal.

Las entidades de Protección animal están desbordadas y no siempre podrán recoger al animal puesto que cuentan con espacio y recursos limitados y, con el buen tiempo, se multiplican las urgencias. Si quieres ayudar, puedes seguir estos sencillos consejos.



Hoy os dejo el caso de Sancho, un precioso gato negro perdido hace unos días en la Zona de Cascajos de Logroño, entre las calles Piqueras y Lope de Vega.

Si alguien lo ve, por favor contactar en el 628836967.

viernes, 15 de junio de 2012

Leche maternizada casera y Sara buscando hogar.

Ahora que estamos en plena época de camadas, es posible que te encuentres algún gatito huérfano en la calle, tan pequeño que ni siquiera pueda comer por sí solo. Con unos conocimientos básicos y un poco de esfuerzo por tu parte, muchos de ellos sobreviven y se convierten en preciosos gatos.

Lo primero a tener en cuenta antes de nada, es procurar al gatito un lugar caliente. A pesar de las temperaturas veraniegas, el pequeño no es capaz de regular la temperatura corporal por  sí solo y necesita de la ayuda externa para mantener el calor. La temperatura normal de un gato es más elevada que la nuestra (Entre 38-39 ºC). Nuestro mismo regazo puede servir de primeras y, una vez en casa, una mantita o incluso una bolsa de agua caliente protegida por una toalla para evitar quemaduras, nos hará las veces de calor maternal.

El segundo paso, si el gatito aún no tiene dientes y no puede comer por sí solo, es procurarle leche maternizada. Lo ideal es adquirirla en una clínica veterinaria pero, si no es posible en un primer momento, podemos, recurrir a una sencilla receta casera que nos puede sacar del apuro.

Ingredientes:
  • 1 yema de huevo,
  • 250 ml de leche sin lactosa,
  • 150 ml de crema de leche
  • 1 cucharada de miel o fructosa.
La preparación es sencilla, pues consiste en mezclar todos los ingredientes de forma homogénea. Se puede congelar el excedente e ir sacando conforme se necesite. Para ello, recomiendo usar bandejas de hielo para formar cubitos de leche y guardarlos en una bolsa hermética. Lo ideal es dar tomas pequeñas cada dos o tres horas de forma lenta y, siempre, con la cabeza del gatito ligeramente elevada sobre el resto del cuerpo, para evitar neumonías por aspiración. La temperatura ideal de la leche es la misma que la corporal (En torno a 38ºC).

Recuerda que tras casa toma, debemos estimular al gatito a que evacúe. Para ello masajeamos suavemente la barriguita unos segundos y frotamos la zona genital con una gasa mojada en agua templada (sustituyendo el reflejo maternal de lamer). En un breve espacio de tiempo, el gatito evacuará y podrás dejarlo descansar hasta la siguiente toma.

A partir de la cuarta semana, son capaces de tomar pienso para gatitos  humedecido con agua o leche a la vez que aprenden a usar su cajita de arena.

Es importante que el veterinario visite al gatito lo antes posible para revisar su estado de salud y valorar el crecimiento.

Esta es Sara. La recogimos ayer mismo en Avenida de Burgos de Logroño. Es muy cariñosa y muy activa como buena cachorra, no para quieta ni un solo momento. Si alguien la conoce, o quiere adoptarla, puede contactar con rlsneme@gmail.com

miércoles, 13 de junio de 2012

Gatos y caídas desde altura

Ayer me llamaba una amiga y lectora para pedirme que escribiera sobre dos temas en concreto y, fiel a mi promesa, hoy escribo sobre su primera petición.

Entre los accidentes que suelen sufrir los gatos domésticos, uno frecuente es la caída desde grandes alturas. Los mininos son cazadores temerarios que, por instinto gustan de pasearse por terrazas y ventanas abiertas. Un pájaro volando o, incluso una mosca, pueden resultar un estímulo lo suficientemente poderoso como para que, nuestro gato, olvide dónde se encuentra y se precipite al vacío, con consecuencias graves en la mayoría de los casos.

Pese a que son agilísimos, no es raro que por una distracción o un error de cálculo acaben con sus huesos en el suelo. El alto índice de supervivencia a estas caídas libres se debe a que adoptan instintivamente la mejor postura para amortiguar el golpe; De ahí su fama de tener siete vidas.

Pese al refrán, no son pocos los que llegan a la consulta con la mandíbula rota o un cuadro de lesiones internas, que los veterinarios han bautizado como síndrome del gato paracaidista.

Y entre los que sobreviven hay muchos que se pierden.

Es bien conocido por los veterinarios que la caída de los gatos suele tener peores consecuencias si se produce desde un primer piso que si es desde una segunda o tercera altura (Patrones radiográficos más frecuentes en gatos con síndrome paracaidista: Estudio retrospectivo, Gutiérrez JA, Flores AJ, Luengo ME, Moralobo MC.).

Al contrario de lo que parece a simple vista, lo que el animal hace no es darse vuelta sencillamente. El modo en que cae es mucho más complejo, y explica porqué no existe una relación directa entre la altura de la caída y el daño sufrido tras ésta. Es tan complejo que el tema ha sido tratado por veterinarios, fisiólogos y hasta físicos.

Cuando el gato nota la aceleración de la caída, adopta una postura encogida con las patas estiradas, lo que le permite, al llegar al suelo, amortiguar el efecto del impacto. Además, momentos antes de tocar el suelo, el gato se estira para aumentar al máximo su superficie y con ello el rozamiento con el aire (de forma similar a un paracaídas), lo que frena poco a poco la caída.

Las posibles lesiones a las que se enfrenta un gato paracaidista son, como podremos comprobar, muy dispares.


Hemos visto animales que han caído desde alturas imposibles y que no presentan lesiones, pero también los hemos visto que han fallecido en caídas “leves”.

¿De qué depende el resultado de las lesiones? Si intentamos dejar el factor suerte a un lado (aunque sea uno de los elementos más importantes), podríamos enumerar los siguientes : La altura y velocidad de caída, que afecta directamente a la capacidad de reacción del animal de poner en marcha su mecanismo fisiológico para amortiguar la caída; La zona de impacto (no es lo mismo caer sobre un rígido, frío e “impenetrable” suelo de cemento que sobre el “mullido” césped de un parque), y finalmente, la arquitectura y elementos exteriores del edificio, dado que en la caída el animal puede encontrarse con tendederos o toldos, que ayudan a amortiguar, de alguna manera, el desastre.

Entre las lesiones más frecuentes están las fracturas (las más habituales son las de fémur, las de los huesecillos de las extremidades anteriores y las de la mandíbula) y las lesiones internas (roturas de la vejiga de la orina, traumatismos diversos en bazo, lesiones en pulmón...).

Aunque nuestro animal no presente lesión alguna tras la caída, la revisión por el veterinario es fundamental; muchas de las lesiones no dan la cara en los momentos siguientes a la caída y por ello no se debe descartar un problema ante la inexistencia de síntomas.

Para evitar las caídas de nuestros felinos al vacío, debemos intentar evitar su contacto con las alturas; Existen cerramientos para ventanas y balcones, en forma de mallas, de todo tipo de materiales, con variados sistemas, de fabricación profesional o casera... Cualquiera de ellos, si evita la caída, es bueno.

La otra forma de evitar la caída es manteniendo alejado al animal de las zonas de riesgo.

Finalmente, es fundamental que nuestros gatos estén identificados...

Si el animal cae y sus lesiones no son de gravedad puede quedarse quieto, o cerca de la zona de caída, pero también puede correr despavorido y desorientado, siendo su localización difícil, o casi imposible, sin el adecuado medio de identificación.

Información: Royal Canin y http://www.aamefe.org/sindrome_paracaidista.html



martes, 12 de junio de 2012

Educando desde pequeños y Popi en adopción

De manera inconsciente, muchas personas tienden a educar a su cachorro como si se tratara de un niño  pequeño. Esto, en ocasiones, favorece errores de comunicación que conducen a cometer errores y ralentizan el aprendizaje.

Los cachorros están deseando aprender y agradar y debemos ayudarlos. Hemos asumido la responsabilidad de hacernos cargo de ellos y por eso, tenemos la obligación de enseñarlos a comportarse en sociedad. Dependen de nosotros puesto que, les proporcionamos el alimento, el cobijo y los cuidados necesarios pero, debemos ir más allá si queremos reforzar el vínculo que nos une a ellos. Debemos convertirnos en su referencia, ser lo mejor del mundo. Para ello, recomiendo trabajar reforzando los comportamientos que nos interesan en nuestro perro y evitando aquellos que no nos interesan. Los castigos en esta etapa (y en todas) suelen ser un arma de doble filo.

Por tanto, más que castigar, debemos evitar los errores del cachorro (que destroce cosas, que haga caca o pis donde no debe). Es mejor proteger al pequeño de sí mismo y poner a salvo los objetos de valor.

Es un error muy habitual reñir al cachorro cuando, después de repetidas llamadas y, cuando ya estamos enfadados, acude a nuestro lado. Estamos castigando lo último que ha hecho nuestro perro, es decir, venir con nosotros. Lo correcto sería premiarlo para que, la próxima vez, acuda antes.

El cachorro nunca hace nada por fastidiar. Si actúa de forma equivocada es porque no sabe hacerlo de otra manera. No lo castigues innecesariamente porque sólo conseguirás asustarlo y que tema seguir aprendiendo.

Hoy el protagonista es Popi, uno de los últimos Pompos en adopción. Guapo y cariñoso como él solo, está deseando conocer a su futura familia.

Si quieres conocerlo tú también, contacta con 628 836 967

viernes, 8 de junio de 2012

Cuando el mundo se vuelve más amable para Laisa

Hoy tengo cosas que agradecer. El cambio que un día decidí dar a mi vida, me ha acercado aún más si cabe, a un grupo de personas extraordinarias que siempre está ahí, dispuesta a echarte una mano. Hoy quiero devolver parte del favor.

Seres humanos que, aún en los peores momentos, sacan fuerzas de flaqueza y siguen adelante pase lo que pase y pese a quién le pese. Por nuestras vidas van pasando muchos peludos que han necesitado ayuda de un modo u otro (física, psicológica o de las dos). Algunos se han quedado para siempre con nosotros y otros han encontrado una familia. El trabajo duro y la estrecha relación con las familias de los peludos, ha favorecido una relación de amistad, que se fortalece día a día.

Hace unas  semanas, una de estas personas, recogió a una perrita atropellada más cercana a la muerte que a la vida. Nadie daba un duro por ella y, desde entonces, han pasado un auténtico calvario juntas pero han sabido salir adelante y, la perrita que no andaba y que parecía que no saldría adelante, ahora empieza a vivir de nuevo. Todo el personal de la Clínica Cameros ha puesto de su granito de arena para que el milagro fuera posible y, entre todos, lo han conseguido.

Y el grupo de gente que siempre está ahí, han querido colaborar a su modo, pensando en una forma divertida de conseguir fondos para pagar los gastos de las intervenciones. Este sábado día 9, nos vamos de comida social. Estaremos en el Comedor Social de la CNT en la calle Baños, 3 de Logroño y ni en Canal Cocina lo hacen más económico. Si quieres enterarte de todo entra en el enlace:

https://www.facebook.com/events/110455705761712/

La recaudación del comedor irá destinada a costear los gastos veterinarios de esa perrita llamada Laisa. Y vamos a disfrutar seguro. Conocemos a las cocineras que ayer ya estuvieron haciendo la compra y diseñando un menú vegano de lo más interesante y apetitoso y, como es un comedor social, cada uno se friega su plato al acabar de comer. Una forma diferente de pasar el día de La Rioja en “familia animalera”

Si el comedor tiene capacidad para 90, esperamos que haya 180 reservas. Hay personas que ya han preguntado porque quisieran ir pero no pueden por diversos motivos.

Para todos los que queráis colaborar, tenemos un número de cuenta en Ibercaja

2085 5690 88 09 30046623 - Concepto LAISA " toda ayuda se agradece "

Hoy por ser viernes, me he dado una pequeña licencia para ayudar a una amiga. Espero que lo entendáis.

jueves, 7 de junio de 2012

Pecas. Mucho cariño por dar y recibir.

Hoy vuelvo a hablar de los abuelos. Si bien los cachorros son adorables, simpáticos y revoltosos, prefiero a un animal adulto y sabio, de esos en los que casi nadie se fija por aquello de que ya son mayores. Hace unos días, una pequeña de 12 años me reconcilió del nuevo con el mundo que nos toca vivir. La familia entera tenía intención de adoptar y, entre todos los animales necesitados de una oportunidad, muchos de ellos cachorros llenos de vida y energía, ella mismo eligió un animal adulto puesto que, según sus propias palabras “era el que más necesitaba una familia”. ¡Cuánto nos queda por aprender a los mayores si tiene que venir una niña a abrirnos los ojos!

A Pecas le pasa igual. La edad lo ha vuelto invisible y, por mucho que nos empeñamos en enseñarlo, nadie pregunta por él. No es joven ni de raza, no es pequeño ni grande pero es todo lo demás. Es tranquilo, cariñoso y sociable.

Acumula algunos años, mucha experiencia, inmensa paciencia y unos ojos que trasmiten sabiduría y paz. Se lleva fenomenal con otros perros y adora a los niños. Como es mayor, no necesita quemar la energía de los perros jóvenes y ya está educado. Tampoco necesita mucho puesto que, busca más la compañía que la actividad. Solo necesita una familia y un hogar que, aunque sea pequeñito, le de toda la paz y el cariño que anhela.

Nuestro Pecas sabe que algo falla. Que nadie se interesa. Ha pasado unos días muy tristón y nos encantaría poder decirle que todo va a ir bien. Que pronto tendrá la casa soñada que nunca ha tenido.

Si estás pensando en adoptar, antes que la edad, valora primero qué hogar le puedes ofrecer dependiendo del tamaño del animal, que tipo de carácter buscas en el perro y cómo es tu estilo de vida. Cada animal tiene unas necesidades diferentes en cada una de las etapas de su vida y, hay que saber respetarlas. Cuando son cachorros, son estupendos pero también son como un libro en blanco y hay que invertir muchísimo tiempo en ellos para que se conviertan en animales adultos bien educados.

Si crees que no puedes invertir todo ese tiempo y buscas un compañero de carácter afable y tranquilo para pasear y estar a tu lado durante toda su vida, ese es Pecas. Mucho cariño por dar y recibir.

Si quieres conocer a Pecas, contacta con 679 06 46 46

 www.aparioja.org


martes, 5 de junio de 2012

El paseo, la llamada y el momento de Turka

Está siendo una buena semana. Muchos nuevos amigos peludos y algunos de nuestros peques en acogida que encuentran una familia y un nuevo hogar. A todos ellos les insisto siempre en la necesidad de crear un vínculo especial con ellos cuanto antes, y practicar muchísimo la llamada.

De todas las órdenes que podemos enseñar a un perro, para mí es la más importante. Debemos centrarnos en conseguir una respuesta fiable y reforzarla constantemente. Para ello utilizo los juegos. Hay muchos y de muchas clases. Al utilizar juegos para practicar la llamada le enseñamos que merece la pena acercarse, porque significa la promesa de cosas buenas. No le llamemos únicamente cuando nos vamos a casa porque, seguramente, dejará de acudir o lo hará remoloneando. Es importante llamarle de vez en cuando durante el paseo,  premiar con una caricia, una chuchería o un juguete y dejarla ir de nuevo. Cada perro tiene sus propios reforzadores y es importante conocerlos. El juego de la llamada nos da pistas de qué es lo que realmente le gusta a nuestro perro. Además, favorecemos la relación con nuestro perro y obtendremos una respuesta a la llamada más segura y fiable. El objetivo es ser lo más interesante del parque para nuestro perro.

La protagonista de hoy es Turka. La encontramos hace unas semanas abandonada por el barrio de Varea. Al parecer, sus dueños decidieron irse de vacaciones sin contar con ella y, prefirieron abandonarla en la orilla del río. Calculamos que tiene unos 9 meses, es de tamaño medio (llega por la rodilla) y muy cariñosa, dócil e inteligente. Es una perra pegatina que siempre quiere estar al lado y muy buena compañera de paseos.
Buscamos a alguien que quiera disfrutar de esta excepcional compañera durante el resto de su vida.

nunenunitas@gmail.com.
Si no puedes acoger o adoptar, agradecemos toda la difusión de Turka

lunes, 4 de junio de 2012

Dos gatas en la perrera

Lo confieso, tengo debilidad por los gatos. Hay gente que los tacha, injustamente, de traicioneros pero, cuando has convivido con un buen gato, correctamente socializado y cariñoso, te olvidas de todas las tonterías y ves lo que realmente hay delante. Un ser extremadamente limpio y elegante que no deja de sorprenderte día a día.

Por eso, me duele verlos en las perreras, encerrados entre cuatro paredes a la espera de un futuro incierto porque, desgraciadamente y en la mayoría de los casos, se vuelven invisibles de puro miedo.

Las protagonistas de hoy son dos gatitas que fueron cedidas hace unos días a la perrera municipal de Logroño con collar y todo. Son jovencitas, menudas y extremadamente cariñosas y confiadas a pesar de estar en un lugar desconocido. Como no son de raza, nadie se ha interesado por ellas y el tiempo corre en su contra por lo que urge encontrarles una acogida o adopción.

Si puedes acoger o adoptar escríbe a: animalesrioja@gmail.com

Dos Pompitos en adopción y cómo nos ayudan

Los Pompitos traspasan fronteras. El cartel con los siete cachorros originales, está presente en casi todas las clínicas veterinarias que conozco de La Rioja, Navarra y Vitoria. Desde su nacimiento, el pasado 8 de Marzo, han participado en todas las citas animaleras y, se han hecho tan famosos que, incluso, han salido en televisión.

Alguno de ellos me ha acompañado incluso en talleres con personas mayores y con niños. El viernes pasado, una usuaria de la Asociación de Familiares de Alzheimer, que recordaba con cariño, la visita que les hicieron los pompitos me preguntó por ellos.  Y yo, mientras, emocionada porque, precisamente, el objetivo de la actividad,  es fomentar los recuerdos y los sentimientos. Y es que los pompitos se hacen querer!!!

El viernes pasado por la tarde, Popi, el negrito, estuvo con los alumnos más jóvenes del Colegio Divino Maestro de Logroño. Para el taller, contamos con la colaboración de Popi, su mamá de acogida, Laura y el galgo Freddy que puso la nota elegante y tranquila. La mamá de Freddy, Belinda, puede estar más que orgullosa de su chico que siempre consigue que todo resulte mucho más fácil.

Popi disfrutó de los niños y los peques disfrutaron con él. Ha crecido conviviendo con adultos, niños y perros de todas las edades así que, estaba en su ambiente. Corrió y saltó, aprendió algunas cosas de la mano de los pequeños que no hacían otra cosa que llamarlo y engatusarlo con chuches y caricias. Todos disfrutamos de una tarde diferente.

De la mano de Popi y Freddy  explicamos la responsabilidad que implica un animal de compañía, sus necesidades y cuidados. Todo ello mediante juegos, explicaciones sencillas y con la participación masiva de profesoras y alumnos.

La educación de los niños y jóvenes es la base del respeto hacia todos los seres vivos y los adultos tenemos el deber de hacer que el futuro sea mejor que el presente.

De los siete pompitos originales, cinco han sido adoptados y disfrutan de familias estupendas que los adoran. Pero aún faltan dos por encontrar su hogar definitivo. Se trata de Boby y Popi. Cada uno de ellos es diferente en carácter pero ambos son sociables y muy cariñosos. Boby es más activo y enérgico mientras que Popi tiene un temperamento más tranquilo. Ambos son adorables y te están esperando.

Si te animas a conocerlos, contacta con su casa de acogida en el 628836967





https://www.facebook.com/media/set/?set=a.3673353625576.2140611.1026963093&type=1