martes, 5 de junio de 2012

El paseo, la llamada y el momento de Turka

Está siendo una buena semana. Muchos nuevos amigos peludos y algunos de nuestros peques en acogida que encuentran una familia y un nuevo hogar. A todos ellos les insisto siempre en la necesidad de crear un vínculo especial con ellos cuanto antes, y practicar muchísimo la llamada.

De todas las órdenes que podemos enseñar a un perro, para mí es la más importante. Debemos centrarnos en conseguir una respuesta fiable y reforzarla constantemente. Para ello utilizo los juegos. Hay muchos y de muchas clases. Al utilizar juegos para practicar la llamada le enseñamos que merece la pena acercarse, porque significa la promesa de cosas buenas. No le llamemos únicamente cuando nos vamos a casa porque, seguramente, dejará de acudir o lo hará remoloneando. Es importante llamarle de vez en cuando durante el paseo,  premiar con una caricia, una chuchería o un juguete y dejarla ir de nuevo. Cada perro tiene sus propios reforzadores y es importante conocerlos. El juego de la llamada nos da pistas de qué es lo que realmente le gusta a nuestro perro. Además, favorecemos la relación con nuestro perro y obtendremos una respuesta a la llamada más segura y fiable. El objetivo es ser lo más interesante del parque para nuestro perro.

La protagonista de hoy es Turka. La encontramos hace unas semanas abandonada por el barrio de Varea. Al parecer, sus dueños decidieron irse de vacaciones sin contar con ella y, prefirieron abandonarla en la orilla del río. Calculamos que tiene unos 9 meses, es de tamaño medio (llega por la rodilla) y muy cariñosa, dócil e inteligente. Es una perra pegatina que siempre quiere estar al lado y muy buena compañera de paseos.
Buscamos a alguien que quiera disfrutar de esta excepcional compañera durante el resto de su vida.

nunenunitas@gmail.com.
Si no puedes acoger o adoptar, agradecemos toda la difusión de Turka

No hay comentarios:

Publicar un comentario