jueves, 7 de junio de 2012

Pecas. Mucho cariño por dar y recibir.

Hoy vuelvo a hablar de los abuelos. Si bien los cachorros son adorables, simpáticos y revoltosos, prefiero a un animal adulto y sabio, de esos en los que casi nadie se fija por aquello de que ya son mayores. Hace unos días, una pequeña de 12 años me reconcilió del nuevo con el mundo que nos toca vivir. La familia entera tenía intención de adoptar y, entre todos los animales necesitados de una oportunidad, muchos de ellos cachorros llenos de vida y energía, ella mismo eligió un animal adulto puesto que, según sus propias palabras “era el que más necesitaba una familia”. ¡Cuánto nos queda por aprender a los mayores si tiene que venir una niña a abrirnos los ojos!

A Pecas le pasa igual. La edad lo ha vuelto invisible y, por mucho que nos empeñamos en enseñarlo, nadie pregunta por él. No es joven ni de raza, no es pequeño ni grande pero es todo lo demás. Es tranquilo, cariñoso y sociable.

Acumula algunos años, mucha experiencia, inmensa paciencia y unos ojos que trasmiten sabiduría y paz. Se lleva fenomenal con otros perros y adora a los niños. Como es mayor, no necesita quemar la energía de los perros jóvenes y ya está educado. Tampoco necesita mucho puesto que, busca más la compañía que la actividad. Solo necesita una familia y un hogar que, aunque sea pequeñito, le de toda la paz y el cariño que anhela.

Nuestro Pecas sabe que algo falla. Que nadie se interesa. Ha pasado unos días muy tristón y nos encantaría poder decirle que todo va a ir bien. Que pronto tendrá la casa soñada que nunca ha tenido.

Si estás pensando en adoptar, antes que la edad, valora primero qué hogar le puedes ofrecer dependiendo del tamaño del animal, que tipo de carácter buscas en el perro y cómo es tu estilo de vida. Cada animal tiene unas necesidades diferentes en cada una de las etapas de su vida y, hay que saber respetarlas. Cuando son cachorros, son estupendos pero también son como un libro en blanco y hay que invertir muchísimo tiempo en ellos para que se conviertan en animales adultos bien educados.

Si crees que no puedes invertir todo ese tiempo y buscas un compañero de carácter afable y tranquilo para pasear y estar a tu lado durante toda su vida, ese es Pecas. Mucho cariño por dar y recibir.

Si quieres conocer a Pecas, contacta con 679 06 46 46

 www.aparioja.org


No hay comentarios:

Publicar un comentario