martes, 11 de septiembre de 2012

La barbarie consentida

Hoy me vais a perdonar que no hable de perros ni gatos. Quizá hasta el último minuto no quise ni plantearme este tipo de post pero, una vez más, la naturaleza humana, me da un sopapo de realidad.  Ayer se celebró la "¿fiesta?" de El Toro De Vega, en Tordesillas, Valladolid. En ella, decenas de “valientes” montados a caballo y pertrechados con lanzas puntiagudas persiguen, acorralan, hieren mortalmente y, finalmente, matan a un toro que, nunca hizo nada a nadie, salvo nacer.

En los medios se habla de fiesta, de tradición, de ganadores…….

Todos los años, en nombre de las fiestas tradicionales, se maltratan, mutilan y asesinan cientos de animales solo para la diversión y regocijo de unos pocos que, para mi gusto, no han evolucionado y se han quedado en salvajes disfrazados de humanos.

Que me cuenten el interés cultural que puede tener la agonía de un ser vivo. Y luego nos extrañan otras cosas…..

No hay comentarios:

Publicar un comentario