lunes, 12 de noviembre de 2012

Mi perro está raro… y Zipi y Zape buscando una oportunidad

Hay ocasiones en que nuestros perros pueden mostrar comportamientos extraños e inadecuados y, no necesariamente, se tratan de temas de conducta. Antes de alarmarnos ante el cambio de carácter de nuestro peludo, debemos preguntarnos si todo va bien.

Es decir, antes de preocuparnos por temas de comportamiento, debemos asegurarnos de que físicamente todo está en orden. El dolor o las molestias en espalda, patas, boca… etc. pueden ser la señal de que algo no funciona.

Nuestro perro no sabe hablar y, es nuestra obligación estar atentos a estos indicios. El profesional encargado de velar por la salud de nuestro mejor amigo es el veterinario y el único que puede recetar los medicamentos más adecuados en cada caso. Los síntomas más comunes que indican malestar o dolor y que deben ser revisados son:
  • Apatía, falta de ganas de jugar o de hacer ejercicio, de saltar...
  • Menor apetito
  • Mayor apetito y/o sed
  • Eliminación inadecuada cuando ya tenía el hábito adquirido
  • Cojeras
  • Rigidez
  • Posturas anormales
  • Mirarse o mordisquearse la zona dolorida, dolor al tocarle la piel.
  • Debilidad en las patas traseras o delanteras
  • Contracturas musculares
  • Quejarse, ladrar o aullar al hacer determinados movimientos..
Descartados los problemas orgánicos, el educador se encargará de poner las pautas más adecuadas en cada caso para que el propietario y el animal trabajen juntos en la solución de cada caso.

Los protagonistas de hoy, son Zipi y Zape. Se nos acaba el tiempo y urge encontrarles una acogida para poderlos sacar de la perrera. Tienen un año y son de tamaño mediano, en torno a los 20 Kg. Y muy sociables. Si quieres ayudarnos, contacta con info@perrygatos.es

Si no puedes acoger o adoptar, difunde sus fotos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario