miércoles, 26 de diciembre de 2012

Perros, Nochevieja y petardos

Estamos en puertas de la fiesta de fin de año y, al igual que para muchas personas es motivo de fiesta y celebración, para muchos propietarios y, sobre todo, para sus perros, estos días se convierten en una auténtica pesadilla.

Estoy hablando de perros aterrorizados por los petardos, en auténtico estado de pánico, con los ojos desorbitados y tirando de la correa desesperados de vuelta a casa. Desgraciadamente, muchos perros desarrollan un miedo irracional a los ruidos. Puede ser a una sola clase de ruido como los truenos, petardos….; A varios ruidos o a todos los ruidos fuertes en general. No hay un origen definido para este problema, que se suele relacionar con una deficiente socialización temprana o malas experiencias pasadas.

Generalmente el perro que siente un miedo irracional ante los petardos, suele reaccionar de dos formas diferentes en función de la situación en la que se encuentre:
  • Intenta esconderse para evitar el problema
  • Sale huyendo para escapar de la situación que lo aterroriza.
El perro que sale huyendo es el que más peligro corre puesto que el estado de pánico, provoca que no oiga nada, no vea nada y tenga más riesgo de ser atropellado o de perderse y no saber volver a casa.

Teniendo en cuenta las fechas en las que estamos, podemos ayudar a nuestro perro preparando una zona segura desde hoy mismo.

En la mayoría de los casos, el propio perro elige un refugio seguro para pasar el “mal rato” de los petardos. En el caso del perro de mis padres, él solito se va al cuarto del baño del fondo de la casa, donde todos los ruidos se amortiguan y se queda allí tranquilo hasta que todo vuelve a la normalidad.

En casos extremos, el veterinario puede aconsejarnos sobre el uso de difusores o collares de feromonas que ayudan a calmarse a nuestro perro.

¿Cómo reaccionar cuando nuestro perro se asusta por un petardo?
  • Lo primero que debemos recordar es que NUNCA debemos intentar calmar a nuestro perro acariciándolo o hablándole ya que a la larga, lo que conseguimos es que esta conducta se agrave, reforzando inadvertidamente los signos de ansiedad con caricias y abrazos. Debemos mostramos tranquilos y relajados para demostrarle que no pasa nada. Podemos reforzarle acariciándolo cuando deje de mostrar miedo y se haya tranquilizado, premiándole por ser valiente y comportarse normalmente.
  • Si el perro, al asustarse, se esconde en otra habitación o debajo de una silla, sofá, etc. nunca hay que forzarle a salir de su refugio. Ese refugio hace que se sienta más tranquilo y lo ayuda a controlar su miedo. Si intentamos sacarlo, el perro se sentirá amenazado ya que lo estamos despojando de su única protección, su miedo se convertirá en pánico y se agravará la situación. Si mantenemos la calma, no debe extrañarnos que al cabo de un rato, nuestro perro salga de su refugio una vez superada la situación, cuando se sienta seguro.
Si tu perro tiene miedo a algún ruido en particular, debes ser consciente que si no haces nada para solucionarlo, no se le va a pasar con el tiempo. Al contrario de lo que pensamos, el problema se puede agravar. Las fobias no tratadas se hacen más severas cuando se produce una exposición repetida y sin control al estímulo que las causa.

Ahora toca prevenir pero, una vez pasadas las fiestas, es recomendable ponernos manos a la obra con la ayuda de un profesional para ayudar a nuestro perro a superar sus propios miedos y afrontarlos de otra forma más tranquila.

El protagonista de hoy es Pirata que sigue buscando un hogar. Es un cachorrote sociable y afable que se lleva estupendamente con otros perros y con niños. Es un perro enérgico que disfruta con los paseos y la actividad física por lo que es ideal para gente activa. En la foto está con Carmen, su jovencísima madrina con la que se lleva estupendamente.

Para informarte: lauraochoagrande@gmail.com



domingo, 23 de diciembre de 2012

Perrygatos os desea felices fiestas

Como en el año que ahora acaba, en 2013 seguiremos disfrutando de lo que más nos gusta. Nuestros perros y gatos. Esperamos tenerte a nuestro lado en todas las actividades que tenemos preparadas,
Felices fiestas!!!!!

viernes, 21 de diciembre de 2012

Carta a los Reyes Magos

Hoy os dejo una carta muy especial de una gran persona, que ha escrito a los Reyes Magos para pedir un milagro navideño para Logan, nuestro podenquito especial. Ojalá que se cumpla…

Queridos Reyes Magos:

Soy una persona mayor a la que afortunadamente le van bien las cosas, por eso este año no quiero pediros nada para mí, pero sí que quiero pedir algo.
Hay un ser indefenso, que ha sido maltratado, abandonado, vapuleado por la vida, y solo había conocido sinsabores en su corta existencia. Ahora ha tenido un poco más de suerte y ha sido rescatado de una muerte segura, por varias personas generosas.

¡Hola a todos!
Me llamo Logan y soy un perrito abandonado a la espera de una segunda oportunidad.
Estuve en una casa durante meses porque no ladro, soy bueno y espero pacientemente a salir a la calle para hacer mis cosas pero, si saber el porqué, acabe abandonado al borde de una carretera donde sobreviví dos meses gracias a las sobras que me dejaba la gente de la zona.

Me llevaron a la perrera de donde fui rescatado a los 8 días y ahora busco una casa, un hogar, donde me quieran y me traten bien. A cambio prometo dar un cariño infinito, ¿Me quieres?¿O conoces a alguien qué me quiera?

Bueno pues esto es lo que voy a pediros para este año, una casita, un hogar de verdad para Logan.
                                                                                                           
                                                                                                 Atentamente:
                                                                                                 Una persona mayor.



jueves, 20 de diciembre de 2012

Adornos navideños y animales de casa

Con las fiestas navideñas son muchos los hogares se engalanan para las celebraciones familiares que se avecinan. En algunas casas con animales, por ejemplo la mía, hace tiempo que renunciamos a los adornos navideños ya que, suponían un excelente parque de atracciones para los gatos, con el consiguiente destrozo de todo lo nuevo y, sobre todo peligro para ellos. Me rendí y ganaron ellos.

No obstante, si vives con peludos y eres de los que no renuncian al placer de vestir de fiesta tu hogar, hay una serie de precauciones a tener en cuenta en estas fechas:
  • Lo árboles navideños son una invitación a saltar, trepar o jugar con ellos. Elige aquellos con una buena base estable que evite este tipo de accidentes.
  • Evita las bolas de plástico o cristal ya que, si consiguen tirarlas, al romperse se convierten en peligrosos objetos cortantes. Escoge a cambio las de fieltro o cuerda, menos peligrosas.
  • Las cintas y espumillones brillantes de plástico, pueden producirles asfixia, obstrucciones estomacales e intestinales.
  • Las figuritas de los belenes han de estar alejadas del alcance de nuestros peludos pues hay algunas de tamaño lo suficientemente pequeño como para ser tragadas y que nos puedan dar disgustos.
  • Los cables y guirnaldas de luces pueden producir asfixia si se enreda con ellos.
  • Evita que juegue, roa o muerda las luces encendidas puesto que podría sufrir una descarga eléctrica y/o clavarse los cristales de las pequeñas bombillas.
  • Siempre que salgas de casa, deja al animal en un lugar seguro, alejado de los peligros y desenchufa las luces para evitar que las muerdan en tu ausencia y te den un disgusto.
  • Las típicas plantas navideñas como el muérdago, el acebo o la flor de Pascua (Poinsettia) son tóxicas para ellos. Colócalas en lugares donde no puedan acceder los animales.
Con unas mínimas precauciones todos, animales y humanos, disfrutaremos mucho más de las fiestas .

Aston es un precioso gato negro de menos de un año de edad en adopción. Su mami de acogida nos cuenta que es muy sociable y cariñoso. Si quieres darle un hogar, contacta con:

edurne3e@gmail.com

miércoles, 19 de diciembre de 2012

A la hora de elegir…..

Ahora que llegan las fiestas navideñas, es fácil ver en muchos escaparates de tiendas de animales, preciosos cachorros de perros y gatos dispuestos como mercancía para cubrir el capricho consumista propio de estas fechas.

Me duele ver a los animales expuestos a las miradas de la gente, a los golpes en el cristal, a la falta de calor y a un destino incierto si nadie los compra. Soy de las que piensan que un amigo no se compra, se busca y se encuentra o simplemente él te encuentra a ti.

Porque salvando unos pocos profesionales de la cría que, ni en sueños, pondrían a sus cachorros detrás de un cristal, el negocio de la cría destapa situaciones dantescas como la que ayer veíamos en las noticias, donde los perros son obligados a criar hasta que dejan de servir y se desechan, donde los cachorros son destetados precozmente y se pasan la etapa más crítica de su vida, la socialización, encerrados tras un cristal sin ningún tipo de estímulo, favoreciendo la aparición de problemas de comportamiento en el futuro.

En un país donde la tasa de abandono animal supera los límites insospechados, donde existe una red de protectoras que no da abasto para recoger animales y donde las perreras son la triste consecuencia de la mala conciencia humana que un día se encapricha y al día siguiente, busca cualquier excusa para dar salida al animal que, un día fue un gracioso cachorro pero que ahora por falta de tiempo, por haberse hecho grande, por soltar pelo, por ladrar, por destrozar, porque no está educado…. ya no tiene cabida en el hogar. Hoy os propongo cuatro encantos perrunos que buscan hogar. Telma tiene unos tres añitos y es una spaniel tranquila sociable y cariñosa. Huggie es un cachorrote eterno. Con un añito es espigado y saltarín como un canguro pero te enamora con su carita y su expresión. Euro, el spaniel y Dólar, mestizo de border collie, llegaron siendo apenas unos cachorros. Fueron rescatados de la perrera municipal y ahora se han convertido en unos adolescentes activos, enérgicos y sociables que los hacen ideales para gente apasionada por el monte, el deporte o las caminatas. Todos ellos son animales jóvenes, sanos y están perfectamente socializados. Cada uno tiene un carácter diferente y, por ello, se hace necesario, conocerlos antes de incorporarlos a la familia. Algunos son más activos que otros y es bueno reflexionar sobre nuestro propio estilo de vida antes de tomar una decisión que implica a un ser vivo que, además confía plenamente en el ser humano. Si quieres informarte sobre cualquiera de ellos, contacta con: info@laburralola.es Los cuatro están tutelados por la Asociación Protectora de Animales de La Rioja 679064646 www.aparioja.org

martes, 18 de diciembre de 2012

Miedos y Corcho buscando hogar

Uno de los comportamientos que suelen preocupar a los propietarios de perros, son los miedos irracionales de sus animales, ante diferentes estímulos  como tormentas, ruidos fuertes, otros perros, personas y objetos inanimados.

Ante tales situaciones, muchos perros, buscan huir desesperadamente del lugar para evitar la sensación de terror. Tiran de la correa, ladran desaforados y, en los casos más graves, cuando han comprobado repetidamente que todo lo anterior no les funciona, suelen mostrar comportamientos inapropiados (sobre todo en los casos de miedo frente a otros perros o personas) para conseguir que su dueño los aparte del escenario que le causa pavor.

Algunos de los propietarios de estos animales se sienten molestos ante estas situaciones mientras otros, sufren al ver las reacciones de miedo exagerado de sus perros. Para analizar las reacciones de temor de nuestros animales puede resultar útil plantearnos un ejercicio de empatía con nuestro perro, es decir, cómo nos sentiríamos nosotros si ante una situación que nos agobia y nos produce gran temor, no pudiésemos expresar qué nos ocurre y nuestro interlocutor no entendiera nuestras reacciones.

No obstante, aunque un temor excesivo es contraproducente, no menos cierto es que en condiciones naturales, sentir miedo ante situaciones potencialmente peligrosas, es normal e incluso beneficioso para los animales y también por supuesto para nosotros, los seres humanos. Es preciso diferenciar entre los miedos irracionales y los que están justificados.

Para evitar generalizar las reacciones exageradas ante los estímulos causantes del miedo, se debe evitar acariciar al animal así como hablarle. Tanto el tono suave de la voz como las caricias, pueden ser entendidos,  como un premio o una gratificación por su conducta, es decir, por tener miedo.

Por supuesto, nos debemos olvidar de castigar a su animal, ya que esta actitud puede, no sólo agravar el comportamiento, sino también deteriorar el vínculo con el perro.

Como en todos los temas de comportamiento canino, el mejor camino sería prevenir los miedos desde la edad de cachorros mediante la socialización, estimulación, educación y manejo adecuados. Sin embargo, si la conducta ya está instaurada, minimizar el estrés de nuestro perro, evitando en un primer momento, todos aquellos estímulos que le causen miedo y consultar con un profesional para que nos ayude a trabajar de forma precisa, puede ser la mejor manera de resolver los temores.

Corcho tiene en torno a dos años y tiene miedo. Fue recogido hace unos días entre Cenicero y Torremontalbo. Estaba en medio de la calzada, con los coches esquivándole. Ahora está en  Centro Municipal de Acogida. Parece un braco húngaro de no más de dos años, más bueno que el pan, y cariñoso. Y es precioso, como podéis ver. No tiene microchip y parece el típico perro de caza.

Centro Municipal de Acogida : 661 611 703

http://www.caalogro-o.es/quienes-somos.htm

lunes, 17 de diciembre de 2012

Ojo con el chocolate estas fiestas

Y no es broma. Hace unos días me llamó una buena amiga y clienta para contarme que su perrita, de cuatro kilos de peso se había comido ella solita 250 gr. de bombones de chocolate con leche. Lo que nos puede parecer una trastada del perro, se puede convertir en una auténtica tragedia si no conocemos el alcance tóxico que representa el cacao para nuestros perros. El componente del chocolate que resulta tóxico para los perros se llama teobromina. Mientras que los humanos la metabolizamos fácilmente, los perros lo hacen mucho más lentamente, lo que permite que se acumule en su organismo hasta alcanzar niveles tóxicos e incluso mortales.

La teobromina es un alcaloide perteneciente a la misma familia que la cafeína. Es una sustancia incolora e inolora, con un sabor ligeramente amargo. Se encuentra presente en el árbol del cacao, y sus semillas, y por consiguiente en los productos del cacao y sus derivados.

Y aquí el tamaño sí importa. Un perro grande puede ingerir mucho más chocolate que un perro pequeño, sin que presente síntomas de intoxicación. Bastan poco más de 100 mg de teobromina por kilo de peso vivo, para causar efectos tan graves que llegan a comprometer seriamente la vida del animal.

También conviene recordar que los diferentes tipos de chocolate tienen distintos niveles de teobromina. El cacao amargo, el chocolate para cocinar y el chocolate negro contienen los niveles más altos, mientras que el chocolate con leche y el chocolate blanco tienen los más bajos. Para hacernos una idea, el chocolate negro contiene aproximadamente 1,5% de teobromina, unas diez veces más que el chocolate con leche común.

Si tu perro consume una pequeña cantidad de chocolate, probablemente solo sufra de molestias estomacales. Puede vomitar o tener diarrea. Sin embargo, cantidades mayores, tendrán efectos más graves. La mayor parte de los signos de toxicidad grave están relacionados con el sistema nervioso central. En cantidades suficientes, la teobromina puede producir temblores musculares, convulsiones, un latido cardíaco irregular, hemorragias internas o un ataque al corazón.

En cualquier caso, ante el menor síntoma de los anteriores, lo mejor es no correr riesgos y trasladar al animal inmediatamente al veterinario ya que se trata de una urgencia y la rapidez es vital en estos casos.

jueves, 13 de diciembre de 2012

La Gran Perrita Rubia

Le han puesto de nombre La Gran Perrita Rubia a pesar de que no es demasiado grande aunque sí de ese color. Apareció de repente temerosa y algo arisca. Tenía muchísima hambre, tanta que comía pan y todo lo que le pusieran por delante. . Ahora todo va cambiando. Se acerca, busca a su salvadora y la llora si no la ve. Quiere y necesita compañía humana, cariño y calor.

Ahora está en acogida en la casa de la misma persona que la recogió pero necesita una casa donde la quieran para siempre. Estamos seguros de que se adaptará estupendamente pues es muy sociable y ya ha perdido totalmente el miedo a las personas.

Contacto:  sheila.fernandezcordero@facebook.com

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Perros y bicis

Una queja frecuente de algunos propietarios, es que su perro se transforma en un verdadero poseso en cuanto se cruzan con corredores, bicicletas o, ven pasar una motocicleta. El perro se intenta tirar detrás del objeto que se mueve, ladrando sin parar.

En estos casos, es el movimiento de la persona, animal u objeto, el que desencadena ese comportamiento descontrolado.

Esta reacción, se hace evidente en muchos perros debido a componentes de la conducta predatoria, presentes en todos los canes. Aunque hay razas más propensas que otras, a desarrollar este tipo de conductas de persecución, todos los perros pueden llegar a desarrollarlas y, de no ser reconducidas a tiempo, pueden desembocar en trastornos por falta de control de los impulsos y en problemas para el dueño si el perro logra alcanzar su objetivo y dar caza al “objeto”.

Conseguir que tu perro camine tranquilo a tu lado, sin preocuparte por lo que pueda ocurrir a tu alrededor, es una labor que conlleva implicación del propietario para conocer mejor las características de su compañero, su personalidad y las cosas que lo inquietan para poder ir trabajando de forma progresiva la exposición de los estímulos que lo activan.



lunes, 10 de diciembre de 2012

Perros de jardín

No me gustan los perros que únicamente viven en el jardín. Y menos me gusta verlos sujetos con cadenas, por largas que sean. Son animales de miradas tristes, con vidas poco interesantes que suelen desarrollar muy pronto conductas inapropiadas como hacer la valla, ladrando a todo lo que se mueve o, escarbar la tierra, como forma de entretenerse. Este último motivo suele ser el que provoca que terminen atados.

En los peores casos, se pueden observar autolesiones por lamido excesivo, estereotipias y comportamientos compulsivos tales como girar en círculos para morderse la cola, llegándose a causarse graves heridas. Este tipo de comportamientos suele motivar el abandono del animal o su sacrificio por considerarlo un caso perdido cuando, ni mucho menos, es así.

Todos los perros necesitan explorar nuevas zonas. Imaginaos estar siempre encerrados en los mismos metros cuadrados. Por grande que sea la finca, terminas por aprenderla de memoria y se vuelve una cárcel, grande sí, pero cárcel al fin y al cabo.

Un manejo apropiado de estos animales, para ayudar a mejorar su comportamiento enriqueciendo sus vidas, consiste en sacarlos a pasear fuera al menos una vez al día aunque, sería mucho mejor que fueran dos. Paseos largos de entre media hora y una hora, olisqueando y descubriendo nuevos territorios. Si cualquier perro de piso tiene este privilegio, también se lo debemos a los perros de finca. Además, siempre debería haber momentos en que los perros compartieran juegos y espacio con la familia humana, bien dejándolo entrar en la casa o bien dedicándole tiempo en el exterior.

Nunca se debería regañar por una conducta compulsiva por irritante que nos parezca. Cualquier reacción que presentemos ante el comportamiento inadecuado de un perro, solo potencia que lo repita con más frecuencia. Al fin y al cabo, es el resultado de un deterioro progresivo en la calidad y el número de interacciones entre el perro y la familia. El nivel de frustración va creciendo y el animal aprende que, comportándose de manera inapropiada, mordiéndose la cola o excavando hoyos en el jardín, consigue que alguien le haga caso aunque sea de malas maneras.

La protagonista de hoy no tiene ninguno de estos problemas pero igualmente necesita de nuestra ayuda. Lesy es una cachorrita de pastor alemán de 10 meses. Lleva mucho tiempo en la perrera y nos dicen que es cariñosísima.

Hasta ahora no ha podido disfrutar de la vida. Se la ha pasado en una jaula pero puede acostumbrarse fácilmente a un entorno normalizado con un poco de paciencia y ayuda.

Se pueden adoptar directamente en El Centro de Acogida de Animales: 661 611 703 o escribe a animalesrioja@gmail.com

domingo, 9 de diciembre de 2012

En memoria de Zarpas

Desde el  5 de Diciembre un ángel más en el cielo y se llama Zarpas. Una estrella nueva, brilla con fuerza por todos los que deja atrás y, sobre todo, por aquellos con los que se reencuentra. Corre y juega feliz en el Arco Iris con Luciano, como hacías en el jardín de casa. Has tenido una vida plena, larga y feliz. Tu familia y todos los que te conocimos te recordaremos siempre!!!!

jueves, 6 de diciembre de 2012

Pirata ya ha pedido su regalo de Navidad.

Ahora que son muchos los niños que empiezan a preparar las cartas a Papá Noel y a los Reyes Magos, nuestros peques de cuatro patas, hacen lo propio y piden sus deseos, para estas fechas especiales que se avecinan.

En el caso de Pirata, un cachorrote de 9 meses, de tamaño medio y carácter tranquilo, solo pide una familia que lo quiera para siempre. Lleva bastante tiempo en acogida y, a pesar de su temperamento familiar y lo sociable que es, nadie ha preguntado por él. Al natural es aún más guapo que en las fotos. Es un perro para conocerlo pues, en cuanto lo ves, te encandila con sus juegos y carantoñas buscando agradar en todo momento.

Si no puedes acogerlo o adoptarlo, difunde entre tus redes sociales. Seguro que entre todos, lo logramos.

¿Nos ayudas a conseguir el regalo de Navidad de Pirata?

Contacto: lauraochoagrande@gmail.com

martes, 4 de diciembre de 2012

Factores de amenaza

Para la inmensa mayoría de los perros, existen cuatro factores principales, que determinan el nivel de amenaza que supone el contacto con otro individuo ya sea perro o persona.

El tamaño de ese individuo sería el primer factor. Cuanto más pequeño sea ese desconocido, menos amenazante resultará y al contrario ocurrirá con individuos grandes. Por eso, ante perros miedosos, la recomendación para las personas es actuar de forma tranquila, mostrar el perfil y agacharse en cuclillas para intimidar lo menos posible.

La actitud es importante y sería el segundo factor. Mirar directa y fijamente a los ojos de un perro desconocido, resulta amenazador para éste último, que suele desviar la mirada a los pocos segundos. La forma de hablar o de gesticular también reviste su importancia. Cuánto más exagerada sea, más intimidatoria resulta y por eso, se hace sumamente importante movernos de forma suave y relajada a la vez que hablamos en voz baja con estos perros.

La previsibilidad del contacto es el tercer factor a tener en cuenta. Un contacto directo y sin previo aviso, puede asustar al perro más tranquilo del mundo, así que no digamos a uno miedoso. Es importante, acercarnos suavemente, dejarnos oler y dirigir el contacto a las zonas menos amenazadoras para ellos.

Las zonas de contacto sería el cuarto factor. Ya hablamos una vez de lo poco que le gusta a los perros que les toquen la cabeza, por ser una zona que escapa a su control. Recordemos acariciar la barbilla, el pecho o los flancos que son zonas que puede controlar. Las patas delanteras también son zonas sensibles y es posible que muchos perros eviten que se las acariciemos, así que es mejor dejarlo estar y ceñirnos a las anteriores.

Logan es un perro tímido pero no miedoso. Le encanta que le acaricien. Abandonado a pie de una carretera, durante dos meses estuvo esperando a que volvieran a por él y, ahora en acogida, espera un hogar definitivo que no lo vuelva a abandonar jamás.

Contacto: rosamrol@gmail.com

lunes, 3 de diciembre de 2012

Pitt el guaperas rubio

Le llamamos Pitt por Brad Pitt. Nunca fuimos demasiado originales con eso de los nombres. Es un auténtico guaperas rubio... Llegó a nuestra vida desde una colonia donde sobrevivía como podía. Lo recogimos con el rabito en carne viva, amputado a la altura de la base y con una pinta horrorosa. Fue tan cariñoso durante el tiempo que estuvo en acogida recuperándose, que todas le prometimos buscarle un hogar para que no volviera a la colonia donde nunca debió llegar. Gracias a la colaboración de Esperanza Felina ahora está a la espera de un hogar definitivo donde demostrar todo lo buen gato que es.
Mírale fijamente y dime si eres capaz de no llamar inmediatamente para adoptarlo.

634 45 23 03
676 94 84 47

adopcionesesperanzafelina@gmail.com

http://www.esperanzafelina.com/



Gatos deprimidos y un panterito buscando hogar

Muchas personas no tienen claro que los gatos pueden sufrir muchos de los problemas que tenemos los humanos, incluyendo la depresión. Puede no ser fácil reconocer los síntomas de este mal, en los gatos, ya que son animales por lo general tranquilos y que tienden a dormir muchas horas. Sin embargo, hay algunos cambios claves en el comportamiento de un gato, que pueden indicar que está sufriendo de depresión.

Si detectas cambios en el patrón del sueño de tu gato, es decir si, de repente le da por dormir más o menos de la cuenta sin que venga a cuento. Si está más apático de lo normal, no sale a recibirte y no le emociona ni su comida preferida.

Si de repente pierde el interés en el juego o en sus actividades favoritas, también podemos sospechar que algo no va bien.

En todo caso, se hace necesaria una visita al veterinario que descarte problemas de salud y, en su caso, una consulta al profesional de comportamiento para ayudar a nuestro gato a salir de la espiral de tristeza.

Astón no es un gato deprimido. Es un gato normal que busca un hogar. Fue rescatado de la calle a donde había llegado, casi con toda probabilidad, víctima del abandono, pues es demasiado cariñoso para haber sobrevivido mucho tiempo.

El que decida incorporar a este precioso panterito a su familia, no se arrepentirá.

Contacto: 628 836 967