lunes, 4 de marzo de 2013

Dos curiosidades sobre movimiento felino

Los gatos son digitígrados, es decir andan sobre los dedos, a diferencia de nosotros que somos plantígrados. Esto le permite alargar la longitud de las patas y la distancia que cubre a cada paso, dotándole de mayor velocidad y proporcionándole más potencia de salto.

Además de su andar de puntillas una buena parte del secreto de la agilidad del gato está en el diseño de sus hombros. La clavícula flota libremente, y los omóplatos están unidos al esqueleto principal. El conjunto se mantiene unido por ligamentos y músculos, permitiendo al hombro mayor libertad de movimientos.

El protagonista de hoy es Aston un gato negro adulto que actualmente está en acogida a la espera de un hogar. Recogido en la calle, es sin embargo un gato de lo más sociable: Recibe a las visitas, las saluda, casi, casi les habla... Además es limpio y de lo más cariñoso.

Contacto: edurne3e@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario