miércoles, 29 de mayo de 2013

Acicalándose...

Que los gatos se acicalan es algo sabido por todos los que convivimos con ellos. Que además, siguen una rutina específica y siempre el mismo orden para hacerlo, lo saben menos personas. Uno de los indicativos de que nuestro gato no se encuentra bien es, precisamente, que deja de acicalarse, el pelo se vuelve opaco y se apelmaza.

Cuando se acicalan, ya sea a ellos mismos , a otros gatos o a nosotros mismos, utilizan la lengua que dispone de una serie de papilas en forma de gancho para facilitar la tarea. Al hacerlo, ingiere pelo, que luego se mezcla con la comida en el estómago, formando bolas, denominadas bezoares. Cuando son pequeñas, son expulsadas con el vómito.

Una de las formas de evitarlo consiste en cepillarle el pelo todos los días, más aún si son gatos de pelaje largo. Dispensarles malta una o dos veces a la semana, también ayuda a la expulsión de estas bolas por vía digestiva.

Hoy os presento la iniciativa de un grupo de personas que tratan de ayudar a los gatos callejeros de Logroño.

Se llama Asociación Aruna y tiene unos cuantos peques en acogida que, por carácter, no pueden volver a la calle pues son extremadamente cariñosos. La prota de hoy es esta preciosa gata muy cariñosa y jovencita que está deseando irse a una casa definitiva. Se entrega esterilizada y con contrato de adopción.

arunavalara@hotmail.com

http://protectoraanimalesaruna.jimdo.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario