lunes, 27 de mayo de 2013

Conducta de eliminación

Una de las consultas que más se repiten en la Escuela de Cachorros es cómo enseñarle a ser limpio.

Un cachorro en muchos casos no es capaz de controlar los esfínteres por completo hasta los siete meses (algunos lo hacen antes), así que es inútil que le riñas cuando orine o defeque en un lugar inapropiado.

Para evitar que vuelva a hacerlo en el mismo sitio, nunca lo limpies con lejía o amoníaco, ya que el olor les incita. Un detergente anti-bacterias será suficiente para la desinfección, mientras que un poco de vinagre o limón, eliminará cualquier rastro olfativo.

Crea rutinas de comida y paseo y supervisa al cachorro para poder detectar el menor signo de agitación. Normalmente, el cachorro elimina a los 10-15 minutos de despertar y tras las ingestas de comida por lo que esos serán los momentos adecuados para estimular la eliminación en los lugares designados.

Enseñando al cachorro (método del papel de periódico)
  • Cubre todo el suelo del área elegida con papeles de periódico.
  • Puedes ayudarte vertiendo sobre el periódico unas gotitas de lejía para que se sienta motivado a hacerlo en ese lugar.
  • Poco a poco ve quitando papeles de periódico, muy gradualmente, hasta que solamente quede una hoja.
  • Cuando veas que está habituado a hacerlo solamente en esa hoja, lo sacas a la calle con la hoja.
  • Coloca la hoja de papel en el suelo y espera a que haga pipí o caca en ella. En ese momento prémiale con una golosina muy especial, que será utilizada solamente en esta circunstancia.
Prémiale si lo hace bien e incentiva el comportamiento positivo. Lo aprenderá como un hábito más para toda su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario