viernes, 31 de mayo de 2013

Jugando con la boca y una peque buscando hogar

Una de las consultas habituales en la Escuela de Cachorros es qué hacer cuando nos muerde jugando. La boca es el instrumento principal de relación del animal con el medio. Todo es inspeccionado a mordiscos y lametones.

Si el cachorro ha tenido la gran suerte de criarse con su madre y hermanos hasta los dos meses y medio o tres, habrá aprendido a controlar la fuerza de sus mandíbulas de forma natural.

Si no es así, cuando te muerda las manos o las piernas, un chillido agudo muy fuerte y seco será suficiente para que interprete que te ha hecho daño y que ahí está tu límite.

Automáticamente después, deja de jugar con el animal durante unos segundos y luego redirige a uno de sus juguetes. De este modo, enseñándole en su propio lenguaje, el cachorro pronto aprende que se tiene que ceñir a las reglas para que haya juego.

La protagonista de hoy es África, un cruce de pastor alemán con labrador de 3 meses. Esta pequeña preciosidad, busca casa. Es muy tranquila y sociable con perros y personas. Y a pesar de lo pequeñita que es, ya sabe hacer sus necesidades fuera de casa.

Si te animas a adoptar, escribe a dan.asociacion@gmail.com ó si eres de Madrid y para adopciones Internacionales escribe a dan.asociacion.madrid@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario