lunes, 24 de junio de 2013

Jugando con el puntero láser y Luka buscando hogar.

A muchos gatos les encanta perseguir el punto de luz del puntero. En el momento en el que el minino empieza a perseguirlo, en realidad está cazando y poniendo en práctica sus instintos depredadores.

Aparte de tener la precaución de no apuntar directamente a los ojos con la luz (están diseñados con potencias bajas y bastante seguras pero es mejor prevenir que lamentar), hay que tener en cuenta  que nuestro gato está supuestamente persiguiendo a una presa. Si tras una larga sesión de persecución no la consigue…se frustra.

Para evitar dicha sensación negativa, lo óptimo es no alargar demasiado las sesiones de juego con láser y combinarlas con otro tipo de juegos. Además es recomendable finalizar la sesión  apuntando contra algún objeto que nuestro gato sí pueda cazar (una galleta, una golosina, un juguete, etc). Lo importante es que gane el juego y tenga ganas de volver a jugar la próxima vez.

En resumen:
  • No es recomendable apuntar el láser directamente a los ojos de tu gato
  • No es recomendable alargar demasiado el juego con el puntero láser
  • Alterna el juego con el láser con otros tipos de juego
  • Posibilita que tu gato acabe “cazando” al láser (por ejemplo: enfocando un premio o juguete que sí cace)
Luka tiene dos años y tres meses y es una preciosa cruce de siamés que busca hogar y familia.

634 45 23 03

676 94 84 47

adopcionesesperanzafelina@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario