lunes, 1 de julio de 2013

Qué hacer si se pierde… y Duque buscando hogar

Las temperaturas agradables hacen que nuestros perros  salgan más a los jardines y patios, aumentando el riesgo de fugas. También, con la llegada del verano, la gente sale más a la calle, aumenta el bullicio y los ruidos de coches, gritos; Empiezan las fiestas en los pueblos y barrios con sus respectivos petardos...

Los animales asustadizos son los más propensos a escaparse, pero cualquier animal, por muy confiado y tranquilo que sea, puede asustarse en un momento dado y salir corriendo. El riesgo de atropello, en este momento, es el más importante, ya que en su huida pueden cruzar calles o salir entre los coches sin que los conductores tengan tiempo de reaccionar. Por suerte, muchos de ellos se salvan de este destino pero, acaban perdidos lejos de sus casas.

De ahí la importancia de llevar a nuestros animales identificados con un microchip. Nuestro perro puede recorrer muchos kilómetros en pocos días, apareciendo una semana después, en otro pueblo, provincia o, incluso, comunidad autónoma. Una vez alejado de su barrio, nadie podrá reconocerle y su recuperación dependerá únicamente de su chip. Los collares, pañuelos o chapas son útiles pero hay que tener en cuenta que puede perderlos o incuso pueden quitárselos, por lo que el chip, además de OBLIGATORIO, es indispensable.

Si perdemos a nuestro perro, los pasos a seguir son:
  • Denunciar la desaparición del hogar,  en la comisaría más cercana, aportando el número de chip
  • Dar aviso al Registro de Identificación de Animales de la Comunidad Autónoma
  • Avisar a las clínicas veterinarias de la zona
  • Avisar a las perreras, protectoras, refugios o albergues de la zona
  • Colocar carteles con su foto, características y número de chip por la zona
  • Difundir en las redes sociales y páginas web de animales la desaparición
La implantación del microchip se realiza en clínica veterinaria y es una inversión en tranquilidad. Este pequeño gasto puede suponer que recuperemos a nuestra mascota en caso de pérdida. Un animal sin identificar que termine en la perrera tiene un plazo de pocos días antes de ser sacrificado, según la comunidad autónoma donde aparezca. Si en ese tiempo el propietario no ha podido localizarlo, el perro será eutanasiado con el resto de animales abandonados.

Es muy importante también actualizar los datos de contacto en dos casos, fundamentalmente:
  • En caso de cambio de teléfono o domicilio
  • En caso de cambios de propietario
Duque tiene menos de un año, es cariñoso y nada miedoso!! Es muy sociable y, enseguida, se hace con todo el mundo aunque no lo conozca...

Contacto: dan.asociacion@gmail.com o para adopciones Internacionales o si eres de Madrid a dan.asociacion.madrid@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario