martes, 15 de octubre de 2013

Paciencia, comprensión y Chipi a la espera…

Al igual que nos ocurre a las personas, los perros responden de formas diferentes ante situaciones estresante. En el caso de animales recogidos tras abandono o situaciones de maltrato, esta premisa se vuelve especialmente importante pues, debemos tenerla presente a la hora de valorar la actitud del animal para poder ayudarlo.

Antes de empezar a plantearnos siquiera educar al animal, hay que ayudarle a que alcance ese estado psicológico óptimo en el que sea capaz de empezar a aprender. Para ello debemos tener en cuenta las características individuales de nuestro perro. Hay animales que necesitarán de una buena dosis de contacto humano y otros, por el contrario, que lo rechazarán de plano. Si es el caso, no forcemos pues, para ellos, la mayor muestra de afecto que les podemos dar es dejarlos tranquilos.

Si somos conscientes de sus limitaciones y ayudemos al animal a superarlas. En este punto, no es nada conveniente regañar ni castigar por cosas que nadie le ha enseñado, por lo que debemos obviar los comportamientos no adecuados, poniendo los medios adecuados para que éstos no se repitan. En este punto y dependiendo de la ayuda que necesite nuestro perro, podemos:
  • Proporcionarle compañía, enriquecimiento ambiental y rutinas claras si son animales que presentan ansiedad ante el hecho de quedarse a solas.
  • Zonas tranquilas y aisladas, en el caso de animales necesitados de una dosis de seguridad adicional.
  • Respetar sus distancias de seguridad ante elementos que consideran amenazantes o incluso, no obligándolos a salir a la calle los primeros días en casa, si la experiencia les resulta aún demasiado traumática (sobre todo animales que nunca han vivido en ciudad). En estos últimos casos habrá que preparar un lugar adecuado para la eliminación y amarse de paciencia y fregona para los casos necesarios.
  • Proporcionar lugares seguros y evitar dejar a su alcance objetos de valor que puedan romper
  • …etc.
Cada animal tendrá, a la llegada al hogar, unas necesidades diferentes que debemos valorar y entender a la hora de ayudarle. Ya tendremos tiempo de educar y poner límites una vez recuperados y sobre todo, cuando aprendan a confiar en nosotros como los garantes de su bienestar.

En nuestro Taller de Perros miedosos, trataremos estos y otros temas para ayudar al animal a alcanzar cierta paz y seguridad para afrontar con éxito las situaciones que les suponen amenaza.

http://www.perrygatos.es/perros-1/perros-miedosos/

Chipi va camino de los dos años y lleva toda la vida esperando que alguien se fije en él, a pesar de ser un perro guapo y cariñoso. Mientras llega el momento, él nos sigue regalando sus gracietas y mimos. De tamaño mediano pero delgadito, este podenquito te atrapa con su mirada en cuanto lo conoces así que, si estás pensando en ampliar familia, te invito a conocerlo antes. Contacto: dan.asociacion@gmail.com ó para adopciones Internacionales o si eres de Madrid a dan.asociacion.madrid@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario