martes, 12 de noviembre de 2013

Cuando el perro se rasca…. Y Gus buscando hogar

El rascado en el perro no siempre significa que tenga picores ni, mucho menos, que necesite una desparasitación que debemos renovar periódicamente de acuerdo a nuestro veterinario.

Un perro que se rasca sin motivo aparente, en realidad nos está mostrando cierta preocupación o conflicto potencial. Se puede observar cuando estamos tratando de enseñar cierta habilidad nueva y no respetamos sus tiempos (se rasca para darse una pequeña pausa) o cuando se enfrenta por primera vez a un perro del que no tiene claras las intenciones como una forma de evitar la mirada y por tanto el enfrentamiento directo.

Gus tiene un añito y, a pesar de ser de lo más simpático y cariñoso con perros y personas (también niños) aún no ha encontrado su ángel. Actualmente vive en una residencia mientras espera su oportunidad. Si quieres conocerlo, contacta con Defensa Animal del Norte en:




No hay comentarios:

Publicar un comentario