lunes, 25 de noviembre de 2013

Cuidado de las almohadillas en invierno y Gimbo buscando hogar

Bajan las temperaturas y, por las mañanas, empieza a helar. En algunas ciudades ya han empezado a esparcir sal en determinadas zonas para evitar resbalones y accidentes.

Si sales con tu perro por zonas así, es importante, a la vuelta a casa, revisar las patas para eliminar restos del producto, lavarlas bien con agua y secar cuidadosamente. La sal que se usa en estos casos, contiene productos químicos que pueden ser tóxicos si los lame el perro al intentar limpiarse las patas por sí solo. Mejor prevenir que curar.

Gimbo no ha cumplido aún dos años y se lleva bien con otros perros y gatos. Tiene una pequeña alteración de nacimiento en una de sus almohadillas que no le impide hacer una vida totalmente normal y correr como el que más.

Aquí lo podéis ver en movimiento y, como se advierte, es muy listo y tiene muchas ganas de aprender y agradar.







No hay comentarios:

Publicar un comentario