martes, 5 de noviembre de 2013

Gatitos, rascadores y dos en adopción

Los gatos domésticos que han sido socializados desde pequeños para vivir con humanos, con perros o con otros gatos, son seres que, de forma normal, buscan la compañía de otros miembros de la familia, por los que sienten afinidad. No necesariamente va a mantener la misma relación con todos porque, al igual que las personas, ellos también tienen sus preferencias.

Lo que está claro es que a nuestros gatos les encanta jugar entre ellos y con nosotros y, es nuestra responsabilidad proporcionarles el juego y la diversión que necesitan para sentirse queridos.

El juguete rascador es imprescindible en una casa con gato. Podemos comprarlo o fabricarlos nosotros mismos pero debemos tener en cuenta que sea estable y firme. También debe ser tan largo que permita estirarse a nuestro gato completamente. No suelen servir aquellos que se cuelgan de las puertas, puesto que, si se mueve o se desestabiliza durante su uso, jamás volverá a usarlo. Tampoco sirve colocarlo al fondo de la casa puesto que el gato volvería a buscar un lugar sustituto en un sitio más preferente. Ha de estar en la zona caliente del hogar pues es un claro indicador de que en en esa casa viven gatos.

Para la gatita Menta, protagonista de esta foto, este pequeño rascador es ideal ahora que es pequeña pero, cuando crezca será preciso sustituirlo por uno nueva adaptado a su nuevo tamaño. Esta peque, junto con su hermano, el rubiales Limón, están en acogida a la espera de un hogar definitivo. Si quieres conocerlos, contacta con dan.asociacion@gmail.com

Este fin de semana tenemos Taller Felino. Si quieres informarte de todo, entra en:






No hay comentarios:

Publicar un comentario