viernes, 15 de noviembre de 2013

Gatos, radiadores y Maggie buscando hogar

Ahora con la bajada de las temperaturas, no es extraño ver a nuestro gato dormitando sobre el radiador, porque, no debemos perder de vista que nuestros pequeños felinos, por su origen desértico,  son capaces de soportar  temperaturas de hasta 50º.

Por eso los radiadores suelen ser un lugar perfecto en el que echarse una siesta.
Es aconsejable supervisar a nuestro gato mientras tenemos la calefacción en marcha. Además es más que recomendable no dejar calefactores o estufas encendidas cuando no estamos en casa. Así, evitamos accidentes y quemaduras por quedarse enganchados en las rendijas si les da por fisgonear o intentar introducir sus garritas o bigotes en busca de alguna pelusa.

Maggie tiene seis años y tras vivir prácticamente toda su vida en un hogar, ahora está en guardería a la espera de un nuevo hogar. Es una gata redondita de enormes y expresivos ojazos verdes a la que apetece achuchar en cuanto la ves. Le encanta el calor, los mimos y las caricias y es una gata agradecida que solo quiere que se fijen en ella.






No hay comentarios:

Publicar un comentario