jueves, 20 de febrero de 2014

No todos son amigos y Paula buscando hogar

En alguna otra ocasión ya hemos dicho que, al igual que nos ocurre a nosotros, a nuestro perro no tienen porqué caerle bien todos los perros del barrio.

Siempre hay alguno que, por razones muchas veces desconocidas, le incomoda. Si nuestro perro está bien educado en habilidades sociales y le damos la oportunidad tratará de evitarlo. Es por ello que nunca hay que forzar a dos perros a conocerse y más si uno de ellos da claras muestras de evitación como girar la cabeza, darse espacio, bostezar...

En las presentaciones o cuando varios perros están sueltos y uno de ellos empieza a acosar sin cesar a otro, en ocasiones hasta el punto de inmovilizarlo, boca arriba en el suelo, es hora de prestar atención a las señales e intervenir en su caso si el animal no cesa en su conducta.

Paula no llega al año, es menudita y de lo más noble. Es una de las recién llegadas a la resi pero tiene ganas de agradar y es una buena comunicadora. Está aprendiendo a andar con la correa y algunas cosas más y disfruta enormemente de las recompensas ante sus avances.





No hay comentarios:

Publicar un comentario