martes, 8 de abril de 2014

La educación nunca acaba

En educación, como casi todo en esta vida, no existen soluciones mágicas (y en la mayoría de los casos, tampoco rápidas). Cuando se desea trabajar una determinada conducta con el perro, como que acuda a la llamada o que pasee sin tirar de la correa, la implicación del guía o propietario es fundamental, pues la base del éxito, es la constancia y la práctica diaria, siguiendo las pautas de cada sesión de entrenamiento.

El perro que aprende necesita de nuestra ayuda para avanzar y, al igual que cualquier otro estudiante, debe "repasar" a diario las lecciones aprendidas para que se cree el hábito.

Además, ese hábito crea nuevas ganas por seguir aprendiendo y perfeccionando lo que ya dominamos y no conoce más límites que nuestra imaginación y tiempo.

Virgi es una podenquita tamaño peque y jovencita, rescatada de la perrera y lista para adoptar. Ha sido esterilizada, chipada y cuenta con todas las vacunas al día. Es activa y enérgica, ideal para amantes del deporte y los largos paseos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario