jueves, 29 de mayo de 2014

Caricias con medida…

A casi todos los gatos de casa les encanta ser acariciados pero, ojo, que el exceso de caricias puede ser molesto y te lo hará saber a la manera felina. Seguro que te suena la situación en la que estás acariciando a tu gato mientras lees o ves la televisión y, de repente se cuelga de la mano con uñas y dientes. En estos casos, lo mejor es quedarse inmóvil puesto que, al menor movimiento, desencadenarías un ataque de verdad. En ocasiones lanzar algo lejos de nosotros, redirige la atención del gato pero, normalmente, al quedarnos quietos, en poco tiempo, el gato pierde interés y se aleja.

Lo que nos hemos perdido antes del intento de agresión, son todas las señales que el gato nos ha lanzado a través de su lenguaje corporal (A todos nos pueden gustar las caricias pero el exceso, cansa). La próxima vez, fíjate: La clave suele estar en la cola puesto que si empieza a moverla de un lado a otro, es el momento ideal de parar la sesión de caricias. Cada animal tiene su propio nivel de tolerancia y, es nuestra responsabilidad como propietarios, conocerlo y respetarlo.




martes, 27 de mayo de 2014

Educando al perro y varios en adopción

Cuando tratamos de educar a nuestro perro a no pedir comida en la mesa, muchas veces tenemos el obstáculo de la propia familia y/o amigos que, sin mala intención, boicotean el trabajo de forma sistemática bajo el pretexto de "mira que carita" o "solo esta vez".

Así, nos encontramos que nuestro perro no se arrima a nosotros en la mesa pero, en cambio, mariposea entre el resto de comensales probando suerte ya que acaba de aprender que funciona.
También ocurre con los que saltan a saludar y que son reforzados continuamente con mimos o caricias.
En estos casos, lo mejor es poner reglas claras para todos y, si ves que los humanos no son capaces de cumplir, dejar al animalito aparte para evitar los malos modales.

ASIA es una perra de tamaño pequeño de tan solo dos años de edad. Lleva en la perrera demasiado tiempo esperando una oportunidad. Nos piden ayuda para difundirla a ella y a otros muchos en su misma situación que tan solo necesitan una mano amiga para salir adelante




lunes, 26 de mayo de 2014

Enseñando a no saltar a las visitas y Denia en adopción

Cuando nuestro perro salta a recibirnos a la vuelta a casa, el premio inmediato es nuestra atención (incluso cuando nos enfadamos) así que nuestra tarea consiste en invitar a nuestro perro a hacer algo diferente a saltar, para que consiga la recompensa que busca en forma de caricias y atención.

En vez de regañarle es mejor buscar que haga algo fácil, como sentarse o permanecer de pie tranquilo. Si el perro responde como esperamos, es la hora de recompensar como él espera, es decir, con atención y caricias.

Si recomendamos buscar conductas sustitutorias simples es porque, en muchas ocasiones, debido a la excitación, el sentado viene acompañado, de un saltito más o menos visible. Si premiamos esa conducta encadenada, realmente, estamos premiando la última acción, el salto o lo que es lo mismo, justo la conducta que queríamos evitar.

Denia tiene tres años y medio, de tamaño mediano, es una perra activa, sociable y muy cariñosa. Rescatada de la perrera, ahora espera su hogar definitivo. Acostumbrada a ir en coche, a la vida en familia y a pasear con correa, se lleva bien con otros perros. Ideal para personas amantes del deporte y la naturaleza.






viernes, 23 de mayo de 2014

Bella se ha perdido

Conocí a Bella cuando fue rescatada de la perrera. Un animal de lo más hermoso y sociable que pronto encontró una familia y un hogar donde la adoran. Hace un par de días, durante un paseo, se asustó y salió corriendo despavorida.


Desde entonces, la estamos buscando. Si la ves, avisa. Si no estás cerca, puedes ayudar difundiendo o compartiendo. Lo importante es que aparezca sana y salva.


miércoles, 21 de mayo de 2014

Colocar el microchip es para toda la vida y Bella desaparecida.

La identificación de perros, gatos y hurones es obligatoria en La Rioja. El único método aceptado actualmente es la implantación del microchip subcutáneo por un veterinario autorizado.

El microchip es un dispositivo que incorpora un código numérico además de una antena electromagnética que facilita que su lectura a través de los aparatos especialmente diseñados para ello.  Cada microchip tiene un número único que está vinculado a la información del animal y del propietario y que el veterinario da de alta en el correspondiente Registro.

En la práctica, implantar el microchip es como asignar un número de carnet de identidad al animal, cuya información se guarda en una base de datos que gestiona el gobierno de La Rioja y a la que tienen acceso veterinarios y entidades autorizadas.

Así, si el animal se escapa o se pierde, podrá ser identificado y localizarse al propietario. También es la forma más eficaz de demostrar la propiedad de un animal en el caso de que este fuera robado.

Al ser obligatorio, no debemos olvidar que las sanciones que establece la Comunidad Autónoma por no implantar este dispositivo de identificación a nuestros animales, son bastante elevadas (de 300 a 1500 euros)
Si aún no has identificado a tu perro o gato, no lo dejes pasar y pide cita a tu veterinario.

La protagonista de hoy es Bella que ha desaparecido en la zona comprendida entre Azofra, Alesanco y Cañas (La Rioja). Su familia la busca desesperada. Es una gata negra muy cariñosa y extrovertida que fácilmente ha podido ser recogida por alguna persona pensando que estaba extraviada. Está identificada mediante chip por lo que, si la reconoces, puedes trasladarla a cualquier veterinario de la zona que dará aviso a la propietaria de su aparición.


Contacto familia: 617964616 (Mónica)




lunes, 19 de mayo de 2014

La necesidad de rascar y Kety buscando hogar

Los gatos necesitan rascar para poner a punto sus uñas, estirarse pero, sobre todo, marcar el territorio con sus olores. El gato, dentro de sus dominios que son la casa, se guía por caminos de olor y, por ello, cada vez que cambiamos las cosas de lugar (un sofá, una estantería...etc) aunque no introduzcamos nada nuevo, "despistamos" a nuestro gato, pues sus caminos han desaparecido y se hace necesario rehacerlos.

En estos casos, podemos ayudar al pequeño felino usando feromonas en spray o difusor (Feliway) que contribuyen a hacer el entorno más familiar y, de esta forma, recuperan más rápidamente sus caminos de olor.

Kety sigue esperando su turno. Lleva en acogida mucho tiempo y es una gata cariñosa y preciosa que ha visto como todos los gatos que llegaron con ella, han tenido su segunda oportunidad.

https://www.facebook.com/difusionrioja/media_set?set=a.2871644528339.1073741850.1776688754&type=3


Cuando el gato se asea y varios peques en adopción

Si observáis atentamente el ritual de aseo de vuestro gato, os daréis cuenta de que, invariablemente, sigue un orden concreto que se repite en cada sesión. Suelen empezar por las patitas delanteras, flancos, cola y patitas traseras para terminar con la carita donde se detienen largo rato. Aunque suele ser parecido para todos, cada uno sigue su propio ritual individual.

Si tu gato deja de asearse de un día para otro, es signo inequívoco de que algo no va bien y es recomendable visitar al veterinario para descartar problemas o, tratarlos, en cada caso.

Rayitas, Black y sus hermanos buscan hogar. Hay cinco en total, que necesitan una oportunidad.

Los más peques tienen tres semanas y aún están con la mamá que será esterilizada después de sacarlos adelante.



Esta es Rayitas



Y este peque Black



 Los blancos y negros, un macho y una hembrita, nacieron el 25 de Marzo y son así de bonitos.




Contacto: 680 99 12 83

viernes, 16 de mayo de 2014

Adolescentes al poder

Los perros, al igual que los humanos, también pasan una fase de adolescencia. De hecho, aunque parezcan adultos, los perros maduran antes física que emocionalmente. Alrededor del año de edad, parece que les entrara la locura y muchos propietarios llaman preocupados ante la conducta de su, hasta ese momento adorable cachorro que, de repente, se vuelve obstinado, desobediente y se divierte poniendo a prueba absolutamente todo y a todos.

La adolescencia del cachorro es algo similar a la de los humanos. Empieza y termina a diferentes edades. Depende de cada perro y no hay una fórmula mágica para todas las situaciones. Las razas pequeñas y medianas maduran a temprana edad y las razas grandes y gigantes tardan más tiempo por lo que no existe una cronología válida para todos los animales.

Tras la pubertad, en torno al año de edad y debido precisamente a la revolución hormonal y a la falta de madurez emocional del animal, que llega en torno a los dos años, el todavía cachorro en cuerpo de adulto “cuestiona” el entorno y todo lo conocido y aceptado hasta ese momento. En ese periodo se pueden observar cambios en la conducta habitual que a veces sorprenden a los dueños que piensan que sus perros se han vuelto insolentes, maleducados o desobedientes. De nuestro buen hacer y de ser un buen referente de calma para nuestro animal, depende que esa etapa pase lo antes posible.

Puede desconcertar el hecho de que el cachorro pase de una fase de desarrollo a otra en tan poco tiempo, pero debemos ser conscientes que los perros llegan a la edad adulta en menos de dos años, mientras los humanos necesitamos unos 20 años, o más, antes de poder considerarnos adultos en todos los sentidos.

Para salvar esta etapa de forma tranquila, lo preferible es empezar la educación del cachorro lo antes posible. Al igual que nos ocurre a nosotros, el aprendizaje es una carrera de fondo y ni perros ni humanos dejamos de aprender los unos de los otros. El tiempo de calidad con tu perro y un buen asesoramiento, te ayudarán a anticipar las necesidades adicionales de educación que puede presentar tu perro.

Soy un cachorro… necesito aprender

Algo común a muchos propietarios, es crearse expectativas acerca de cómo debe ser su cachorro, demandando comportamientos que el animal aún es incapaz de entender. Es tiempo de juego y, en esta etapa, si les permitimos ejercer de cachorros e interactuar con otros, comienzan a aprender el autocontrol de manera gradual. Hasta las 16-20 semanas, presumen de lo que denominamos “licencia de cachorro”. Es fácil ver cachorros fastidiando a animales adultos, aprovechándose de la ventaja que les proporciona dicha licencia, mientras los adultos les dejan hacer con infinita paciencia.

Hacia las 16-20 semanas de edad, la licencia de cachorro comienza a expirar y se inicia una nueva etapa en la que el cachorro debe aprender gradualmente a controlarse mejor y comportarse de manera más educada.
Por lo tanto, se puede afirmar que, de manera general, los cachorros que crecen rodeados de otros de su especie, aprenden, de forma gradual, el autocontrol que necesitarán cuando sean adultos.

Las Escuelas de Cachorros son una buena opción para los peques entre dos y cuatro meses pues favorecen la interacción segura entre los peques y sientan las bases de la convivencia.

Creciendo…

Una vez superada la fase de cachorro estricta, alrededor de los cuatro meses y medio, comienza la adolescencia. Se compone de varias etapas que finalizan hacia los dos años de edad, dependiendo de cada animal, tal y como hemos visto antes. En esta fase se alcanza la madurez sexual y la revolución hormonal despierta instintos hasta ese momento dormidos. Me gusta comparar a los perros jóvenes con los humanos jóvenes. Si recordamos nuestra adolescencia, podemos ver ciertos paralelismos:
  • Les gusta buscar cosas nuevas que hacer, la acción, las carreras y la velocidad.
  • Se aburren fácilmente cuando no pasa nada y están buscando constantemente nuevos retos
  • Carecen de autocontrol y el mundo es un reto constante. Ladran, persiguen objetos cuando nunca lo habían hecho, se muestran retadores frente a otros perros o personas… 
En esta fase, las actividades de Educación Básica o la práctica regular de ciertos deportes con tu perro, sientan las bases para una convivencia más feliz y son la puerta a disfrutar de las múltiples actividades que puedes compartir con tu peludo como paseos, juegos y otras muchas…..

Sigue la revolución

Un perro adolescente está en fase de transición, y hay un montón de cosas que necesita explorar y probar. Permítele descubrir el mundo de forma controlada pero no dejes nunca de lado la tarea de educar a tu perro a ser un animal social y educado.

La socialización cae muchas veces en picado durante la adolescencia. A medida que los perros se van haciendo mayores, suelen tener menos ocasiones de tratar con personas y perros desconocidos.

Los perros, sobre todo los machos, suelen empezar a adoptar ciertas posturas intimidatorias cuando llegan a la adolescencia. Miradas fijas, gruñidos incluso peleas marcan esta etapa. Es frecuente que los propietarios de perros grandes eviten los encuentros con otros perros para evitar estas conductas ante el temor de que su animal pueda hacer daño, mientras que los propietarios de perros pequeños los evitan, precisamente por el temor que hagan daño a su pequeño gruñón.

Un perro así, puede ser irritante y un auténtico tormento pero no significa necesariamente que tenga intención de hacer daño a nadie. Los gruñidos y peleas son propios del desarrollo normal de un perro pero hacer daño no. Eso no quiere decir que debamos permitir este tipo de comportamientos. 
Lo ideal es prevenir su aparición mediante un buen trabajo previo de socialización. 

Para fomentar una buena socialización que minimice estos comportamientos, no te centres únicamente en pasear por el barrio. Intenta buscar distintos recorridos para los paseos y diferentes zonas, de manera que se encuentre con muchos perros y personas. La socialización es una carrera de fondo. Para evitar conductas indeseables con otros perros o con personas, el truco está en trabajar con tu perro a diario y la única forma de conseguirlo es proporcionarle situaciones diferentes que le permitan encontrarse con gente nueva, casi a diario.

Mantener los buenos modales de tu perro durante la adolescencia resulta fácil si sabes cómo hacerlo, pero puede resultar extremadamente difícil de otro modo.

Nunca se debe subestimar la dedicación que necesita un perro. No debemos caer en la tentación de prestar menos atención a los perros, una vez que han llegado a la adolescencia con la excusa de que son mayores. Cambia el tipo de requerimientos pero se mantiene la necesidad de invertir tiempo de calidad con el animal.

Ayudando a nuestro perro

Para que un perro joven aprenda a controlarse, necesita pasar por un período de adaptación y nosotros podemos ayudarle poniendo un poco de nuestra parte: 

Enséñale: El perro desconoce las opciones que tiene. Mediante la educación, aprende a estar tranquilo y descubre que consigue más, eligiendo hacer lo que se le pide en vez de seguir atendiendo únicamente a los instintos saltar, correr tirar de la correa. Podemos y debemos enseñarle y ayudarle a aprender a controlar las diferentes situaciones cotidianas.

Conviértete en referente: Las emociones son contagiosas. El lenguaje de tu cuerpo y tu comportamiento han de adaptarse a lo que esperas de tu perro para convencerle. Movimientos pausados y tranquilos y voz suave para dirigirnos al animal trasmiten calma y control de la situación.

Coherencia: No debemos mezclar autocontrol y fuerza física. Son términos incompatibles. El autocontrol es voluntario, mientras que la fuerza física no. Evita tirones, empujones o forzarle de alguna manera. El castigo físico provoca como reacción un aumento del nivel de estrés.

Trabaja el autocontrol cada vez que puedas. Empieza en zonas libres de distracciones y en sesiones cortas. El aprendizaje debe ser divertido para ambos.

Hay otras formas de ayudarle también, como conocer las señales de comunicación canina y recompensarle cuando muestra una conducta adecuada en una situación estresante (muchas personas o perros, ruidos….).

Ten paciencia: Tu perro necesita tiempo para crecer, igual que nosotros.

Sobre todo, recuerda que la adolescencia es una etapa que se supera y tu perro necesitará de tu ayuda para hacerlo de forma tranquila y sacando el mejor partido del proceso. Eres responsable de un cerebro canino joven y en pleno desarrollo, así que trabaja con él para alcanzar y disfrutar de todo su potencial. Por delante, tienes el gran compromiso y responsabilidad de velar por él, de cuidarlo, atenderlo, dedicarle tiempo y atención, disfrutando de cada paso de la relación que estáis construyendo juntos.

 Colaboración con revista Pelo Pico Pata Nº 93 (Julio 2013)

Nico, el protagonista del post, tiene mes y medio y es un cruce de Pomerania. Es el último de una camada recogida donde todos los demás ya tienen hogar.
¿Te animas a adoptar a este peluche?

Esther: 669 46 71 04


jueves, 15 de mayo de 2014

Presentación de Children For Animals hoy en Logroño.

Esta tarde en Logroño, tenemos una cita especial. Se trata de la presentación de "CHILDREN FOR ANIMALS: Apostando por una educación basada en la empatía y la participación infantil en la sociedad" y "El Cuarto Hocico": De como doce niños y un maestro buscaron cambiar el mundo.

Esta iniciativa surgió cuando los alumnos de 4º de Primaria, del colegio Orba de Muel decidieron actuar y crearon una protectora virtual de animales, dirigida por ellos mismos y gestionada a través del blog www.elcuartohocico.blogspot.com, para luchar contra el maltrato.

Este es un proyecto que crece día a día difundiendo el respeto y cuidado a los animales.

Entre sus acciones, estos defensores de los animales participan activamente en campañas de protección y adopción de mascotas, dan consejos sobre su cuidado y alertan a la sociedad del maltrato.


Una iniciativa de lo más interesante creada por niños para difundir el respeto hacia los animales desde las escuelas. Tuve el placer de conocer a Cesar Bona, el profesor responsable, en Octubre del 2012, durante las I Jornadas de Terapias y Actividades Asistidas por Animales, organizadas por Asociación TAALAR y fue un gustazo participar del proyecto CuartoHocico Kids que ha supuesto todo una revolución y que, espero, siga creciendo y extendiéndose pues, los niños de hoy, son los adultos del mañana.


miércoles, 14 de mayo de 2014

Trabajando los buenos modales y Lía en adopción

En ocasiones nosotros mismos reforzamos, por accidente, la conducta inadecuada de nuestro perro como, por ejemplo, cuando le permitimos que siga tirando hacia delante, aun cuando la correa va tensa hace mucho rato.

Como buenos guías, debemos enseñar a nuestro perro a pasear de forma tranquila con la correa y, lo mejor, es empezar en casa como una rutina más. Si solo le ponemos el collar y la correa para salir a la calle, lo verá como una limitación para llegar antes al parque a oler o jugar con sus amigos.

La correa debe ser para el perro, promesa de cosas buenas: paseo, parque, juegos y para ti, una herramienta que te ayude a pasear con él, de forma tranquila.

Cuando vayas con tu perro, recuerda que el paseo es para disfrutar. Camina recto con los brazos relajados y paso firme. Todo ello contribuye a trasmitir seguridad y calma a tu perro.

Todo esto y mucho más en nuestro Taller más popular el último sábado de Mayo:

Lía, la preciosa Beagle que protagoniza el post, tiene dos años y fue recogida, tras seguir su pista durante varias semanas. Tenía mucha hambre, pero aún más miedo y no quería acercarse. Ahora, vuelve a recuperar la confianza y se está descubriendo con un animal noble. Es muy buena y obediente y solo quiere agradar


Esther: 669 46 71 04


martes, 13 de mayo de 2014

La leyenda de los gatos negros y dos panteritos buscando hogar

Hoy martes y 13, es día para revisar viejas supersticiones, empezando por la de los gatos negros. Según la leyenda, el mayor tesoro del emperador chino Lyn Hi Tian, era su hermosa hija, que poseía como mascota a un gato negro.

Un día, el animal se escapó y el emperador decretó que todos los que viesen pasar al gato negro y no lo atrapasen, serían ahorcados.

Siendo difícil dar captura al gato y, siguiendo al pie de la letra el decreto del mandatario, surgió la leyenda de que cruzarse con un gato negro, traería la mala suerte para aquél que se topase con él.

Sin embargo, hay muchos otros mitos sobre los gatos que son más perjudiciales la especie en general y que están arraigados en la cultura popular. Un ejemplo de ello, es la idea sobre el egoísmo y la hipocresía del gato.

Aunque no seamos conscientes de ello, esta afirmación queda patente en el antagonismo tradicional que ha existido y existe hoy en día entre perros y gatos, a los que atribuimos siempre cualidades contrapuestas.
Es decir, si el perro siempre ha sido considerado un animal fiel, sincero y leal, el gato ha sido tachado de todo lo contrario, es decir, de egoísta, falso y taimado.

Esta idea viene de siglos atrás, y parte de la responsabilidad fue del naturalista francés George-Louis Leclerc, conde de Buffon (1707-1788 ), que en su obra magna "Historia natural" comparó a perros y gatos, diciendo que los gatos “están dotados de una malicia innata, de un carácter huidizo y de una natural perversidad”.

Aunque es conocido que detestaba a los gatos, muy pronto esta idea se difundió entre la gente, llegando incluso hasta la actualidad.

Dejando aparte las supersticiones y, como decía Groucho Marx, si un gato negro se cruza en tu camino, seguro que va a alguna parte. Es la hora de sacudir la leyenda negra de los gatos negros. La buena o mala suerte no está detrás de ellos.

Salem y Canela son estos dos preciosos gatos que siempre han vivido juntos. Están recogidos por la Asociación Esperanza Felina y se entregan en adopción juntos. Son limpios, discretos, elegantes y cariñosos.



domingo, 11 de mayo de 2014

Llamado al mi perro y Erik en adopción

Que el perro acuda a tu llamada es una de las mejores cosas que puedes enseñarle. Si confía en ti, vendrá siempre que se lo pidas lo que dará más margen de libertad al perro. La llamada, el sentado y el tumbado son habilidades que pueden salvar la vida a tu perro, así que merece la pena invertir tiempo y esfuerzo en practicar todos los días un rato.

Lo primero, es elegir una palabra que sirva de señal. Si tu perro es un cachorro, puede servirte cualquiera pero, para animales adoptados o recogidos, es posible que tengas que exprimirte un poco el cerebro puesto que es más que probable que el perro tenga malas asociaciones con el típico "ven" ya sea porque en su anterior vida, la acción de acudir era castigada o porque hemos desgastado la palabra por mal uso (Por ejemplo ven, ven, ven... etc.).

Haz pruebas y decide. Si el perro no hace ni caso o echa a correr en dirección contraria, es hora de elegir otra palabra-señal.

Estas y más cosas en nuestros Talleres de Paseo y Llamada y muy prontito tenemos otra edición.


Erik, es este guapo grifón que, para tener ocho añazos conserva la energía de la juventud pero dotada de la serenidad que le va aportando la edad y la experiencia. Está bien educado y necesita una persona que sepa convertirse en su guía, referencia y apoyo.




viernes, 9 de mayo de 2014

Gatos y Juguetes

¿Cuántas veces habéis comprado un juguete nuevo para vuestro gato y, lejos de prestarle ningún interés, parece mucho más interesado en la caja en la que viene envuelto?

Las cajas, son grandes juguetes para nuestro gato. Les proporcionan refugio, un lugar para esconderse de miradas indiscretas y un estupendo rascador para hacerse las uñas. ¿Quién puede resistirse ante los encantos de una caja?

Lejos de rendirnos a la primera cuando llega un juguete nuevo a casa, es importante "disfrutar" de la novedad con nuestro gato. Muchos nos decís que vuestro gato no sabe jugar, pero no es estrictamente cierto. Lo normal es que por falta de uso, haya olvidado la rutina del juego y se haya acomodado en una vida aburrida y sin estímulos (comer, dormir y en muchos casos, engordar).

Realmente lo que buscan los gatos de casa, no es jugar por jugar, salvo cuando cazan cualquier cosa que hayamos dejado por despiste a su alcance como los calcetines enrollados o cosas así.

Lo que verdaderamente quieren es que NOSOTROS participemos del juego. No hay nada más aburrido que cazar algo que no se mueve pero, si empezamos la secuencia, iniciamos el movimiento del juguete, el felino pronto pilla el truco y pasa largos ratos entretenido mientras le acompañamos.

Y lo bueno es empezar para poder ir planteando nuevos retos a nuestro pequeño felino que cada vez disfrutará más. Al fin y al cabo es tiempo de calidad junto a tí!!

El prota es Odín de Esperanza Felina, que sigue en acogida a la espera de un hogar definitivo. ¿Quién se anima????





martes, 6 de mayo de 2014

La cola de los gatos y Kity en busca de un hogar

Los gatos usan su cola para ayudarse a mantener el equilibrio cuando andan por ramas o lugares estrechos y también cuando corren o giran. También es una parte fundamental de la comunicación felina pues todos reconocemos el enfado de nuestro gato cuando empieza a mover la cola de forma rápida y nerviosa.

Cuando sufren algún traumatismo que les priva de esta ventaja, necesitan un periodo de adaptación para aprender a manejarse sin la cola tanto a nivel de movimiento como de comunicación.

Los investigadores han descubierto que los gatos que nacen sin cola nunca dependerán de ella para guardar el equilibrio pues han aprendido a compensar esta carencia.

No obstante, incluso los gatos Manx cuya cola es muy cortita también dan coletazos cuando están molestos, por lo que parece que el instinto de esta conducta está presente aún cuando falta el rabo.

Kity también busca su oportunidad. Llegó hace más de un año y es la triqui más cariñosa del mundo y una gran comunicadora. Ha visto como todos los compis con los que llegó (Irina, Asia, Korina y Félix han ido encontrando su propio hogar y ahora, es el momento de darle una familia a esta preciosa.





III Mercadillo Solidario Colaboración Animal

Este fin de semana tenemos una oportunidad de comprar de forma diferente y solidaria, todo a beneficio de los animales rescatados por el Grupo Colaboración Animal.

Por tercer año consecutivo, este colectivo formado por particulares sin más interés que ofrecer una oportunidad a los animales sin hogar, organiza este original mercadillo, donde podemos encontrar ropa, juguetes, artesanía, bisutería, y otros artículos nuevos y de segunda mano donados o cedidos por voluntarios, colaboradores y comercios riojanos que se ha apuntado a poner su granito de arena para la ocasión.

Los beneficiarios en esta ocasión son varios, entre ellos los perros que quedan por encontrar hogar de entre los decomisados por La Guardia Civil en 2012 cuyos nombres son Coco, Mia, Urko y Roma. No voy a volver a hablar de su historia pero, se resume en una vida de desgracias: Robados, maltratados, abandonados, encerrados en la perrera a la espera de juicio y rescatados del sacrificio, encontraron su salvación de la muerte gracias a este grupo de personas y a la movilización popular. La historia de los perros decomisados (Coco, Mia, Urko y Roma):


 Ahora mismo, este grupo también tiene a su cargo a otros dos perros rescatados, Aslan y Bob, cuyas historias podéis conocer en su página de Facebook donde podéis ver las formas de ayudar a esta iniciativa.


Toda la recaudación se destinará a los gastos de mantenimiento y veterinarios


El mercadillo como otros años, estará instalado en el Local Espacio Infinito, situado en la calle Pérez Galdós nº 8 de Logroño (al lado de Zara y enfrente de Natura y Caminata). 


lunes, 5 de mayo de 2014

La importancia de la coherencia, las rutinas y Sila buscando hogar

Muchas veces y de forma inconsciente, a los cachorros se les permite y fomentan conductas que pueden resultar poco adecuadas ahora y, sobre todo en el futuro, pero resultan graciosas y se van perpetuando, como subirse a los muebles, sobre las personas, ladrar al menor ruido, gruñir o morder si algo le molesta, comer o pedir en la mesa, entre otras....

Un perro es siempre un perro y, cuando es visto y tratado como un niño pequeño, puede convertirse en un potencial tirano que crecerá sin orden ni disciplina. Para evitar conflictos, es necesario saber educar y entender a nuestro pequeño amigo. A pesar de que la mayoría de los perros de casa dependen de nosotros, no son niños y, es bueno darles un lugar de descanso propio, horarios y rutinas para que todo siga un orden lógico.

También es importante el ejercicio físico y mental. Todos los perros, sean grandes o pequeños, requieren de paseos diarios, movimiento, diversión y educación. Por mucha pereza que nos dé, es nuestra responsabilidad. El clima o el tamaño del animal no son excusa para no sacarlo a pasear y correr.

Hoy os presento a Sila, un precioso perro de tamaño medio-grande, muy inteligente y con mucha energía que necesita de un buen guía, rutinas y dosis de ejercicio físico y mental para dar lo mejor de sí mismo.