miércoles, 21 de mayo de 2014

Colocar el microchip es para toda la vida y Bella desaparecida.

La identificación de perros, gatos y hurones es obligatoria en La Rioja. El único método aceptado actualmente es la implantación del microchip subcutáneo por un veterinario autorizado.

El microchip es un dispositivo que incorpora un código numérico además de una antena electromagnética que facilita que su lectura a través de los aparatos especialmente diseñados para ello.  Cada microchip tiene un número único que está vinculado a la información del animal y del propietario y que el veterinario da de alta en el correspondiente Registro.

En la práctica, implantar el microchip es como asignar un número de carnet de identidad al animal, cuya información se guarda en una base de datos que gestiona el gobierno de La Rioja y a la que tienen acceso veterinarios y entidades autorizadas.

Así, si el animal se escapa o se pierde, podrá ser identificado y localizarse al propietario. También es la forma más eficaz de demostrar la propiedad de un animal en el caso de que este fuera robado.

Al ser obligatorio, no debemos olvidar que las sanciones que establece la Comunidad Autónoma por no implantar este dispositivo de identificación a nuestros animales, son bastante elevadas (de 300 a 1500 euros)
Si aún no has identificado a tu perro o gato, no lo dejes pasar y pide cita a tu veterinario.

La protagonista de hoy es Bella que ha desaparecido en la zona comprendida entre Azofra, Alesanco y Cañas (La Rioja). Su familia la busca desesperada. Es una gata negra muy cariñosa y extrovertida que fácilmente ha podido ser recogida por alguna persona pensando que estaba extraviada. Está identificada mediante chip por lo que, si la reconoces, puedes trasladarla a cualquier veterinario de la zona que dará aviso a la propietaria de su aparición.


Contacto familia: 617964616 (Mónica)




No hay comentarios:

Publicar un comentario