domingo, 11 de mayo de 2014

Llamado al mi perro y Erik en adopción

Que el perro acuda a tu llamada es una de las mejores cosas que puedes enseñarle. Si confía en ti, vendrá siempre que se lo pidas lo que dará más margen de libertad al perro. La llamada, el sentado y el tumbado son habilidades que pueden salvar la vida a tu perro, así que merece la pena invertir tiempo y esfuerzo en practicar todos los días un rato.

Lo primero, es elegir una palabra que sirva de señal. Si tu perro es un cachorro, puede servirte cualquiera pero, para animales adoptados o recogidos, es posible que tengas que exprimirte un poco el cerebro puesto que es más que probable que el perro tenga malas asociaciones con el típico "ven" ya sea porque en su anterior vida, la acción de acudir era castigada o porque hemos desgastado la palabra por mal uso (Por ejemplo ven, ven, ven... etc.).

Haz pruebas y decide. Si el perro no hace ni caso o echa a correr en dirección contraria, es hora de elegir otra palabra-señal.

Estas y más cosas en nuestros Talleres de Paseo y Llamada y muy prontito tenemos otra edición.


Erik, es este guapo grifón que, para tener ocho añazos conserva la energía de la juventud pero dotada de la serenidad que le va aportando la edad y la experiencia. Está bien educado y necesita una persona que sepa convertirse en su guía, referencia y apoyo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario