lunes, 16 de junio de 2014

Despertar del gato y una peque en adopción

Cada gato tiene su propio despertar y es increíble la flexibilidad que llegan a desplegar los felinos gracias al diseño exclusivo de su esqueleto que consta de aproximadamente 244 huesos (dependiendo del número de huesos de la cola). Este armazón sostiene y protege los tejidos blandos al mismo tiempo que confieren al animal una gran agilidad de movimientos.

Los gatos están diseñados para trepar y correr de forma explosiva y en parte, es debido a las peculiaridades de su organismo. Por ejemplo, la clavícula de los felinos es tan solo una minúscula astilla unida al pecho solo por músculo. Esto libera los omoplatos y permite a nuestro gato mover las patas delanteras con gran libertad alargando así la zancada.

Esta movilidad, sin embargo, tiene sus contrapartidas. Las articulaciones han de ser fuertes para desplegar el movimiento lo que reduce la habilidad del gato para correr durante periodos prolongados. Es decir, nuestro gato de casa es un sprinter y no un corredor de fondo.

Noa nació a finales de Marzo y está actualmente en una casa de acogida a la espera de su familia definitiva. Es menudita, muy buena y cariñosa. Acostumbrada a perros.
Contacto: 680 99 12 83 (Carlos)





No hay comentarios:

Publicar un comentario