martes, 15 de julio de 2014

El peligro del calor y una galga en adopción

Uno de los peligros más graves a los que se encuentran expuestos nuestros animales durante la época estival es el denominado golpe de calor.

Los perros no pueden regular su temperatura mediante el sudor pues carecen de glándulas sudoríparas extendidas por el cuerpo como en el caso de los humanos. Ellos sólo pueden regular su temperatura mediante los jadeos y el sudor que eliminan por las almohadillas de sus patas. En los días de mucho calor o en los traslados en coche, esta regulación puede no ser suficiente y se presenta el temido golpe de calor, que puede resultar mortal, pues acaba con las reservas de azúcar y sales del cuerpo del perro. La temperatura corporal sube hasta producir un fallo en el centro de la termorregulación del cerebro y a partir de aquí es imposible controlar la temperatura que sigue subiendo, entrando rápidamente en coma y muriendo. El “golpe de calor” puede acabar con nuestro perro en pocos minutos!


Gilda, la preciosa galga protagonista de hoy, fue encontrada abandonada en medio de la carretera. Ahora esta a salvo, pero necesita urgentemente acogida o adopcion.

Si puedes acoger o adoptar a Gilda, escribenos a dan.asociacion@gmail.com  o si eres de Madrid y para adopciones Internacionales a dan.asociacion.madrid@gmail.com 



No hay comentarios:

Publicar un comentario