jueves, 3 de julio de 2014

Juegos de interior y Chiqui buscando hogar

El juego estimula la actividad mental del perro y es una forma de que se sienta más feliz a nuestro lado.

Las cajas de cartón son un buen entretenimiento para los días que no se puede salir demasiado rato. Podemos conseguir que nuestro perro esté entretenido con juegos de interior. Cualquier objeto o propuesta con el perro dentro del hogar puede convertirse en una actividad divertida si se hace con cariño y se tienen ganas de pasarlo bien.

Una opción sencilla es la caja de cartón. Buscamos una caja de cartón o caja de ordenación de plástico, lo suficientemente grande para que el perro pueda meter la cabeza e incluso las patas delanteras. Si cabe entero, mejor que mejor...

En el caso de la caja de cartón, cortamos las solapas para evitar que nuestro perro se lastime al entrar y salir de ella. A continuación, rellenamos con bolas de papel de periódico y lanzamos dentro unos pequeños trozos de salchicha. Con algo tan sencillo ya tienes un juego de busca casero y de interior. Si lo quieres complicar, puedes esconder la comida dentro de las bolas de papel. Si lo quieres complicar aún más, puedes añadir rollos de papel higiénico con los bordes metidos hacia dentro con los trozos de comida dentro.


El protagonista de hoy es Chiqui, un perro de tamaño peque y jovencito que no lo ha pasado demasiado bien. Ahora está aprendiendo a llevar collar, a andar con la correa, a recibir mimos y ha disfrutado de su primera sesión de peluquería donde lo hemos dejado todo guapo y limpio. Es simpático, agradecido y se va adaptando a su nueva vida pero necesita un hogar definitivo donde seguir progresando y sentirse querido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario