lunes, 7 de julio de 2014

Memoria felina y Auri buscando hogar

Simplificando la definición, la memoria es la capacidad para recordar. En los gatos, esta capacidad está bastante desarrollada, pudiendo evocar ciertos sucesos del pasado. A pesar de la gran importancia que tiene para la supervivencia de los seres vivos y de los numerosos estudios iniciados en este campo, su funcionamiento exacto en los felinos, todavía se desconoce.

Además de aprender y memorizar una gran cantidad de datos, los gatos son capaces de almacenar de forma especial, la información  que es útil para ellos y para su propio bienestar y comodidad. Así, aunque se le repitan normas como no afilar uñas en el mobiliario, ni traer a casa sus trofeos de cacería, normalmente obviará estas reglas de su memoria, o simplemente no las utilizará.

Curiosamente, tienen muy buena memoria para las cosas "importantes" del día a día pues recuerdan perfectamente sus comidas favoritas, donde está su cuenco de agua, dónde y cómo encontrar su arenero, el aspecto, sonido y tacto de sus juguetes preferidos, y dónde los han dejado para poderlos rescatar en el momento adecuado, que suele ser siempre de noche.

De forma especial, graban la ubicación de los rincones más soleados, calentitos y agradables de la casa, para echar una siestecita y/o descansar.

Los gatos también recuerdan a las personas y animales que han conocido a lo largo de su vida, quién le trató bien y quién no, y los registran para siempre en su memoria.

La memoria es selectiva, pero podemos ayudar a nuestro gato a recordar y respetar ciertas normas de convivencia, adaptando la casa para él y creando un territorio y un entorno confortable y seguro.

Esta cosita es Auri, a la que tuve el gustazo de conocer cuando llegó a casa de Anuska Lacosta. Es divertida e imparable como buena tricolor y muy cariñosa y sociable. Come solita, se entretiene con sus juguetes aunque le encanta la compañía y los mimos y sabe usar la arena perfectamente.

Ah, y está buscando un hogar definitivo. Si la quieres conocer, contacta con su casa de acogida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario