martes, 19 de agosto de 2014

En memoria

Hoy no hablaré de educación, ni de conducta ni os presentaré a un peludo buscando hogar. Quiero dedicar este post a la familia de un pequeño que, sin quererlo, se ha convertido en estandarte del sentir animalero de las redes sociales riojanas. Ojalá que su historia sirva para concienciar a todo el mundo de que la violencia gratuita no es opción. Ojalá que jamás se vuelva a repetir otro caso así.

Kuki se ha marchado despacito dejando a su familia para siempre. Me hubiera gustado escribir otra cosa pues han sido muchas las personas pendientes de esta tragedia pero, el destino ha querido que, el ataque sufrido por un ser presuntamente racional, lo mandara a urgencias veterinarias por segunda vez en el curso de dos semanas sin que, en este caso, se pudiera hacer nada más por salvarle la vida.

El pasado 26 de Julio, mientras su mami humana alimentaba a unos gatos, un hombre, la emprendió a golpes y patadas contra el pobre Kuki, un perrito mayor que no levantaba dos palmos del suelo y que apenas pesaba tres kilos. Su propietaria, una mujer octogenaria, poco pudo hacer para impedirlo, hasta que fue auxiliada por varios vecinos de la zona. Dos ingresos en el hospital veterinario, días y noches de incertidumbre para un final amargo. A pesar de todos los esfuerzos por salvarlo, no pudo ser.

Lamentable y triste que haya personas que no sepan dialogar y usen la violencia contra los débiles e indefensos. Para que luego tachemos a los perros de seres irracionales…. Toca esperar que hable la justicia y que se actúe en consecuencia al daño causado. Un abrazo fuerte a toda la familia que me consta que lo ha pasado y lo está pasando realmente mal y mi sincero agradecimiento a los veterinarios que han hecho todo lo posible por recuperarlo hasta el final.

Sin palabras…..




No hay comentarios:

Publicar un comentario