lunes, 15 de septiembre de 2014

¿Qué hay en realidad detrás de la cara de culpabilidad de un perro?

Cuando nuestro prepara alguna trastada, no es infrecuente castigarle o recriminarle y, comentar tras la refriega aquello de “si ya sabe lo que ha hecho mal. Me mira con cara de culpabilidad”. Lo ideal sería prevenir este tipo de comportamientos impidiendo el libre acceso de nuestro perro a toda la casa sin nuestra supervisión, por lo menos, mientras aprende.

En contra de lo que piensa la mayoría, los perros son incapaces de asimilar la culpabilidad, ya que es un sentimiento puramente humano. Lo que nos trasmiten con su mirada en estas situaciones es miedo por nuestra reacción, nuestra postura corporal, nuestro tono de voz… Todo esto se confunde con la “culpa”.


Castigarles no soluciona nada y solo rompe la buena relación. Tu perro no entiende tu enfado e intenta calmarte de la forma que solo sabe hacer. El resultado es un perro confuso que no sabe a qué atenerse. Es mejor evitar las situaciones en las que nuestro perro pueda “equivocarse” y darle alternativas a sus necesidades. Por ejemplo, si le están saliendo los dientes o es un perro muy enérgico, es normal que quiera morder todo pero podemos enseñarle a disfrutar de juguetes especiales para esos momentos.

Estos son los recién llegados desde la perrera y gracias a la ayuda de muchas personas, los nuevos residentes a Lola y Zar. Son jóvenes, simpáticos y de lo más extrovertidos lo cual ha sido una bonita sorpresa pues a todos se les ve muchísimas ganas de aprender y agradar. Os los iré presentando poco a poco, para que podáis conocerlos mientras les buscamos buenos hogares definitivos a través de DAN-Defensa Animales del Norte 

Contacto: dan.asociacion@gmail.com






No hay comentarios:

Publicar un comentario