martes, 4 de noviembre de 2014

Mal tiempo, agua y perros

Llega el tiempo desapacible, el viento y el agua. Independientemente del frío que hace fuera, un perro tiene que pasear, no solo salir a hacer sus necesidades rápidamente para volver a casa. Ponte ropa gruesa y échate a la calle con él. Necesita caminar, correr, oler, descubrir la nieve y estar con otros perros.... Aunque no soy demasiado partidaria de la ropa para perros, he de reconocer que, para cachorros y algunas razas, sobre todo las más pequeñas, o con menos pelo como por ejemplo los galgos, puede ser necesario abrigarlos, sobre todo en zonas donde las temperaturas son muy bajas.

Solo recomiendo reducir el tiempo de paseo con frío o lluvia intensa a los cachorros y a los perros ancianos. En estos casos, se hace especialmente importante evitar cambios bruscos de temperaturas y las corrientes de aire ya que la capacidad de termorregulación no está desarrollada en el caso de los pequeños y empieza a resentirse en los animales mayores.

Si nuestro perro precisa un corte en invierno, los buenos peluqueros caninos tienen la precaución de que no descargar mucho, puesto que el pelo, supone la protección natural de nuestro perro, es su abrigo.

Si el paseo es sobre nieve, tu perro disfrutará enormemente con la novedad pero, recuerda secar bien pelo, almohadillas plantares y orejas al llegar a casa para que no coja frío. No dejes que tu perro se chupe las patas y menos que se coma la nieve porque hay zonas donde ponen sal o anticongelantes y son productos tóxicos para ellos. La cama de nuestro perro tiene que estar en una zona caliente y sin corrientes.

Como precaución adicional, la cama debe de ser calentita, acogedora y alejada de corrientes. Hay perros que incluso gustan de taparse cuando duermen, porque sienten frío.

Es recomendable vigilar el peso y consultar con el veterinario en caso de pérdida acusada. Muchas veces es preciso aumentar la dosis de pienso en invierno puesto que, si realizan actividades físicas intensas, necesitan comer más para recuperar la energía perdida y conservar el calor corporal.

Hoy os presento a un ser especial y por el que siento especial cariño. Bruno es un abuelito mestizo de 16 años y unos 11kg de peso. Sociable, cariñoso, listo y dulce, no aparenta los años que tiene.

Olvidado por su dueño en una residencia durante 2 años con una herida grave en el ojo, está totalmente recuperado y no le ha quedado casi ni cicatriz. Este veterano es todo un campeón!

Se encuentra en residencia, pero necesita ACOGIDA O ADOPCIÓN. Un hogar definitivo donde vivir feliz el resto de su vida.

Es mayor, pero físicamente se encuentra estupendamente.


TELEFONO: 610 399 623



No hay comentarios:

Publicar un comentario