jueves, 29 de enero de 2015

Cuánto debe durar el paseo del perro.....

Pues, como casi todo en la vida, la respuesta es DEPENDE... del animal, de vuestro horario, del clima, de las ganas que tengáis ese día....

No hay tiempos mínimos y máximos sino que debemos adaptarnos. Hay días que vuestro perro tendrá más ganas de marcha y el paseo se podrá alargar todo lo posible en función de vuestras obligaciones.

Otros, en cambio, sobre todo si hace frío o lluvia, es posible que el animal no sienta la necesidad de pasar mucho tiempo al aire.... En esos casos, tras hacer sus necesidades, se suelen plantar indicando claramente que tiene suficiente y es hora de volver a casa. No todos los días son iguales y, todos tenemos días mejores y peores (los perros también).

También hay algunos perros que disfrutan enormemente de la novedad de la nieve como Coco y Tomas en la foto y ambos en adopción a través de DAN- Defensa Animal del Norte.


Si quieres conocerlos, contacta con ellos en: dan.asociacion@gmail.com


miércoles, 28 de enero de 2015

Cuando buscan nuestro apoyo y Negrilla en adopción

Entender bien el lenguaje corporal de tu perro puede ahorraros a ambos, más de un disgusto. Si, por ejemplo, durante el paseo se queda paralizado y con la mirada fija tras escuchar un ruido fuerte e inesperado (sea cual sea) puede llegar a bloquearse y, en esos casos, muchos animales, hacen caso omiso a las llamadas porque, se vuelven incapaces de escuchar o de ver lo que tienen enfrente.

Esta situación se suele dar más frecuentemente cuando empieza a anochecer ya que la falta de luz, empeora la percepción del perro pero puede suceder en cualquier momento del día. Si no encuentra una salida, el perro puede echar a correr presa del pánico con el consiguiente peligro.

Lo mejor que puedes hacer por él es sacarlo de la situación, acercándote en silencio por su lateral, colocándote a su altura, ajustando la correa y moviéndote con él hacia lugar seguro, por ejemplo, hacia casa. Afianzarás un poco más tu relación con él y le darás un motivo más para sentirse siempre seguro a tu lado.

Negrilla es una dulce y preciosa Setter Inglés que busca un hogar para dar todo el amor que lleva dentro. Es sociable con perros y gatos, noble, buena, cariñosa y guapísima. No se puede pedir más!

Además Negrilla ya no es una jovenzuela loquilla, nació en 2008 lo que la hace una perrita más tranquila y manejable que los perros jóvenes. Sólo necesita cariño y un sitio calientito para dormir. Anímate a abrirle tu hogar a ésta dulzura hecha perra.


Si quieres adoptar o acoger a Negrilla, contacta con dan.asociacion@gmail.com ó si eres de Madrid y para adopciones Internacionales a dan.asociacion.madrid@gmail.com




La perfección se alcanza con la práctica y Dana buscando hogar

Que el perro realice aquello que esperamos de él, en una situación concreta (por ejemplo, que acuda a la llamada) es un punto de partida, no una prueba superada para siempre.

Normalmente ocurre que, con el tiempo, hay conductas que "en casa las hace bien”, (por ejemplo atender a la llamada) pero es más que probable que en la calle no ocurra lo mismo pues olvidamos "repasar" lo aprendido con nuestro perro y, pasado un tiempo la conducta no está lo suficientemente interiorizada en el animal, como para llevarla a cabo igual de bien en diferentes contextos (además en el exterior hay muchos más estímulos que juegan en nuestra contra). 

Las señales básicas de educación canina deben convertirse en un juego divertido para ambos. Empieza en casa de forma tranquila y ve incrementando las distracciones a medida que el animal avance y tú cojas seguridad pero no olvides que la perfección se alcanza con la constancia y la práctica.

En los juegos de llamada, conviene elegir una palabra diferente a las que usamos para otras cosas. La señal “aquí” me suele gustar mucho porque no es la habitual pero puedes elegir cualquiera con la que te sientas cómodo y que sea fácil para tu perro y deberías usarla siempre que le llames. La forma correcta es “perrito aquí”. Informa siempre a tu perro de lo que esperas de él. En caso contrario, lo despistarás y no querrá participar del juego.

http://perrygatos.es/perros/paseo-y-llamada/

Dana es una preciosa cruce de boxer de tan solo 10 meses de edad y 25 kilos de peso. Es un amor de perrita y además preciosa. Una estupenda compañera para los niños y muy sociable con otros animales.

Está esterilizada, vacunada, desparasitada, con chip y con todo preparado para llenar de amor un hogar






martes, 27 de enero de 2015

Perros expresivos y Bruno buscando hogar

Lo habremos dicho mil y una veces. Los perros son de lo más expresivos y solo hace falta poner un poco de atención para entender lo que quieren decirnos y actuar en consecuencia...

Los perros aun siendo diferentes a los seres humanos son capaces de sentir miedo, alegría y otras emociones como respuesta a aquello que le rodea. Al igual que nosotros, su cerebro también dispone de un sistema límbico, asociado a la supervivencia y a las respuestas fisiológicas ante estímulos emocionales. Este sistema,  formado por varias estructuras, está relacionado con la memoria, la atención, los instintos sexuales, las emociones (por ejemplo placer, miedo, agresividad) y la conducta.
 
A un perro con miedo, no es recomendable regañarle cuando hace algo que no nos gusta, pues solo acentuamos temores. Es mejor ayudarle desde el principio, sin reforzar los momentos en los que está tenso, y darle nuevas opciones de aprendizaje.
 
Si por ejemplo, durante el paseo, ante la presencia de un perro o persona desconocida, se pone nervioso (con o sin tensión en la correa), lo recomendable es dar un paso, o varios, hacia atrás hasta que gane distancia de seguridad, con respecto a aquello que lo incomoda. Si no actuamos con diligencia, lo siguiente que hará nuestro perro para tratar de hacer frente a la situación, será ladrar. En esa distancia de seguridad, el perro aprende a enfrentarse con sus miedos desde una situación menos amenazadora.
 
El enfoque más adecuado para tratar estos miedos, consiste en trabajar el lado emocional de las situaciones en que se produce o, lo que es lo mismo, cambiar la percepción del perro y convencerlo de, aquello que le da miedo, no es tan malo como parece. En estos casos, debemos ser pacientes y tener en cuenta que el proceso deberá ser gradual y progresivo, premiando cada avance.

Bruno busca un hogar. Ha sido rescatado de la calle, tiene un añito y es la mar de simpático y bueno.
No tiene miedos y con perros y gatos se lleva fenomenal. También le gustan los niños y no le agobian para nada.  No ladra ni rompe cosas y es extraordinariamente obediente.

Es un pequeñuelo mestizo de teckel que está deseando dar y recibir amorrrrrr!!


Si te animas, contacta con dan.asociacion@gmail.com




jueves, 22 de enero de 2015

La educación debe ser divertida y Sancho buscando hogar

La educación básica no deja de un tipo de juego. Al fin y al cabo tu perro disfruta teniendo algo que hacer y, además, sale reforzado en cada sesión, pues es tiempo de calidad contigo. Podéis aprender un montón de cosas de forma fáicl: junto, sienta, tumba, patita y otras muchas habilidades de forma divertida y relajada. Si tienes dudas, consulta con un educador que te dará las pautas necesarias o apúntate a un grupo de Educación Canina que, además, te da la oportunidad de conocer a otras personas y perros.

Practica mucho, relájate y disfruta con seguridad de la relación con tu perro. Un ratito todos los días, es la clave de éxito.

Hoy os presentamos a Sancho que es un perrete joven y muy simpático que, aprende súper rápido. Acaba de pasar por una operación para reparar una fractura antigua pues fue rescatado de la perrera cojo. Según el veterinario, parece que, hace ya bastante tiempo, sufrió un accidente muy fuerte, que le provocó la rotura de parte de la cabeza del fémur, (algo dolorosísimo en inicio) y por eso no apoyaba bien esa pata, había perdido musculatura y movilidad.

Ahora, gracias a la ayuda de muchos donantes y a una estupenda labor de los profesionales de Ruiz y Menta, se han podido  extraer todos los pedacitos de hueso suelto, para que no le duela, pueda apoyar y recuperar la musculatura.


Ahora mismo está en una casa de acogida en recuperación. En breve iniciará la rehabilitación pero necesita adopción definitiva.

Si quieres adoptarlo, escribe a dan.asociacion@gmail.com ó si eres de madrid y para adopciones internacionales a dan.asociacion.madrid@gmail.com



lunes, 19 de enero de 2015

Cada gato es único y la pequeña Vainilla buscando hogar

Cuando llega un gato a casa, puede que las expectativas que tenemos, no se vean cumplidas en un primer momento (o nunca). Adoptar un gato, por muy pequeño que sea, con la excusa de educarlo a nuestra manera, no garantiza que vaya a ser lo que habíamos imaginado pues, cada gato tiene un carácter único y particular.

Hay gatos activos y deportistas que pasan el día escalando y, por el contrario, hay gatos tranquilotes y pachones, que prefieren un buen cojín donde pasar el tiempo. Los hay ronroneadores y los hay discretos, los hay grandotes y otros menudos..... El animal necesita tiempo para conocernos (igual que nosotros a él) y también necesita que conozcamos y respetemos sus necesidades como especie.

http://www.perrygatos.es/gatos/

Todos los peques de Esperanza Felina buscan una segunda oportunidad. Algunos han llegado muy peques de la calle como la pequeña Vainilla que protagoniza hoy el post, que fue rescatada junto a sus tres hermanos también en adopción, otros muy enfermitos y, muchos otros, han vivido el abandono y van recuperando la confianza con la ayuda de las voluntarias de la Asociación.

Todos ellos necesitan ayuda y una familia definitiva que les quiera como merecen. Ahora la situación es más urgente si cabe. Se quedan sin piso-refugio y van a necesitar casas de acogida para reubicarlos. Todos tienen algo especial que enamora.

Te invito a conocerlos en:



viernes, 16 de enero de 2015

Viajar en coche con tu peludo, arneses y accidentes

Algo tan inocente como este gesto, puede resultar peligroso para nuestro perro en caso de frenazo. 



Si vas a viajar en coche con tu perro, deberá hacerlo en una zona donde no moleste al conductor, bien con su arnés o en un transportín debidamente cerrado. Recomendamos el uso del arnés frente al collar puesto que, en caso de frenazo, el cuello puede sufrir lesiones de más o menos consideración.

Al hilo de esto, Guillermo Alfonsín de http://es.autoblog.com/ me escribió para aportar un post que había publicado unos meses antes precisamente al hilo de este asunto y que venía a resumir la preocupación de muchos propietarios y la falta de regulación de los dispositivos de anclaje para nuestras mascotas.

“Desde hace años se comercializan los llamados (o mal llamados en la mayor parte de ocasiones) arneses "de seguridad". Estos arneses están pensados para anclar a nuestro perro al anclaje del cinturón de seguridad, empleando una suerte de arnés para amarrarlo. Los fabricantes prometen mayor seguridad para el perro en caso de accidente, y mayor confort durante el transporte.

Pero como no existe demanda legislativa sobre test de impactos reales para estos dispositivos, la realidad es que nadie, o casi nadie, sabía qué ocurría en caso de accidente. ¿Eran estos dispositivos seguros para el perro? ¿Y para el resto de ocupantes del coche?”

Porque la pregunta que surge entonces es: Qué ocurre en caso de accidente con el animal que viaja dentro???

Nos seguimos encontrando demasiadas laguna legislativas aún en el tema de los animales de compañía cuando lo cierto es que representan un porcentaje cada vez mayor en nuestra sociedad..... Un reportaje sobre casos reales contados en primera persona. Y vosotros, qué opináis??



La encargada de cerrar la semana es Kate, esta preciosa cruce de Spaniel de unos 7-8 años que espera un hogar definitivo tras ser rescatada de la perrera. De lo más sociable y cariñosa con personas, perros y gatos es muy prudente y discreta y le encanta agradar. Contacto: dan.asociacion@gmail.com



lunes, 12 de enero de 2015

Una historia de amor y lealtad con un final por escribir

Una vida de lealtad dedicada a su humano. Willy, el perro, protegía el cuerpo de su amo fallecido, Dámaso, con ladridos. Panchi el gato, le acompañaba sin separarse de su lado. Así durante días hasta que los vecinos dieron la voz de alarma. Nadie podía separar a Willy de Dámaso. Los miembros del Servicio Gallego de Lecería afirman que el can mostró una lealtad "más allá de la muerte".

Ahora ambos están en el Centro de Recogida de Animales Abandonados del Consorcio de As Mariñas (La Coruña) pues la familia del fallecido no se puede hacer cargo. Necesitan adopción urgente, si es posible, juntos. Los días corren y su vida ahora pende de esa ansiada nueva oportunidad. Este centro está en Limiñón, en el municipio de Abegondo. Para informase sobre su adopción los interesados pueden acudir a las instalaciones o bien llamar al teléfono 981 67 90 83 de lunes a viernes en horario de 9.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 18.00 horas. Los sábados se atiende al público de 9.00 a 14.00 horas.




jueves, 8 de enero de 2015

Salir a pasear de verdad con tu perro y Eric en adopción

El perro debe salir TODOS LOS DÍAS, y no le importa si llueve, nieva, estamos bajo cero o en medio de una ola de calor. No hay tiempos mínimos y máximos sino que debemos adaptarnos al animal y darle el tiempo suficiente para que olisquee, haga ejercicio, sus necesidades, se relacione y, en definitiva ejerza de perro.

Y salir significa salir. No vale bajarlo al parque cercano y sentarnos en el banco a jugar con el móvil mientras permanece atado a nuestro lado, en un radio de acción de dos metros. Por supuesto, tampoco vale usarlo como excusa para bajar a la cafetería y dejarlo amarrado a la farola de enfrente, mientras tomamos un café.

Salir a pasear con él, significa que ambos disfrutáis del paseo.


Eric es uno de los chicos que más tiempo lleva esperando una familia. Grifón adulto del 2006 es sociable con personas y perros. Atento y obediente, está educado aunque necesita buenas dosis de ejercicio para descargar energía. Contacto: dan.asociacion@gmail.com



miércoles, 7 de enero de 2015

Convivencia entre felinos y Noah buscando hogar

Los gatos, a pesar de la creencia popular, no son animales solitarios. Son seres independientes que pueden llegar a adorar la compañía de otros animales por la oportunidad que les supone de relacionarse y jugar, sobre todo si viven en un piso.

Las ventajas de la convivencia entre dos gatos son muchas: interacción, juego, comportamiento, salud, entre otros…., Para lograr estos beneficios, debemos armarnos de buenas dosis de paciencia y conocer a nuestro compañero de cuatro patas. Que dos gatos convivan en la misma casa, no quiere decir necesariamente que se lleven bien aunque tampoco lleguen a pelearse.

Los gatos son animales que necesitan un territorio propio con varias zonas definidas donde moverse, jugar, alimentarse, eliminar y descansar. Conociendo la forma de ser de nuestros gatos, podemos crear espacios diferenciados para cada uno, distribuyendo los comederos, bebederos, areneros, zonas de descanso y rascadores en las zonas propias en las que se mueve cada gato. Además, en el caso de que no se sientan excesivamente cómodos compartiendo recursos, evitaremos conflictos por cuestiones de espacio.

Si tus gatos duermen juntos, se acicalan, se rozan y comparten los mismos espacios.. las posibilidades de conflicto por territorio disminuyen pero aun así, es recomendable respetar los espacios propios, donde cada gato pueda recogerse en caso de necesitarlo.

Esto y más, en nuestro curso más felino.... http://www.perrygatos.es/gatos/tu-gato-y-tú/

Noah este precioso siamés de unos 10 meses, busca hogar. Es muy cariñoso, sociable, se lleva muy bien con perros, gatos y le encanta la compañía humana.


Si quieres darle la oportunidad que tanto se merece y de la que no te arrepentirás, escribe a dan.asociacion@gmail.com




domingo, 4 de enero de 2015

Cosas de gatos , comida y la carta a los Reyes de Chico.

Uno de los errores más frecuentes que se cometen es tratar al gato como si fuera un perro pequeño. El gato posee una serie de particularidades anatómicas, fisiológicas, metabólicas y de comportamiento que lo hacen diferente del perro. El gato conserva el patrón de alimentación de su ancestro, el gato montés africano (Felix líbica),  un depredador solitario, carnívoro estricto. De él conserva la costumbre de consumir presas de tamaño reducido y de alimentarse hasta unas 15‐20 veces por día (sobre todo al anochecer).

En el entorno doméstico el gato debería poder respetar la conducta de ingesta que mejor se adapta a su especie comiendo pequeñas raciones. Por ello debería tener acceso libre a la comida (pienso seco), a menos que el veterinario indique lo contrario, debido a alguna patología o tendencia a la obesidad.
El comedero debe estar situado en un lugar tranquilo, limpio y accesible y siempre debe tener comida. Colocar el comedero en un lugar alto, puede ser una buena opción y, sobre todo, es recomendable en las casas donde el gato convive con un perro pues, de esta forma, evitamos que el perro coma la comida del gato y nuestro gato pueda disfrutar de su comida sin preocuparse por la presencia del perro.

Si queremos que nuestro gato haga ejercicio extra, podemos disponer varios comederos pequeños escondidos a diversas alturas y en varias habitaciones. De esta forma, practicará la habilidad de la caza.

Si lo colocamos en el suelo, debemos tener la precaución de alejarlo de la bandeja sanitaria del gato (nadie quiere comer en el mismo lugar donde elimina)

Las preferencias de los gatos de casa por determinados sabores y texturas suelen aparecen en el periodo de socialización: los alimentos con los que el animal se ha familiarizado desde pequeño serán mejor aceptados, mientras que los completamente nuevos podrían ser rehusados.

Algunos gatos se sienten atraídos de forma irremediable ante cualquier alimento nuevo, (Neofilia) y, si acostumbramos al gato a cambiar constantemente de pienso, tenderá a comer más que de costumbre ante la novedad pudiendo llegar a sufrir de obesidad.

En cambio, en gatos que solo han comido un tipo determinado de comida durante toda su vida, encontramos casos que rechazan de plano cualquier otro tipo de pienso (aunque sea de la misma marca).

En estos casos, hablamos de Neofobia alimentaria. Estos gatos son generalmente muy selectivos a la hora de aceptar un alimento nuevo debido a su sensibilidad marcada hacia las características organolépticas de la comida. Esta situación puede verse incrementada en determinas situaciones (llegada de nuevas personas o animales a la casa, mudanzas, cambios...etc.). También debe tenerse en cuenta cuando el gato ha de ser hospitalizado ante cualquier intervención: Una cirugía y el eventual estado de dolor asociado, junto con el ambiente desconocido y nuevo, pueden aumentar el riesgo de rechazo de alimento y predisponer a la ANOREXIA, un problema grave sobre todo en gatos que presenten sobrepeso. Un gato que deja de comer, está poniendo en riesgo su vida por lo que, debe ser derivado al veterinario lo antes posible para que decida las medidas más adecuadas según cada caso.

Chico es un precioso felino muy muy jovencito, tan solo 1,5 años. En su carta a los reyes magos ha pedido un hogar y una familia para siempre. Es bueno, cariñoso y muy sociable tanto con perros como con otros gatos. Todo un bombón con un carácter increíble
Contacto: dan.asociacion@gmail.com



jueves, 1 de enero de 2015

De vuelta a las rutinas

Volvemos al trabajo y actividades habituales. Ya no apetece salir tanto y nos quedamos más tiempo en casa, disfrutando de nuestras aficiones, en compañía de nuestro gato, que también retoma, a su manera, cierta rutina.

Retomando horarios....

En general, los gatos son nocturnos y despliegan el mayor momento de actividad a última hora de la noche y a primera de la mañana. Sencillamente se activan y les entra la locura felina. Corren, se persiguen, saltan, cazan moscas imaginarias, vuelven a correr, trepan por los rascadores.... Resulta increíble la actividad que son capaces de desplegar, en tan solo unos segundos. Una vez pasada la euforia, cada cual vuelve a su sitio y se convierten en gatos apacibles y tranquilos.

Nuestros horarios laborales marcan los ritmos de actividad de los gatos de casa, que se levantan con nosotros (o incluso antes), se desconectan cuando no estamos en casa, y retoman la actividad en cuanto regresamos. No es raro que estén esperando nuestra llegada para reclamar mimos, atención o chuches.

Con la llegada del frío, recuperan los lugares más cálidos de la casa que suelen estar cerca de nosotros, nuestras piernas o regazo y, en algunos casos, encima del radiador encendido, donde, son capaces de pasar horas y horas tan a gusto, aunque a nosotros nos parezca increíble que no se abrasen.

Por la noche, por lo menos en mi caso, los momentos de locura felina, suelen ser muy breves puesto que, suelen estar más interesados en pillar su sitio favorito en el sofá o en los rascadores.

Cada gato tiene sus preferencias dentro de casa y es bueno conocerlas como una forma de conocer mejor a nuestro pequeño felino. Hay gatos que comparten espacio pero otros buscan cierta "intimidad".

Aunque pueda parecer que nuestro gato está loco, cuando despliega semejante actividad, es algo totalmente necesario para él puesto que le ayuda mantener activos mente y su cuerpo.

Compartiendo momentos

Los gatos se comunican con nosotros y con otros animales por medio de sonidos, lenguaje corporal, tacto y olor, y nuestro gato nos indica cuando se siente a gusto, incómodo, asustado, infeliz, o enormemente contento. Cuando bosteza, por ejemplo, nos está indicando claramente que se siente a gusto y seguro a nuestro lado. No es raro verlos bostezar, cuando están a nuestro lado remoloneando.

Cuando un gato se frota contra ti, con su cuerpo o los lados de su cara, está marcando su territorio. Suele hacerlo cuando volvemos a casa desde la calle, impregnados de olores extraños y es una forma de devolvernos el olor familiar que, según nuestro gato, debemos tener, que es el aroma conocido y seguro. Sin embargo, cuando tu gato se frota con su frente o su nariz, es una verdadera señal de afecto y te está demostrando de forma visible, el cariño que siente por ti.

Es agradable disfrutar de la compañía de nuestro gato mientras leemos o vemos la tele (a veces tarea imposible si deciden no dejarnos). Normalmente, suelen elegir colocarse encima de las piernas o a nuestro lado. Son momentos de complicidad y muy agradables para ambos pero, no nos pasemos con las caricias repetitivas. Pueden resultar molestas para el animalito que termina demostrando su disgusto, bien alejándose o bien, volviendo la cabeza hacia nosotros, para hacernos entender que no debemos continuar. Si obviamos estas señales, el gato puede decidir "poner las cosas claras" llegando a ser ciertamente desagradable así que evitemos llegar a poner al animal al límite.

El simple hecho de compartir tiempo junto a ti, es más que suficiente para tu gato. Disfruta de cada momento a su lado.

Observando y entendiendo a nuestro gato

A muchos gatos les encanta cotillear por la ventana y no es raro escuchar un castañeteo de dientes cuando algo les inquieta o excita. Es el sonido típico que emiten cuando descubren algún insecto o pajarillo pero no pueden llegar a él. Las ventanas protegidas o cerradas, ahora que llega el fresco, propician muchos momentos de estos a nuestro pequeño felino que acecha posibles presas, como cazador que es.

En algunos casos, este sonido, puede acompañarse de maullidos cortos. Es normal y no debe preocuparnos. Es parte de la naturaleza del gato.

Aunque nuestro gato disfruta enormemente de nuestra compañía, cuidados y afecto, hay ocasiones, en las que prefiere estar solo y lo indica claramente, dándose la vuelta y alejándose, con la cola hacia arriba, sacudiendo una de las patas traseras. Es una forma clara de indicarte que no quiere saber nada de ti en un buen rato. Suele ocurrir cuando administramos medicaciones que no le gustan o le sometemos a alguna manipulación que no le resulta cómoda (por ejemplo, si no está acostumbrado al cepillado o al corte de uñas).

Momentos de juego

Los gatos necesitan jugar como forma de estimular la actividad física y mental.
En un artículo anterior ya hablamos de las necesidades de juego del gato, sin embargo, hoy me pararé en el juego de puntero láser. A muchos gatos les encanta perseguir el punto de luz, pero no hay que perder de vista que, en el momento en el que empieza a perseguirlo, en realidad está cazando y poniendo en práctica sus instintos naturales.

Aparte de tener la precaución de no apuntar directamente a los ojos con la luz (estos dispositivos están diseñados con potencias bajas y bastante seguras, pero es mejor prevenir que lamentar), hay que tener en cuenta que nuestro gato está "cazando". Si tras una larga sesión de persecución, no consigue su objetivo...puede decidir buscar una presa alternativa como una planta o tus pies, o no querer volver a jugar.

Para evitar esa sensación negativa, lo óptimo es no alargar demasiado las sesiones de juego con láser, y combinarlas con otro tipo de juegos. Además, es recomendable finalizar de forma atractiva para el gato, apuntando contra algún objeto que sí pueda cazar (una galleta, una golosina, un juguete, etc). Lo importante es que gane el juego y tenga ganas de volver a jugar la próxima vez.

El ejercicio aeróbico diario, todo aquel que implica movimiento, es más que recomendable para favorecer la actividad física y mental, además de prevenir la obesidad. Lo ideal es compartir entre 10 y 15 minutos repartidos en dos o tres veces al día para jugar con el gato. Si estos periodos de juego se mantienen de forma continuada y en un horario regular, se genera de forma natural, una rutina que el gato esperará y agradecerá pues significa tiempo de calidad contigo. Además, en la mayoría de los casos, favorecerá el descanso del animalito por la noche, que también te dejará dormir un poco más a ti.

Cuando llegan visitas a casa

Apetece preparar cenas en casa con amigos y, no siempre a todos les gustan los gatos. Si te fijas bien, cuando llega alguien nuevo a casa, nuestro gato, sobre todo si es curioso, saldrá y se frotará contra él, rodeando las piernas con su cola. Con este gesto, nuestro pequeño felino, está tratando de "adivinar" el temperamento de esa persona, y de saber si es amistosa o no (si se aparta, si le acaricia o le habla...). Es una forma de saludo.

Cuanto más te empeñas en que tu gato sea sociable con las visitas, menos ganas le pondrá el animalito en ser amable. Normalmente, los gatos se acercan a las personas que menos interés muestran en ellos, puesto que evitan mirarlos directamente a los ojos (una mirada fija puede ser interpretada por los gatos como una amenaza, si no tienen suficiente confianza con esa persona), así que procura relajarte, dejar que tu gato se acostumbre a la situación y dejar que la cosa vaya fluyendo por si sola...

Si lo llamas, seguro que saldrá en dirección contraria, si lo coges en brazos, se intentará zafar, si pasas de él, se atreverá a investigar antes o después cuando haya asegurado el terreno, olfateado todo lo nuevo que hay en casa y la curiosidad venza al temor.

Llega el fresquito y el momento de disfrutar más y mejor de la compañía agradable de nuestro gato. Él también está deseando.

Félix es un gato genial que lleva demasiado tiempo buscando un hogar.
Es un grandullón adorable que sólo quiere mimos y compañía. Es sociable con otros gatos, perros y personas.
Le encanta la compañía humana, los mimos y ronronear a toda máquina mientras duerme a tu lado.
Si quieres darle la oportunidad que tanto se merece, escribe a dan.asociacion@gmail.com