martes, 7 de abril de 2015

Gatos, juguetes y Filomena buscando hogar

Los gatos exploran el mundo a través del juego cuando son pequeños y mantienen esa costumbre también de adultos. Es una forma de aprendizaje que ayuda a los gatitos a desarrollar sus aptitudes sociales, mentales y físicas.

No obstante, ojo a algunos juguetes que pueden ser peligrosos si se dejan a su alcance sin supervisión como los hilos de las cañas, los alambres de determinados móviles para gatos (que pueden enrollarse en el cuerpo o en el cuello del animal) o, incluso las asas de las bolsas donde pueden quedar atrapados con el consiguiente susto.

Si no estás delante, retira todos aquellos elementos que puedan resultar peligrosos como las cañas o los plumeros cuyos hilos pueden ser ingeridos o quedar anudados al cuerpo del animal. Evita dejar bolsas de plástico al alcance y, en caso de dejarles alguna, que sea de papel (que se puede desgarrar) con la precaución de retirarle las asas para evitar que se queden enganchados.


Filomena tiene en torno al año y medio e iba a diario a una casa a pedir comida y unos pocos mimos. La vida en la calle y entre coches es muy dura y peligrosa para cualquier gato.

Esperanza Felina pudo rescatarla con ayuda de una personita muy especial  que se ha convertido en su ángel de la guarda. Filo es una gata parlanchina a la que le gustan mucho los mimos, se roza con tu pierna hasta que consigue que la dediques tu atención.

Hay tres cosas que la encantan 
  • ·     Cotillear por la ventana todo lo que pasa y se mueve
  • ·        Comer, deja los cuencos relucientes…
  • ·        Y después retirarse a su camita con un disco calentito para descansar.

Aunque también tiene sus momentos de locura, de corretear y volverse loca jugando con los ratoncitos de peluche.
Para más info sobre “la Filo” y el proceso de adopción, escribe a adopcionesesperanzafelina@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario