miércoles, 8 de abril de 2015

Un perro te cambia la vida....

De repente, tienes a tu cargo a un ser vivo y toda tu vida sufre un vuelco en horarios y rutinas nuevas. 

Te tienes que levantar más pronto para sacarlo a pasear o limpiar lo que ha ensuciado; Haces más deporte y paseas más te guste o no, te apetezca o no; Te acuestas más tarde porque tienes que recuperar el tiempo que inviertes en su educación o en los paseos; Si sales a cenar con amigos, a la vuelta y por muy cansado que estés, toca sacarlo un rato; No puedes faltar de casa durante muchas horas seguidas, puesto que te está esperando; Tienes limitados los lugares donde puedes ir con él; 

Cambia tus gustos literarios y, de repente, te encuentras leyendo libros sobre perros con la esperanza de encontrar la clave para educarlo, para que deje de tirar, de ladrar o de las dos cosas; No tienes un minuto de intimidad porque, si te descuidas, te acompaña hasta el aseo….. Como en toda relación, te aporta pero te obliga a renunciar a ciertas rutinas anteriores.

Como toda relación, necesita un periodo de ajuste y de adaptación para que funcione.

Tu perro no dejará nunca de sorprenderte ante las muestras de cariño que te ofrecerá cada día; Podrás aprender junto a él; Disfrutar de la compañía de otros perros y personas; Asombrarte ante la cantidad de expresiones diferentes que puede llegar a adoptar y de sonidos que es capaz de emitir para llamar tu atención; Descubrirás cientos posturas acrobáticas a la hora de dormir, y aprenderás a identificar sus necesidades de salir y, también cuándo ya ha tenido suficiente y está deseando volver a casa.

Y sobre todo, recibirás muchísimo de él, porque os aseguro, que tu perro te cambia la vida totalmente, aunque para ello, debes estar dispuesto a asumir el reto y a renunciar a ciertas comodidades y rutinas de tu anterior estilo de vida, para ganar otras muchas experiencias a cambio.

Chelu es de esos perros que te cambian. Sociable, cariñoso, divertido y de lo más activo. Ideal para personas amantes del aire libre, el deporte y la naturaleza.




No hay comentarios:

Publicar un comentario