miércoles, 29 de julio de 2015

Eligiendo comederos en función del perfil detu perro

Un perro grande, necesita un comedero grande, al igual que un perro pequeño necesita un comedero pequeño. Es algo sencillo y evidente pero, para acertar de pleno, además del material (plástico, cerámica, vidrio, acero...), deberás tener en cuenta las características físicas de tu compañero de cuatro patas.

Así los perros grandes y/o altos agradecen comederos elevados que evitan estrés y daños cervicales a largo plazo.

Los de orejas largas necesitan comederos de boca estrecha o con forma de cono invertido para mantener las orejas fuera y evitar que se manchen mientras comen.

Para perros de hocico corto, preferimos comederos poco profundos que facilitan la accesibilidad a la comida y evitan presión en la zona del cuello.

Por el contrario, para perros de hocico corto, mejor comederos profundos para dar espacio a nariz y boca.


Finalmente, para los cachorros, mejor comederos adaptados a su tamaño pero poco profundos para facilitarles la tarea.



No hay comentarios:

Publicar un comentario