jueves, 30 de julio de 2015

Estamos de baja

Siempre insisto en la importancia de desparasitar periódicamente a nuestros animales de compañía, de controlar las zonas por donde paseamos con nuestro perro y los contactos con otros perros desconocidos. Hoy aún más!

A pesar de la constante innovación y eficacia las medidas de protección (desparasitantes, pipetas y collares), desgraciadamente no existe garantía al cien por cien, de limitar completamente el riesgo.

Ras sufre Piroplasmosis, una enfermedad causada por un protozoo hemático que exclusivamente infecta eritrocitos y que se transmite a través de garrapatas duras. El periodo de incubación de la enfermedad es de 10 días a 3 semanas.

Aunque se ha demostrado que solo el 2-4% de las garrapatas son portadoras de patógenos, el método de elección para la prevención de estas enfermedades se basa en un control eficaz del vector ya que no existen vacunas disponibles que protejan a los perros y/o gatos frente a la infección por E. canis, A. hagocytophilum y A. platys.

No obstante, y a pesar de los medios de prevención actuales, la eficacia es alta pero no total y no se puede descartar la adhesión aislada de garrapatas después del tratamiento. Por esta razón, no se puede excluir completamente la transmisión de enfermedades infecciosas a través de garrapatas, si las condiciones del entorno son desfavorables.

Ante cualquier sospecha de que tu perro no está bien, consulta rápidamente a tu veterinario. En nuestro caso, la rápida intervención veterinaria ha sido clave para descartar sospechas de otras posibles patologías y concentrar los esfuerzos en el tratamiento de la enfermedad.

Pasos a seguir para evitar una infestación por garrapatas y reducir los riesgos de Enfermedades Trasmitidas por Garrapatas ETG:
·        Evita o limita el acceso a zonas con una alta densidad de garrapatas o en épocas del año donde se sabe que la actividad de la garrapata es más alta.
·        Inspecciona a los animales en busca de garrapatas y elimina cualquiera que se encuentre.
·        Usa acaricidas de acción residual y resistentes al agua. Por sus hábitos de limpieza, los gatos suelen estar menos afectados por las ETGs que los perros. Aun así, cuando las garrapatas son un problema en los gatos deben de ser controladas con un acaricida apropiado. ADVERTENCIA: los piretroides sintéticos muy concentrados o amidinas (si están registrados solo para su uso en perros) son tóxicos para los gatos.


NachoVeterinario Perrygat ha dedicado su último post a las enfermedades transmitidas por garrapatas, qué son, cómo prevenirlas y detectarlas para poder actuar rápidamente. Al fin y al cabo es como una mala lotería y, esta vez y a pesar de todos los medios, nos ha tocado a Ras y a mí. Sin embargo, este tipo de información es vital para el propietario pues posibilita que, una vez advertidos síntomas, el animal pase a manos del veterinario para poder tratar la enfermedad. Gracias!!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario