martes, 14 de julio de 2015

La llamada y Vega en adopción

Quizá la señal más importante en la vida de un perro, es la llamada. Una buena llamada puede ahorrarnos mil y un disgustos a los propietarios y más de un susto o accidente a nuestro perro.

Durante el paseo, nuestro perro puede llegar a afrontar situaciones de cierto riesgo como, por ejemplo, las carreteras, perros o personas poco amistosas o que sienten miedo ante los animales, zonas de basura donde puede acercarse con intención de comer algo que, con toda probabilidad no estará en buen estado…

Lo deseable es comenzar desde pequeños para que aprenda como si se tratara de un juego. Es cierto que algunas razas tardan más que otras en aprender, pero independientemente de la edad o la raza, todos los perros consiguen aprender si nos esforzamos e invertimos el tiempo necesario para esta tarea.

Para lograr el objetivo recomiendo una serie de pasos que te explicamos en este enlace:


Vega es una perrita de unos 9 años, de lo más dulce y buena que fue rescatada mientras vagaba por el lateral de una carretera. Es de tamaño pequeño-mediano y muy sociable y cariñosa con personas y otros perros. Al no estar identificada, nadie la ha reclamado. Ahora se recupera de la desnutrición y deshidratación mientras se recupera la infección de oídos que también tenía (probablemente por el tiempo que ha pasado sola en la calle).

Busca referencia constante y no se despega de los cuidadores. Tan solo necesita contacto con personas y mucho amor. Buscamos adopción o acogida urgente para que pueda disfrutar de la vida en familia que merece








No hay comentarios:

Publicar un comentario