jueves, 22 de octubre de 2015

Quién elige a quién

Si tienes pensado adoptar un gato, tómate tu tiempo e intenta conocer al animal en su hábitat. Solo a través de una foto será difícil averiguar si estáis hechos el uno para el otro.

Aunque hay ciertas ventajas en adoptar un gatito joven, un gato adulto cuyo carácter podamos valorar en el contexto en el que va a vivir puede ser una estupenda opción a tener en cuenta. Hay muchos animales buscando un segundo hogar y son buenos candidatos si reúnen los factores necesarios en función de la familia de destino ya que, por ejemplo, un cachorro necesitará más atención y estimulación además de tener mucha más energía que, por ejemplo un adulto. Además, estos últimos tienen el carácter formado y no suele haber sorpresas puesto que lo que vemos sobre el terreno es lo que hay.

Si puedes visitarlo, observa cómo se mueve en su territorio. Lo ideal es salga a conocerte al poco tiempo y que curiosee de forma tranquila sin esconderse ni rehuir. Es una buena prueba de que le gustas.

También vale la pena valorar la socialización y dentro de ella, la tolerancia a los desconocidos. Deja que se acerque. Lo ideal es que se aproxime a olernos a los pocos segundos de vernos, que se deje acariciar y que busque el contacto.

Si lo piensas estás invitando a un gato a formar parte de tu familia así que, tómate tiempo y deja que el gato también te elija a tí.

Baileys es un gato genial. Jovencito, divertido, sociable y muy cariñoso acaba de estrenar acogida mientras  espera su adopción definitiva.




No hay comentarios:

Publicar un comentario