viernes, 29 de enero de 2016

Los perros también sueñan

Seguro que, si sois observadores, os habréis fijado en más de una ocasión, que vuestro perro, sueña durante el descanso. En esos momentos, podemos verlo  temblar, pedalear con las patas como si estuviera corriendo, gruñir a pajaritos invisibles e, incluso lanzar bocaditos, reproduciendo un juego. A nivel estructural, el cerebro de un perro es similar al del humano. Los investigadores han utilizado el electroencefalograma (EEG) para demostrar la existencia de actividad cerebral canina. Tras varias pruebas han encontrado que los perros, durante el sueño, tienen ondas cerebrales similares al de una persona y pasan por las mismas etapas de actividad eléctrica que ha sido observada en los seres humanos.

¿Qué sueña tu perro?

Como no podemos preguntar a los perros qué sueñan durante el descanso, es difícil saber a ciencia cierta lo que pasa por sus mentes aunque, de acuerdo a la observación y a las últimas investigaciones científicas, existen evidencias de que los perros sueñan con actividades que son comunes para ellos. Es probable que los perros sueñen de manera similar a los seres humanos, repitiendo las actividades cotidianas que conforman su existencia, como perseguir posibles presas, jugar y comer. Por ejemplo, quizás cuando el perro ladra o gruñe, probablemente significa que él está reviviendo un recuerdo de una situación que le llevó a ladrar o gruñir en la vida real.

No es descabellado pensar que también sufren de pesadillas pues, en algunos casos lo veremos inquieto, moviéndose mucho e incluso, vocalizando. No se puede asegurar a ciencia cierta que, nuestro perro, esté atravesando un mal sueño, pues quizá, lo que vemos sea la consecuencia de estar reproduciendo una persecución en sus sueños o mostrar un excesivo entusiasmo ante un posible juguete nuevo.

Al igual que nos sucede a los humanos, los perros tienen fases de sueño diferentes y tras la etapa de sueño ligero, entran en una etapa de sueño profundo en el que su respiración se vuelve más irregular y tienen movimientos oculares rápidos (Rapid Eyes Movement o fase REM). Es durante esta fase de sueño REM en la que realmente se presentan los sueños, con un hilo argumental aunque sea absurdo. y, a menudo, tienen lugar los movimientos involuntarios. Los perros pueden patalear como si se estuvieran jugando y respirar rápidamente o contener la respiración durante períodos cortos.

No todos los perros sueñan igualmente. Según los científicos, los perros pequeños sueñan más que los perros más grandes. Un caniche Toy puede soñar una vez cada diez minutos, mientras que un Golden Retriever sólo puede soñar una vez cada 90 minutos. El sueño también parece ocurrir con más frecuencia en los cachorros. Esto puede deberse a que a esa edad están procesando la adquisición de grandes cantidades de información y nuevas experiencias.

Déjalo dormir y descansar…

Los perros, como los humanos, necesitan dormir sin interrupciones para tener una buena actividad mental y física. Dormir lo suficiente es vital para que tu perro pueda recargar sus baterías y mantenerse saludable. Si alguna vez has sentido tentaciones de despertar a tu perro durante un sueño, trata de contenerte y más si el animal muestra signos de inquietud o de estar soñando de forma activa. Además de resultar muy desconcertante para tu perro, podría hacerte daño o incluso morderte sin querer, si está en plena fase de un sueño activo, así que, mejor, déjalo que duerma.

Los perros pueden ladrar durante el sueño y resultar una molestia para ti y los vecinos, pero es mejor dejarlos. Igual tienes que revisar sus rutinas de paseo y ejercicio y controlar aquellas actividades que lo sobreexcitan, sobre todo si se acerca la hora del descanso.

El descanso es necesario para ambos así que, a disfrutadlo.

Y para este fin de semana os proponemos pensar más en perro. Disfrutar del momento, del paisaje, de la compañía y simplificar.


Os aseguro que es un ejercicio estupendo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario