lunes, 18 de enero de 2016

Ritual de aseo felino y Chico en adopción

Si alguna vez os fijáis bien en el ritual de acicalamiento de un gato, comprobaréis que siguen un orden concreto. El gato se instala sentado y comienza por lamerse los labios. A continuación, humedece el lateral de una pata y se lava la parte de la cara correspondiente a ese lado nariz, ojos y orejas. Repite la secuencia en el otro lado.

Cuando la cara está limpia, empieza por las patas delanteras, hombros y laterales. A continuación, se centra en las patas traseras, primero la parte exterior y luego la parte interior seguido de la zona genital. El proceso concluye con el acicalamiento de la cola, empezando por la base hasta llegar a la punta.

Hay zonas donde el gato no puede llegar por sí solo, como por ejemplo, detrás de las orejas y en la base del cuello. Por eso, le encanta que le acariciemos en esos puntos  aunque también agradece que otros gatos amigos, se encarguen de la limpieza de esas zonas.

Chico es un gato genial, todo un bombón con un carácter increíble y muy sociable tanto con personas, perros como con otros gatos. Vive en acogida con otra gatita también adoptada con la que se lleva así de bien.

Si quieres ver más fotos o vídeos pincha en:






No hay comentarios:

Publicar un comentario