martes, 8 de marzo de 2016

Comida, juguetes y gatos en forma

Nuestro gato doméstico realiza varias pequeñas comidas repartidas a lo largo del día (entre 18 y 20 tomas diarias, es decir, el equivalente a unas 15 presas pequeñas). En la naturaleza, debe "emplearse" a fondo en cazar la comida pero en casa, lo tienen mucho más fácil.

No obstante, la vida sedentaria provoca que muchos gatos de casa sufran de sobrepeso por lo que, una buena forma de ayudar a nuestro gato a mantener la línea, es convertir la hora de la comida en un juego, emulando la actividad de caza que se daría en la naturaleza. Para ello, os dejamos unas cuantas recomendaciones:

  • Deja alimento seco a libre disposición en varias ubicaciones para favorecer que se mueva.
  • El uso de juguetes interactivos dispensadores de comida permite al animal comer más lentamente al mismo tiempo que ejerce cierta actividad física. En este punto hay que ser constantes y usar únicamente el juguete como si fuera el comedero. Si tiene más puntos de alimentación fáciles, es muy posible que pase del juguete y vaya a lo seguro. En el mercado podemos encontrar un montón de juegos que estimulan la inteligencia y el movimiento de nuestro gato: Circuitos, tententiesos, bolas que se pueden rellenar con comida y precisan del movimiento para extraer el pienso… Una simple caja de cartón con agujeros puede servir.... De esta manera, estimulamos la conducta de caza y exploración del animalito mientras se gana la comida.


Si es preciso poner al gato a régimen, consulta con el veterinario sobre el alimento más conveniente. Más que restringir, se trata de buscar la opción que menos le engorde pero que no le cree ansiedad. No hay peor cosa para un gato que la ansiedad por la falta de alimento.

Si tu gato come sin control hasta el punto de ponerse enfermo, consulta con tu veterinario para descartar patologías como diabetes o hipertiroidismo que pueden ser tratadas y ayudan a mejorar la calidad de vida del animal.

Chico es un gato gordito que está poniendo todo de su parte para lograr ponerse en forma, siempre bajo control y supervisión. Está en acogida donde se porta estupendamente mientras espera una familia definitiva. Guapo, ronrón y de lo más cariñoso, está acostumbrado a la compañía humana y peluda.





No hay comentarios:

Publicar un comentario