jueves, 5 de mayo de 2016

Cuando pasear es mucho más que andar sujeto a una correa

La correa ha de ser un elemento de comunicación entre perro y guía. Nos encantan las correas que dibujan una línea curva a modo de "sonrisa" cuando se pasea, porque significa que no hay tensión y es muestra de buena relación, complicidad y apoyo entre ambos.

Aprender a disfrutar de los paseos con y sin correa es fundamental.




No hay comentarios:

Publicar un comentario